René Pollesch

Ich schau dir in die Augen, gesellschaftlicher Verblendungszusammenhang (“¡Te estoy mirando a los ojos, contexto social de ofuscación!")

René Pollesch desarrolló esta obra como monólogo para el actor Fabian Hinrichs y junto con éste. El título está inspirado en el tema de una conferencia en la Universidad de Fráncfort en 2001 dedicada a analizar textos sobre "La constitución del sujeto y la producción de ideología" (editados luego por la editorial Ventil Verlag).

Núcleo teórico de la pieza es, al igual que en la obra "Calvinismus Klein", también de Pollesch, el "teatro interpasivo" (de conformidad con la teoría de la interpasividad del profesor vienés de filosofía Robert Pfaller), como contraposición al empolvado "teatro interactivo", al que Fabian Hinrichs, con su virtuosa representación, da forma, contradice y parodia. Simultáneamente, Pollesch acepta llevar a cabo junto con Hinrichs una experiencia teatral extraña y nueva para el autor. En lugar de la práctica habitual de Pollesch de plantearle desbordantes exigencias al espectador a través de la velocidad del texto, la dinámica del diálogo y la comicidad entre los actores, esta obra deja espacio para la pausa y la reflexión.
Críticas sobre la obra:
"¡Una mezcla de romanticismo a la 'Casablanca' y Adorno, junto con la intrepidez de la declaración de guerra a nuestro cómodo mundo de las ilusiones! (…)
El deslumbramiento social es el tema predilecto del autor y director, que perfora pérfidamente y luego hace desaparecer ante los ojos del público. El deslumbramiento social con el que nos topamos aquí es para Pollesch nuevamente que nos queremos aferrar a construcciones tales como "sentido", "alma", "amor" y "origen", a pesar de que la teoría postestructuralista se dedica ya desde hace décadas a reflexionar sobre otras cosas."
(Anne Peter, en Nachtkritik, 13.01.2010)


"Una típica obra de Pollesch, pero otro Pollesch, tanto en la tonalidad como en el gesto. Tranquilo, reflexivo, a la búsqueda y palpando; las máquinas de hablar, los terroristas del sensacionalismo hacen una pausa. (…)
El teatro como dolor imaginario. Pero el espectáculo sigue, como evento "interpasivo". No hay nada más que decir ni que actuar, los personajes no buscan ningún autor. El autor y director desiste esta vez incluso hasta de los escenarios de la economía y la alienación, a los que usualmente recurre. (…)
Pollesch describe tan detalladamente ese dolor imaginario, desarrolla un diálogo tan finamente hilado con su paciente, el actor, que el teatro vuelve a hacer aparición por la puerta de atrás. El análisis en todo caso es entretenido: un dolor imaginario, imaginado.
(Rüdiger Schaper, en Der Tagesspiegel, 15.01.2010)

Datos técnicos:

Estreno: 13.01.2010, Volksbühne am Rosa-Luxemburg-Platz, Berlín
Dirección René Pollesch
Número de personajes -
Derechos Rowohlt Theaterverlag