Fritz Kater

we are blood

1985, un paisaje industrial en Brandeburgo: Tim, un talentoso ingeniero, recibe una atractiva oferta para ir a trabajar a Burundi. ¿Qué tiene prioridad, la carrera o la familia? Yves, su novia, una periodista a la que los órganos de seguridad de la RDA le impiden escribir, busca desesperadamente refugiarse en su vida privada.
2008, en algún lugar de la misma región. Yves trabaja con gran dedicación como enfermera en un hospital. Justin, de 15 años, enfermo de cáncer, y Beni, cuyo cerebro ha quedado seriamente dañado luego de un accidente de automóvil, se transforman en sus protegidos. Lisa, la hermana de Beni, vuelve a su tierra natal. Allí vuelve a ver a Raffael y Tom, dos antiguos amantes suyos. Ambos defienden posiciones radicalmente opuestas. Uno es un activista ambiental, que quiere detener por todos los medios la abusiva explotación de los recursos naturales; el otro, un voraz empresario, que quiere construir un gigantesco parque de atracciones, para turistas que vienen a observar las grullas.

En su nueva obra, Fritz Kater relaciona el cuerpo humano enfermo con catástrofes naturales causadas por la sociedad. Ambos sistemas se resisten a intervenciones externas excesivamente fuertes. La mirada de Kater sobre sus personajes y sus relaciones consigo mismos y con el medio ambiente no es fatalista, sino que sugiere el posible deseo de desear lo aparentemente imposible: otro mundo.
(Editorial Theaterverlag henschel SCHAUSPIEL)


"Durante tres años, sociólogos, etnólogos y científicos culturales investigaron en Wittenberge y alrededores las relaciones sociales de quienes no se marcharon después del colapso de la RDA, intentando analizar las fuerzas centrífugas. A partir de ese material, Fritz Kater destiló un texto típico de su pluma: con una narrativa barroca rebosante de metáforas y una estructura básica anárquica y grotesca. Es uno de sus más concluyentes, perturbadores y vigorosos.
Fritz Kater enfoca nada menos que la condición humana. Se trata de la naturaleza, tal como se halla frente a nosotros, y cómo la abandonamos cuando nos importan más otros intereses. Y de la naturaleza humana y de por qué ambas cosas se desintegran una y otra vez. Kater muestra cuán duras consecuencias tiene esa pérdida paras las relaciones entre los seres humanos."
(Jürgen Otten, Frankfurter Rundschau, 6.05.2010)


"Luego de 'HEAVEN (a Tristán)' (estreno 2008), Fritz Kater analiza en su nueva obra de teatro, "we are blood", las reales posibilidades de futuro de una región y cuestiona la fatal alternativa entre la conservación del paisaje y su utilización económica. La supuestamente necesaria intervención en el ecosistema, aparentemente necesaria para salvar una región, se asemeja a una intervención quirúrgica en el sistema del cuerpo humano e invita a la resistencia. Con su personaje del neurólogo Zwerenz, Kater se interna en la investigación de causas, centra su relato dramático en el marco de una audiencia pública y deja estallar en un enfrentamiento directo el conflicto de intereses entre inversionistas y protectores de la naturaleza. Simultáneamente se interesa, sin embargo, también por las miserias privadas de sus protagonistas. Kater analiza las relaciones del individuo con la comunidad, muestra intentos fallidos de terapias individuales e informa sobre la soledad del individuo y su proximidad a la muerte. Fritz Kater recurre a motivos y pensamientos de Werner Bräunig, Anthony McCarten, Joseph von Eichendorff, Richard Powers, Brigitte Reimann, Wolf Singer y Einar Schleef como inspiraciones intelectuales de su dramaturgia. El autor une en forma de red los ecos de su lectura subjetiva como los sensores del sistema nervioso y sanguíneo humano, buscando las corrientes de un paisaje en peligro, esenciales para la supervivencia de todos nosotros."
(Andrea Koschwitz, programa del Maxim Gorki Theater, Berlín)
Datos técnicos:
Estreno 5.05.2010, Maxim Gorki Theater, Berlín
Dirección Armin Petras
Personajes 3 mujeres, 5 hombres
Derechos Theaterverlag henschel SCHAUSPIEL
Traducciones Biblioteca de teatro