Literatura infantil y juvenil alemana

“Mis ilustraciones no pretenden arrollar”. Quint Buchholz, pintor e ilustrador

Quint Buchholz; © Emil RothweilerMás de 20 años lleva ya el pintor Quint Buchholz ilustrando también libros para niños. En la entrevista nos explica cuál es la fuerza de las imágenes y por qué requieren mucho tiempo y calma, no solo en su proceso creativo, sino también para contemplarlas.

Señor Buchholz, ¿por qué pintar para libros infantiles tiene para usted un atractivo tan particular? 

Las imágenes y las historias dejan marcada desde el principio nuestra imaginación, nuestros sueños, nuestros anhelos, nuestra fantasía, dentro de un espacio de tamaño infinito que en general no consideramos parte de la realidad, aunque sin embargo constituye una parte inmensamente importante de nuestro ser. Ayudar a ese proceso y trabajar con ese espacio y en ese espacio es todo un regalo, además de una tarea de extraordinario interés y de lo más variopinto.

Quint Buchholz: Die große Langsamkeit

De niño, usted solía pintar cuando se aburría. ¿Por qué pinta hoy? 

Para esa pregunta hay distintas respuestas: por ejemplo, para descubrir y comprender algo del mundo y de mí mismo al pintar. A veces, también para hablarles a los demás de una belleza que cada vez nos resulta más difícil de encontrar. Por supuesto, también pinto porque mis imágenes sólo sé pintarlas... no decirlas, ni escribirlas, ni bailarlas, ni tocarlas con el violín. 

Sus ilustraciones irradian una quietud mágica. ¿Cómo encaja esto en el mundo de los niños de hoy? 

Quint Buchholz: „O.T. Mann und Kuh mit Masken“; © Quint Buchholz Seguramente, no es que mis ilustraciones tengan algo que decir a todos los niños, lo cual tampoco podría ser así de ninguna manera. Los hay que las encuentran aburridas sin más, cosa que quizá también pueda deberse a una habituación a la inundación de estímulos que causan los modernos medios de comunicación.

Pero creo que, precisamente en este mundo con frecuencia tan ruidoso y rápido que nos satura de impresiones e información, es necesario que siga habiendo esos otros lugares: espacios de quietud, donde puedan ralentizarse nuestros pensamientos que muchas veces van vagando sin descanso de un lado a otro. Espacios para pensar en los que no hay nada que tire de nosotros. Mis ilustraciones no pretenden arrollar ni forzar ninguna experiencia determinada. Mi esperanza es que permitan sencillamente estar en ellas o abandonarse con tranquilidad a una idea durante un rato. Lo cual es ya bastante difícil. 

También dirige talleres sobre la ilustración de libros. ¿Qué intenta transmitir a los participantes? 

Es necesario tener curiosidad por emprender un largo viaje de descubrimiento. Y no querer demasiado inmediatamente. No suele ocurrir que un libro ilustrado se haga nada más que unas semanas, por más que a muchos participantes en los talleres les gustase que fuese así.

Se necesita tiempo, además, no solo para pintar y para proyectar todo el concepto general del libro. Se necesita tiempo sobre todo para averiguar qué tiene uno que decir. Merece la pena emplear mucho tiempo y mucho esfuerzo intentando descubrir y elaborar lo totalmente particular y propio. Eso que solamente sabe uno mismo y que solamente uno mismo puede contar así.

En el otoño de 2012 se publica su libro Quints Tierleben (La vida animal de Quint). ¿Qué papel desempeñan en sus ilustraciones los animales? 

Quint Buchholz: „Quints Tierleben“En mis ilustraciones, los animales son cada vez menos correlatos o representantes de determinados estados o emociones humanas, y pasan a ser cada vez más esos compañeros que marchan en gran medida por cuenta propia: unos parientes peculiares, a menudo muy similares a nosotros pero también tan lejanos. Y solo porque no saben hablar el idioma humano nos creemos con derecho a tratar a la mayoría de ellos con tantísima inconmensurable falta de respeto, desconsideración, crueldad y malicia. "Quints Tierleben" intenta mirar, interrogar de otra manera, acerca de qué significan los animales para nosotros. 

¿Cuál es el proceso del que surgen sus ilustraciones? 

Desde hace algunos años, la mayoría de las ilustraciones las pinto sobre papel para acuarelas o sobre lienzo usando pinturas acrílicas y pinceles diversos. Dedico mucho tiempo a prepararlas, intento saber lo más posible y, cuando empiezo a trabajar en el original, tenerlas delante en forma de bocetos, fotos o modelos, o estructuras montadas en el estudio. A continuación, en la medida posible el cuadro tarda, justamente, lo que tarda. La rapidez no es un criterio que me interese a la hora de pintar. 

¿Cuando considera terminado el cuadro? 

Quint Buchholz: „Die Wächter; © Quint Buchholz El poeta checo Jan Skácel dijo una vez que el poeta no termina el poema, sino que lo abandona. Lo mismo pasa con los cuadros. Por supuesto, busco ese momento concreto en el que el estado de mis conocimientos y las destrezas de que dispongo no me permiten ya saber qué me queda por mejorar en lo pintado. Esa sería mi definición, solo para mí y para mi proceso de trabajo. Intento concederme todo el tiempo necesario para llegar a ese punto. 

No solo ilustra usted libros infantiles, sino que con Schlaf gut, kleiner Bär (Duerme bien, pequeño oso, 1993) y Der Sammler der Augenblicke (El coleccionista de momentos, 1997) también empezó a escribirlos. ¿Se siente usted especialmente a gusto en este doble cometido? 

Das Cover von Quint Buchholz: „Schlaf gut, kleiner Bär“Es algo que varía. Entre los motivos por los que empecé a escribir estaba también el de posibilitar puestas en escena para determinadas ilustraciones en un libro. Pero entonces un proyecto de ese tipo desarrolla rápidamente un impulso propio que es posible que le lleve a uno en una dirección completamente distinta. En "Schlaf gut, kleiner Bär", al final el libro tenía ilustraciones totalmente diferentes de aquellas por las que yo había empezado el proyecto originalmente. En este punto, a veces es más sencillo o más abarcable trabajar con el texto terminado de un autor, que es como es y ofrece al mismo tiempo un punto de apoyo y una superficie de fricción para desarrollar imágenes propias. Siempre que sea el texto acertado.


"Quints Tierleben": Quint Buchholz habla sobre su trabajo para este libro y sobre la dignidad de los animales (Youtube)
Dagmar Giersberg
se encargó de la entrevista. Trabaja en Bonn por cuenta propia en labores periodísticas y literarias.

Copyright: Goethe-Institut e. V., Internet-Redaktion
Septiembre de 2012

Enlaces sobre el tema

Sugerencia: Natán y sus hijos

Una emocionante novela situada en Jersusalén en el año 1192 y que retoma con un enfoque actual la cuestión de la convivencia entre diferentes culturas y religiones.