Job

Línea directa con el país adonde emigrar

Foto (Ausschnitt): Photo (detail): Service (CC BY-SA 2.0) by  kohlmann.sascha

Foto (Ausschnitt): " Service" (CC BY-SA 2.0) by  kohlmann.sascha 

En EE.UU. se está cociendo a fuego lento un melting pot. Estados Unidos sigue siendo todavía el destino de emigración más solicitado del mundo y tiene fama de ser la catapulta capaz de ascender al lavaplatos a la categoría de millonario. En Alemania la cosa es bastante diferente.

Aquí no se está cociendo ningún melting pot, aquí lo que se está cocinando a fuego lento es un caldo enteramente propio en materia de emigración. En cualquier caso, estamos muy lejos de ser un “crisol de culturas”, las palabras clave típicas son más bien “multikulti” (pronunciada con un tonillo escéptico) o “integration” (casi siempre en tono reivindicativo). No tenemos más que mirar a nuestro alrededor: en Alemania la inmigración también determina cada vez más la cultura del país. Nuestras ciudades son más multicolores y las conversaciones en las fiestas más interesantes.

Hace un par de semanas se ha dado a conocer de forma totalmente oficial: la OCDE anunció que aproximadamente 465.000 inmigrantes se han establecido de forma permanente en Alemania a lo largo del año 2013. Segundo puesto por detrás de EE.UU. Inmediatamente se abrió un debate en los periódicos y en los programas de televisión: por lo visto hasta ahora los alemanes no se consideraban realmente a sí mismos como un país receptor de emigración. Tenían que verlo documentado con cifras para creerlo.

Un debate de este tipo puede ser muy útil porque de hecho hacen falta clases de refuerzo en la materia, sobre todo por lo que respecta a la cultura de la bienvenida: en varias ciudades alemanas se observa cómo al mismo tiempo que cobra fuerza el término “país receptor de emigración” se intensifica también toda una colección de resentimientos, miedos, ignorancia y prejuicios que se ha bautizado a sí misma con el nombre de “Pegida”. Los manifestantes pertenecientes a este movimiento no quieren saber nada de una cultura de la bienvenida en una Alemania receptora de emigrantes.

Propuesta para una cura suave: quizá sirva de ayuda un curso de yoga obligatorio para todos aquellos que todavía no están en situación, ni motora ni mental, de alzar los brazos, extenderlos, abrirlos ampliamente y dar la bienvenida a todas esas personas que han elegido Alemania como su nueva patria o su patria provisional.
A la vista de las cifras facilitadas por la OCDE, el gobierno federal ha decidido dar ejemplo y recalca sistemáticamente el concepto “cultura de la bienvenida” en discursos, alocuciones y declaraciones. Esa “cultura de la bienvenida” se debe fortalecer/cultivar/ampliar, exhortan casi al unísono los miembros del Bundestag. Esta cálida bienvenida va dirigida sobre todo a los trabajadores cualificados procedentes del extranjero que Merkel y compañía quieren motivar para que opten por Alemania.
Pero como las cálidas palabras no pueden consolidar por sí solas una cultura de la bienvenida, el gobierno federal ha decidido ofrecer también ayuda práctica: una línea de teléfono directa para trabajadores cualificados internacionales se encargará de que Alemania resulte más atractiva como destino adonde emigrar. Concretamente, los trabajadores cualificados, estudiantes y aprendices interesados en emigrar podrán informarse a través de ella para resolver cualquier duda sobre temas tales como la entrada y la estancia en el país, cursos de alemán, búsqueda de empleo o convalidación de títulos profesionales. La información se facilita en alemán o en inglés de lunes a viernes entre las 9 y las 15 horas. El número de teléfono directo es 0049 - (0)30 - 1815 1111. Aunque probablemente un número de teléfono no pueda resolver el problema de la torpeza motora de algunos alemanes, esperamos en que cuando llaméis encontréis ayuda y respuestas a vuestras preguntas. Y si ya habéis tenido experiencias con esta línea directa (buenas o malas) nos alegrará que las expongáis en nuestra página de Facebook, ¡allí también sois bienvenidos!

Karin Janker,
viene de Regensburg, al sur de Alemania. Mientras cursó la carrera de Periodismo, realizó prácticas profesionales en Buenos Aires, donde además investigó sobre la dictadura militar argentina como parte de su proyecto fin de carrera. Tras alcanzar su Diplomado en Periodismo, realizó exitosamente un Masterado, en el cual se concentró en el estudio de la literatura, filosofía y la historia del arte. Durante este periodo sus estudios, Karin trabajó con varios medios impresos alemanes.

Copyright: rumbo @lemania
Febrero 2015

Este texto es una traducción del alemán.
Enlaces sobre el tema

Rumbo Alemania - Blog

Rumbo a Alemania - el blog para jóvenes nómadas

Mein Weg nach Deutschland

Una página web para estudiantes del alemán con juegos, videos e informaciones prácticas sobre la vida en Alemania.

Migración e integración

La migración transforma culturas