Jóvenes periodistas

Escribir para la web: ¡Internet es diferente!

Foto: Colourbox.de



Aquí recibirás recomendaciones concretas para que tus textos en la red sean leídos.

1) Principios generales

  • Ve al grano.
  • No olvides que tu público suele leer los textos de forma superficial y luego dejarlos a un lado.
  • Proponte informar en lugar de hacer gala de tus conocimientos.
  • Incluye señales que orienten al usuario en la lectura.


2) El lenguaje correcto
Los usuarios de Internet provienen de todas partes del mundo. La lengua en la que están escritas sus páginas web no es para muchos de ellos la materna, y a veces ni siquiera su primera lengua extranjera. Por lo tanto, escribe de forma tan sencilla como te sea posible.

  • construcciones gramaticales simples
  • nada de juegos de palabras, bromas, referencias culturales específicas o jergas
  • ausencia de abreviaturas


3) No extender demasiado los textos
A nadie le gusta leer textos largos en pantalla. Los usuarios quieren obtener rápidamente una idea del contenido y de la finalidad de una página web. Por lo tanto: para hacer el texto más digerible, dividirlo en muchos "bocados" pequeños de párrafos claramente identificados con sus respectivos encabezados.


4) Estructurar los textos
A diferencia de lo que sucede con los documentos impresos, en Internet no se lee de arriba hacia abajo ni de principio a fin. De ahí que el lector necesite párrafos, títulos, imágenes y enlaces para orientarse. Organiza tu texto de manera que el usuario pueda lo más rápidamente posible formarse a vuelo de pájaro una idea general de su contenido.

Títulos: Según el tipo de texto, utiliza títulos claros o títulos incitadores de la curiosidad, y eventualmente algún subtítulo que parafrasee el asunto tratado o que precise un poco más el significado del propio título.

El “enganche” o teaser: Despierta la curiosidad con un pequeño “enganche”. El teaser o texto introductorio debe estar formulado de forma tal, que el usuario pueda decidir si quiere o no leer el texto completo.

Párrafos y encabezados intermedios: facilitan la orientación.

Recuadros informativos: proporcionan una visión sinóptica de hechos adicionales, antecedentes, etc.


5) Redactar bien
Escribir poniéndote en el lugar de los demás: Trata de pensar como lo hace tu grupo destinatario. Casi siempre vale el siguiente principio: Lo que el usuario de una página Web quiere averiguar lo antes posible es: “Y ¿qué gano yo con esto? ¿Merece esto la pena?”

Escribir de forma personal: Dirígete directamente a tu lector. Un “tú” desenvuelto (en páginas para jóvenes) y un “nosotros” solidario resultan más personales que una oración repleta de “extraños”.

Escribir de forma inequívoca: Llama a lo mismo siempre por el mismo nombre. Por ejemplo, para referirte a un festival de cine no uses primero la palabra “festival” y luego la palabra “concurso”.

    TransEur(H)opeTheatre

    40 Jugendliche aus 4 Ländern treffen sich, um ein Theaterstück auf die Bühne zu bringen

    Proyectos actuales

    Proyectos actuales del
    Goethe-Institut Madrid

    Step into German

    Entra al fascinante mundo de la música alemana y del deporte favorito de los alemanes, fútbol.