Costa Rica

Warren Ulloa

Warren Ulloa by Esteban SalasWarren Ulloa © Esteban Salas Warren nació en San José, Costa Rica, en junio de 1981. Actualmente se desempeña como director de la revista literaria en línea Literofilia. Estudio publicidad pero abandonó la carrera para dedicarse a escribir.
“Ser escritor es primordial en mi vida, vital podría decir. Por ello busco proyectos laborales que me permitan el chance de leer y escribir. A veces hago publicidad por redes sociales lo que me permite estar cerca de la computadora y escribir. Ojalá pudiera vivir de escribir pero sabemos que en la región eso es muy difícil”, afirma.

Warren me cuenta que comenzó a escribir desde muy niño. A los cinco elaboró su primer cuento. Siempre le gustó contar historias y, durante su época de colegio, dibujó cómics. A los 20 años se propuso hacerlo con seriedad.

“Desde esa edad hice un rally desaforado de lecturas de cualquier cantidad de escritores. Desde el Boom latinoamericano, pasando por los beats, la noveau roman francesa, los rusos, los alemanes, los japonés, en general, muchas escuelas. Producto de ese frenesí ingresé a un taller literario dirigido por Danilo Pérez, catedrático de la Universidad Nacional. Al calor de ese taller nació mi primer libro de cuentos”, afirma.

Ha publicado dos libros “Finales aparentes” (Cuento, Uruk Editores 2008) y “Bajo la lluvia Dios no existe” (novela, Uruk 2011), la cual fue ganadora del Premio Nacional de novela 2011 “Aquileo J. Echeverría”, que es el máximo galardón que da el gobierno de Costa Rica a artistas de diversas ramas.
“Tuve la suerte de ganarlo a los 30 años, pese a que muchos, en especial escritores, viven soñando con él. Incluso ha habido rumores de arreglos y broncas, que no pasan más allá del ego tropical de algún escritor criollo”, dice cuando le pregunto el significado del premio para su trayectoria como escritor. Éste, sin embargo, le dio imagen así como enemigos insospechados, afirma.

Sobre su estilo literario, el autor comenta que es puntal y, como escritor, huye del lirismo. “Creo en una prosa depurada y que aporte a la historia misma. La realidad es más fascinante que cualquier fantasía. Me gustan los temas sociales, políticos tocados con sarcasmo e ironía”, me comenta.
En cuanto a sus motivaciones para escribir, dice hacerlo por la vanidad de sentirse dios entre sus propios personajes y sus vidas y por la necesidad de contar una historia. ”Escribo porque no creo en sacerdotes ni sicólogos, escribo porque es lo único que me importa y sé hacer”, afirma.

Como fuentes de inspiración menciona la doble moral de su país. “Hurgarla, destruirla y exponerla, me interesa. La agresividad pasiva que el costarricense promedio domina, es otro de mis temas. Me gustan los temas álgidos y que incomoden, como el sexo, la religión o los derechos humanos.”
Julio Ramón Ribeyro, Antonio Tabucchi y John Fante son autores que lo inspiran. “Me gusta una buena historia bien contada, con una prosa bien pulida, que no se regodee en ideas ni pensamientos, que nutra la historia y que atraiga al lector. Estos escritores prefieren darle más forma a los argumentos, a una buena historia con una prosa simple pero impecable. Por eso me gustan mucho”, dice.

Warren afirma haber estado siempre alejado de Centroamérica como concepto regional. Con los años, me cuenta, fue conociendo a inmigrantes nicaragüenses con los que se dio cuenta de los puntos de contacto con otros países del istmo, así como la hermandad de “amor odio” que compartimos.
“Una vez conocí a un hondureño, un tipo que trabaja recolectando cebollas y me habló de Honduras. Por alguna extraña razón, cómo él hablaba de su país me parecía lejano, desconocido. Para ser sincero, de la región solo sé de fútbol. Para mí “Centroamérica” es algo lejano y extraño. Quizá culpa de las guerras que nos pintaron la cara con extrañeza. Quizá nos una la comida y la pasión loca por el fútbol, también la corrupción y la geografía“, concluye.

Un retrato por Vanessa Núñez Handal.


Extractos

Warren Ulloa: Maremotos Warren Ulloa: Sacrofetichista

    Enlaces