Música

Hot Schrott

El reportaje dedicado a ‚Hot Schrott’ presenta a una banda musical extraordinaria, integrada por jóvenes hamburgueses provenientes de familias socialmente débiles. Es un proyecto de la Fundación de Ciudadanos de Hamburgo, la cual se ha propuesto evitar que esos ciudadanos caigan en la llamada escena de la violencia y la droga. Unas imágenes de Osdorf, barrio hamburgués cargado de problemas sociales, ilustran la situación en que vive esa juventud. Redondean el reportaje unas entrevistas mantenidas con los jóvenes, el jefe de la banda y el iniciador de la Fundación Ciudadana de Hamburgo.

Sie benötigen den Flashplayer , um dieses Video zu sehen

Download SymbolTexto (PDF, 23 KB)

La banda musical ‚Hot Schrott’ consta de 10 jóvenes de 15 a 18 años residentes en Osdorf, barrio hamburgués considerado como un foco de graves problemas sociales. Sus habitantes pertenecen a etnias distintas y frecuentemente a estratos desfavorecidos. Su vida suele estar determinada por desempleo y alcohol. Los niños apenas gozan de asistencia.

Los jóvenes – asistidos por el músico Christian von Richthoven - se reúnen todos los martes y jueves para ‚hacer música’, mejor dicho para tocar tambor y platillos. Porque ‚Hot Schrott’ es una banda de pura percusión. Se distingue por haber recogido todos los ‚instrumentos’ de vertederos de basura y cementerios de automóviles y haberlos convertidos en auténticas piezas de percusión, bajo la dirección del líder del grupo. Así, por ejemplo, una escalera de aluminio es hoy una especie de címbalos chinescos de hojalata; el viejo bidón de plástico, un timbal. Viejas señales de tránsito, botellas vacías de plástico y cajas de detergente en polvo, montadas en un desvencijado carrito de supermercado, emiten los sonidos de un completo conjunto de percusión. Los jóvenes hacen maravillas con palos de escoba, cucharas y cepillos. Sus actuaciones en fiestas de barrio, en el gran salón de actos del Ayuntamiento y en la legendaria ‚Fábrica’ de Hamburgo fueron sus primeros éxitos.

Hace poco, ‚Hot Schrott’ obtuvo un sonado triunfo al realizar el acompañamiento musical al film clásico del cine mudo ‚Crucero acorazado Potemkin’ en un gran cinematógrafo hamburgués.

‚Hot Schrott’, banda creada en 1999, fue el primer proyecto de la Fundación de Ciudadanos de Hamburgo, una iniciativa de utilidad pública que trata de evitar que los jóvenes se descarrilen y caigan en la llamada escena de la violencia y la droga.

Entre tanto, la Fundación de Ciudadanos de Hamburgo ha puesto en marcha una serie de proyectos, como los denominados ‚Deporte contra violencia’ o ‚Música Altonale’. Este último, dedicado a facilitar a niños y jóvenes el estudio de instrumentos clásicos de música de forma gratuita.

Con la creación de parlamentos juveniles, la fundación ayuda a la juventud a asumir responsabilidad política.

La Fundación de Ciudadanos de Hamburgo, creada hace 4 años, se concentra ante todo en patrocinar proyectos juveniles en focos de tensión social, prevención de violencia y educación democrática.

Las fundaciones de ciudadanos son [desde 1996] en Alemania una forma de organización relativamente nueva entre las instituciones de utilidad pública. Se financian exclusivamente con donativos privados, son independientes y persiguen por principio fines caritativos.

Se remiten a las ‚commnuty foundations’ existentes desde hace mucho más tiempo en EE.UU.
Goethe-Institut e. V. 2004
Enlaces sobre el tema

Música Electrónica de Alemania

Las tendencias actuales y los acontecimientos más importantes de los últimos años