Obras de Teatro

Die sexuellen Neurosen unserer Eltern (Las neurosis sexuales de nuestros padres)

La muchacha Dora había vivido durante años en un estado anímico crepuscular, bajo la influencia de psicofármacos tranquilizantes, administrados por el médico y los padres. La razón era protegerla a ella y a su entorno de su peculiaridad anímica, que se manifestaba sobre todo en explosiones sentimentales salvajes e incontroladas, y hacerle posible una vida "normal". Puede incluso desarrollar un trabajo, como ayudante en una tienda de verduras, en la que generosamente ha sido contratada por un jefe de buena voluntad. Un buen día, por deseo de la madre, se suspenden los medicamentos, la madre quiere conocer la verdadera personalidad de su hija. Dora despierta de su docilidad artificialmente construida: desarrolla un enorme hambre de vida, muestra su propia voluntad y descubre sobre todo su sexualidad. Y esto en una medida que sobrepasa en mucho las ideas de los adultos sobre cómo Dora debe vivirla. Entabla relaciones con un viajante representante de perfumes, que la maltrata y la viola. Los padres están horrorizados, pero a Dora esto le parece una buena salida de su entorno sobreprotector. Ya no le llegan las advertencias ni los consejos del médico, de sus padres y de su patrón, no tiene reparos, en sus opiniones manifestadas con ingenuidad y sin freno hace mella en los puntos sensibles del mundo de los adultos aparentemente tolerante, y disfruta desenfrenadametne sus ganas de vivir. Este afán de vida no se destruye siquiera cuando los padres, en un acto de doble moral y de supuesta fe, creen que deben intervenir responablemente en la vida de Dora, la fuerzan a una interrupción del embarazo y la mandan esterilizar.

La crítica opina:

"Lukas Bärfuss cuenta la situación de Dora con brevedad, en escenas cuyo sabor lacónico revela los esfuerzos que les ha dedicado. Se abstiene de toda explicación del hierro caliente social que también se podría forjar de esta historia. No toma postura y no toma partido. Observa y muestra. Observa con la mirada ligeramente maligna del satírico que se detiene en personas en apuros, es decir, sus escenas emprenden siempre el camino más directo al quid de la cuestión, pero no acusa. No hay sitio para palabrerías solemnes esquivas. Y en esta discreción reside la fuerza de su obra. Aparte de Dora, naturalmente. No hace de ella una heroína ni una santa, y menos aún una víctima lamentable. No se pone delante de ella en tono pedante. La observa desde una distancia casi tímida. Es totalmente preciso cuando trata los detalles de su comportamiento, pero no la somete con pedanterías auctoriales. El secreto de su ingenuidad, que es también el secreto de su indestructibilidad, permanece sin revelar. Y eso no sólo está bien. Es hermoso".
(Dorothee Hammerstein, Programa de mano Jornadas de Teatro de Mülheim 2003)

Datos técnicos

Estreno 13-02.2003, Theater Basel
Dirección Barbara Frey
Estreno alemán 22.11.2003 Thalia Theater Hamburgo y Staatstheater Stuttgart
Dirección Jorinde Dröse / Charlotte Koppenhöfer
Personaje 3 mujeres, 4 hombres, decorados cambiantes
Derechos Hartmann und Stauffacher, Verlag für Bühne, Film, Funk und Fernsehen
Bismarckstrasse 36, D-50672 Köln
Tel.: 0221-485386, Fax: 0221-515402 info@hsverlag.com
Traducciones Biblioteca de teatro