Intro

Copyright: Rose Epple

¿Cómo se manifiesta la crisis de la que todos hablan? ¿Se han transformado las ciudades? ¿Y cómo podemos superar la crisis?
Desde 2013 se han intercambiado los diagnósticos de Lisboa, Madrid, Berlín, Turín y Toulouse en los foros y exposiciónes We-Traders. A partir de 2015, nuevas perspectivas de We-Traders se sumarán desde Bruselas. Aquí, algunas muestras de otoño 2013.

 

Crisis y ciudad

En muchas ciudades del suroeste de Europa, y también en Alemania, se están manifestando las consecuencias de la crisis financiera. La especulación inmobiliaria trae consigo falta de vivienda y a la vez casas vacías, desplazando a las capas sociales económicamente más débiles a la periferia de las ciudades. La polarización social aumenta y algunos grupos de población concretos, como por ejemplo los jóvenes, se ven excluidos de un desarrollo con posibilidades de futuro. Cada vez son más urgentes las medidas ecológica y socialmente compatibles, así como la búsqueda de soluciones para casos demográficos extremos, como el aumento rápido de la población o su fuerte disminución.

Democracia y ciudad

Con la crisis, en el desarrollo urbano aumenta la valoración de las iniciativas particulares. En numerosos lugares el urbanismo ya se abre a procedimientos participativos y cooperativos. Las razones de tal cambio de paradigma son diferentes entre sí y abarcan desde las arcas municipales vacías que piden a gritos proyectos de bajo coste, hasta el vacío social que conlleva un crecimiento excesivamente rápido; la idea clave es la falta de sentido cívico. Los medios digitales también refuerzan las exigencias de transparencia y participación ciudadana.

Mercado y ciudad

Desde el punto de vista del urbanismo, el concepto de mercado es especialmente interesante, porque en él reside el origen de lo urbano. Históricamente hablando, la existencia de un mercado es un criterio necesario para cualquier ciudad. Los mercados permiten el intercambio de mercancías, habilidades y conocimientos. De este modo, la ciudad se mantiene abierta a las transformaciones y se hace cosmopolita. Pero, ¿qué hacer cuando los mercados fracasan y se ponen en entredicho a causa de la especulación? Ya es hora de que configuremos nuestros propios mercados y redefinamos las relaciones entre valor, beneficio y bien común: ¡Bienvenidos a We-Traders!

Texto: Angelika Fitz