Videos musicales


Sarah Connor – Bedingungslos



Sarah Connor - desde hace 15 años, el público alemán no deja de tener este nombre en la mente. En 2001, la cantante en ese entonces de 21 años logró el éxito con su primer sencillo "Let’s Get Back to Bed –Boy!". También su álbum debut "Green Eyed Soul" alcanzó ese año tres veces el nivel de oro. Lo que vino después fue un ascenso fenomenal en el mundo de la música pop. Entretanto, Sarah Connor ha vendido más de siete millones de discos y es de este modo una de las cantantes alemanas más exitosas del siglo XXI.

El éxito no fue una casualidad. Sarah Marianne Corina empezó a cantar desde los seis años en un coro de góspel en su ciudad natal Hamburgo y tomó cursos de streetdance, hip hop y jazz. Después de mudarse con su familia a Delmenhorst, Baja Sajonia, recibió además en la escuela de música local una formación clásica en danza, teatro y piano. La mayor de siete hermanos tiene antepasados irlandeses-estadounidenses y le debe a su padre originario de Nueva Orleans su amor innato por el soul.

Entre 2001 y 2010, Sarah Connor publicó en total siete álbumes. Sin embargo, los años siguientes fueron musicalmente de mucha calma para la cantante - hasta el día en el año 2014 en el que la cantante de soul interpretó por primera vez una canción en alemán en un popular show de la televisión. Quedó impresionada con el resultado: "La canción me abrió las puertas al canto en alemán. Me di cuenta de que contar mis propias historias en alemán podía realmente conmoverme. Fue algo nuevo porque crecí con música únicamente en inglés."

Impresionada por esta vivencia decisiva, Sarah empezó a trabajar en su nuevo disco. Por primera vez escribió todas las canciones ella misma y por primera ocasión sería un álbum exclusivamente con letras en alemán. "Quería que quedara capturada la emocionalidad real y sinceramente honesta de mi voz, la cual por fin se manifestaba también en alemán." Y con mucho éxito: el octavo álbum de la cantante de soul que lleva el atinado título de "Muttersprache" [Lengua Materna], alcanzó en 2015 el lugar 1 de los más vendidos y su gira con el mismo nombre tuvo localidades agotadas.

Uno de los puntos culminantes emocionales del disco es la canción "Bedingungslos" [Incondicional] que Sarah Connor escribió para su hija Summer, la segunda de sus tres hijos. Summer nació con un problema cardíaco y en "Bedingungslos" Sarah habla de esa época difícil: "Su nacimiento fue un punto de inflexión para mí. [...] Esos meses de angustia me cambiaron y me hicieron más humilde. Mi hija sanó y esto agudizó mi concentración en lo esencial. En la canción, el mensaje medular es: No importa a dónde los lleven sus caminos, salgan, descubran el mundo, siempre estaré con ustedes." Estos últimos años Sarah Connor descubrió su lengua materna para sí y les hizo de este modo un gran regalo a muchas personas.

Descargas

Letra de la canción  (PDF, 277 KB)
Hoja de trabajo  (PDF, 2 MB)