Librero

Carol Zardetto: New York Benevolente I

NUEVA YORK, BENEVOLENTE

Capítulo LXIV (Parte I)

De pronto me había quedado sin nada que hacer en Nueva York. La espera por el día de mi regreso a Guatemala se volvía un tiempo inútil y lento. Con la idea de distraerme y tener algo en qué ocupar mi energía nerviosa, el sábado compré un boleto para un concierto del cuarteto Kronos que se realizaría en un moderno teatro de Brooklyn: una serie de piezas de música de cámara para acompañar los sonidos venidos de la estratosfera. Sí... un satélite había grabado las “emanaciones sonoras espaciales” con una sonda y el cuarteto los acompañaría con su propia música.

El teatro era impresionante. Líneas muy sobrias de una arquitectura osada. Contemporáneo. El entorno propicio para lo que a continuación escuchamos.
Los sonidos llegados del espacio eran insólitos y tuve la sensación de estar metido dentro del enorme vientre del universo, escuchando los ruidos viscerales de una madre de dimensiones monstruosas. A ratos parecían bandadas de pájaros chillones, o burbujas abriéndose camino en un medio líquido. Gruñidos, gemidos, estridencias. El espacio sideral tenía sonido. Pasaban cosas allí. La sensación era curiosa, pues nunca lo había imaginado como un lugar bullicioso. Las imágenes que eran lugar común, me habían hecho entenderlo sumergido en una calma silenciosa. Un lugar deshabitado.

El vientre ruidoso del universo y la música de Kronos lograron despertar mi asombro. Me sentí como un tipo incivilizado que asoma la cabeza para percibir un pequeño atisbo de su propia ignorancia.

Al salir, me sentía tranquilo. Con ganas de comer algo sabroso e irme a dormir. Después de cenar en un restaurante griego, tomé el metro de vuelta ansiando descansar. (...)

La novela "Nueva York, Benevolente" todavía está inédita.

    Sobre la autora

    “Me interesan e inspiran las noticias y lo que está sucediendo ahora”, dice Carol Zardetto preguntada por su inspiración para escribir. “Utilizo con frecuencia este palpitar cotidiano de las cosas en mis historias. El paisaje del trópico, la lluvia torrencial. Gestos mínimos de las personas que me sugieren una historia o un personaje. La resiliencia de la gente frente a las condiciones terribles de la miseria”. Más...

    Enlaces