Sobrevivir

"Mia san mia"

© Elias Rodriguez

La locura se desató horas antes del partido. Desde las seis de la mañana gentes de todas las nacionalidades se apiñaban en las carpas y las cervecerías al aire libre de la Oktoberfest en Múnich. La capital del land bávaro volvía a brillar con sus más espléndidos colores y trajes típicos. Y, como bien saben sobre todo los exigentes hinchas muniqueses, en esos días el fútbol tiene por lo menos la misma importancia que la mayor fiesta popular del mundo.

Primer martes de la Oktoberfest. Y precisamente el underdog de Paderborn, la sensación del momento por haberse convertido en líder de la primera división, jugaba en el Allianz Arena decidido a aguarle la “más bella estación del año” al campeón récord FC Bayern. Hasta ese momento los jugadores del entrenador Pep Guardiola no habían empezado la temporada con buen pie y, sorprendentemente, estaban en el pelotón de la clasificación.

Totalmente asumido: ¡prohibido perder!

Guardiola también ha acabado por enterarse de que en el club rigen tres reglas imprescindibles para la supervivencia:

1.) No pierdas ningún partido frente al Borrussia Dortmund

2.) "Mia san mia" ("Nosotros somos nosotros" – lema del FC Bayern)

3.) Nunca pierdas un encuentro durante la Oktoberfest – ¡y menos aún si es un partido en casa!

Así que empleó a su equipo más fuerte contra el SC Paderborn, cosa que sorprendió durante los preparativos del partido a André Breitenreiter, el entrenador del equipo contrincante. “Los grandes bávaros emplean toda la artillería contra nosotros”.
Los jugadores del Paderborn se lanzaron inmediatamente al ataque sin el menor miramiento y en los primeros cinco minutos hicieron tambalearse a la defensa bávara con jugadas muy logradas. Pero el favorito se rehizo rápidamente y empezó a extasiarnos a todos los que estábamos en la grada. La fracción asiática de asistentes a la Oktoberfest sentada a mi alrededor no se cansaba de ver los exquisitos goles de Mario Götze (2), Robert Lewandowski y Thomas Müller. El ambiente en el estadio era tremendamente alegre, pues muchos visitantes extranjeros venidos directamente de la Oktoberfest habían conseguido entradas baratas. Turistas procedentes de todos los rincones del mundo se mezclaban con los duros ultras de Südkurve, se escucharon incluso coros en español. Resultado: una mezcla total, un ambiente de lo más internacional. Cada vez que, por ejemplo, Juan Bernat o Xabi Alonso se hacían con el balón un alegre y achispado “olé” vibraba en el estadio.

Líderes hasta el ultimo segundo

Nuestros respetos a los casi 800 seguidores que habían venido acompañando al equipo de Paderborn y que celebraron sonoramente su juego aclamándolo como líder literalmente hasta el ultimo segundo del partido, hasta que finalmente, al cabo de 93 minutos de juego y 4 goles a 0, los muniqueses reemplazaron de facto al SC en el primer puesto de la clasificación.
En la rueda de prensa tras el partido Breitenreiter felicitó con toda justicia a ese “equipo maravilloso” y anunció que, por su estupendo comienzo de partido, sus jugadores se habían ganado una visita a la Oktoberfest. Y así fue, el miércoles festejaron todos juntos y de muy buen humor en una de las carpas.

Elias Guerrero Rodriguez Vázquez

Copyright: rumbo @lemania
Octubre 2014

Este texto es una traducción del alemán.

    Rumbo Alemania - Blog

    Rumbo a Alemania - el blog para jóvenes nómadas

    Mein Weg nach Deutschland

    Una página web para estudiantes del alemán con juegos, videos e informaciones prácticas sobre la vida en Alemania.

    Migración e integración

    La migración transforma culturas