Sobrevivir

El arte de separar la basura

Foto (Ausschnitt): Watt-für-Bilder @flickr, CC BY 2.0Photo (detail): Watt-für-Bilder @flickr, CC BY 2.0

Foto (Ausschnitt): Watt-für-Bilder @flickr, CC BY 2.0


A los Alemanes les gusta ordenar – reparten, desmembran, clasifican, y desensamblan. Y porque a este punto su trabajo no está terminado, también les gusta montar las cosas que antes habían desensambladas. Para que lo que queda pueda encontrar un nuevo objetivo. Por ejemplo, botellas de vidrio o papel.

La idea del reciclaje es tan viejo como la Roma antigua. En aquellos tiempos no se conocía a las máquinas pero al menos fertilizaban el suelo con estiércol. Entonces, nadie separaba su basura, eso es cierto.
En Alemania un nuevo sistema basándose en colores para la separación de basura fue introducido en los primeros años de los noventas. Contenedores azules para papel, marrones para compost, amarillos para embalajes y grises para el resto. De los 450kg de basura que cada Alemán produce a lo largo de un año, unos 45% van a parar en el contenedor gris. Más de la mitad es separada. Además los comerciantes están obligados a aceptar electrodomésticos defectos que habían sido devueltos por los clientes. Y por supuesto tienen que desecharlos apropiadamente.

Para pilas hay una caja en casí todos los supermercados. Y medicamentos caducados los llevamos a la farmácia, teóricamente, por lo menos.
Para todo lo demás, la mayoría de ello son residuos voluminosos, hay el „Wertstoffhof“ – una corte con contenedores diferentes llevada por la administración municipal. Al contrario de los contenedores de basura de colores diferentes (en algunos lugares son sacos de plástico) que son parte de la recogida de basura, uno mismo tiene que llevar los objetos más grandes a ese corte. A mucha gente esto es demasiado trabajo. Por eso de vez en cuando se ve sofas viejas y estanterías retiradas y casí completamente aplomadas en la calle con rótulos que dicen „regalo“. A veces esas cosas están en bastante buen estado y encuentran un hogar nuevo, hasta sin el sistema de reciclaje oficial, que se llama „Duales System“ en Alemania.

Reciclaje - un poco diferente

Para alguna gente la separación de basura no es suficiente. Se quedan con los objetos retirados y forman algo nuevo, por ejemplo para la vida cotidiana o algo artístico. Una escultura o un collage, una lámpara o a veces hasta un mueble. Es reciclaje en pequeña escala – basura se hace materia prima para un producto nuevo.
En Berlín se puede encontrar un almacén lleno de basura. La asociación „Kunst-Stoffe“ se ve como un centro de repartición de metal, azulejos, material de decoración, pintura, madera, tejidos, plástico, folio, material celular y otros objetos que sirven para „materiales para la cultura“ como lo pone la asociación. Hasta vitrinas de museos están disponibles. Aparte del recogimiento, „Kunst-Stoffe“ ofrece talleres y proyectos para el diseño creativo con la basura.

A través de esas ofertas quieren patrocinar el desarrollo de una conciencia ecológica. Esto también es la meta de „proyectos de basura“ que tienen lugar en muchas escuelas primarias alemanas. Él que entiende el provecho de la separación y el recogimiento de la basura, luego ayudará que el contenedor gris no se llene tan rápidamente.
Y a lo mejor habrán algunos que se hacen famosos a través del arte de basura como Justin Gignac de Nueva York quien tuvo la idea para una forma de reciclaje muy sencilla y lucrativa. Toma basura que encuentra en la calle, lo pone en un cubo de plexiglás y lo vende por 50 doláres a turistas, en primer lugar. Se queda la pregunta porque ningún Alemán fue tan astuto.



Andrea Gehwolf

Copyright: Todo Alemán
Marzo 2010

    Rumbo Alemania - Blog

    Rumbo a Alemania - el blog para jóvenes nómadas

    Mein Weg nach Deutschland

    Una página web para estudiantes del alemán con juegos, videos e informaciones prácticas sobre la vida en Alemania.

    Migración e integración

    La migración transforma culturas