Librero

Yaoska Tijerino: 30 veces Isha

30 VECES ISHA

El día que morí
traía un poema
entre las manos.
El corazón me trascurría
en un vino despacio
al borde de la noche.
Alguien dijo –Espejo–
y escuché –Sombra–.
La misma voz
murmuró –Vida–
y encontré PIEDRA.

Yoquepierdismo
No importa
tratar de cubrir la desnudez con el papel
mientras buscamos el lápiz.
No importa
escuchar el paso ajeno
como una vajilla quebrándose en la lasitud.
Tampoco importa
abrir tanto los ojos para vernos desde afuera.

Ejercitando la mirada
para que la flor me confíe su muerte
y un pájaro ausente
me asile en la garganta de su canto.

La caída
Es en la caída del párpado femenino
donde algo se pierde o recupera.
Así busca la pupila ocultar su mirada cavilosa,
tan cavilosa como la tuvo Eva
antes de olvidarse del Edén.
Vuelve la inconsistencia del barro.

Yo soy Isha,
expulsada muchas veces del paraíso
creando aquí abajo mi propio cielo.
Isha,
el mismo diablo
encadenado a su propia cola.
Estoy aprendiendo a domar con cautela
esta trasera prolongación de mi carne
que se interpone ociosa a mis propósitos.
¡Definitivamente, he de aprender a sentarme!

    Sobre la autora

    Hablar de la poesía de Yaoska Tijerino, es también hablar de la poeta más laboriosa y con una gran destreza en la precisión poética. Yaoska ha tomado la palabra de relevo de sus antecesoras: Gioconda Belli, Ana Ilse Gómez, Carola Brantome, Marianella Corriols. Más...

    Enlaces