Nis-Momme Stockmann

Ningún barco vendrá

Un joven autor recibe el encargo de escribir una pieza de teatro sobre la época del colapso de la RDA. Pero cuando cayó el Muro, era un niño y vivía lejos de Berlín: en la isla de Föhr, en el Mar del Norte. Con el tema no tiene ninguna relación interior, salvo la exigencia de dramaturgos, directores generales y lectores de que su pieza sea "sustanciosa" y "sostenible".
El joven autor espera recibir información de su padre, al que visita en Föhr. Las conversaciones que mantiene con él sobre aquella época las graba como material para su obra, aunque sin estar muy convencido. Sin embargo, en lugar de trivializar fácil y rápidamente el pasado, su investigación saca a luz inesperadamente oscuros aspectos y desemboca en una crisis: ¿qué es cierto y percibido, qué poetizado y estilizado? "No vendrá ningún barco" es la historia de un hombre joven que busca un drama político y encuentra una tragedia familiar.
(Verlag schaefersphilippen)


"Naturalmente, esta obra tiene fuertes connotaciones autobiográficas, ya que el propio Stockmann es un prometedor joven autor dramático de la isla de Föhr y esta temporada quizás el que más aceptación ha tenido en los teatros y más alabado ha sido por los críticos. Que ya al comienzo de su carrera se permita esbozar una imagen entre desilusionante y ácida de la actividad teatral y sus protagonistas queda relativizado como harakiri profesional por el hecho de que tampoco él se excluye. Su autor es un charlatán y bocazas que debe poner en consonancia su desesperación por la falta de inspiración e ideas, la falta de acceso a temas y una latente haraganería con su propia vanidad y la vanidad del mundillo teatral.
Es un duro trabajo, que Stockmann realiza sin lloriqueos y en forma de fina farsa (…)
El talento satírico de Stockmann hace que sus obras sean muy accesibles, pero se desarrollan a partir de una detallada observación de llagas sociales y no son por lo tanto un fin en sí mismo."
(Till Briegleb, Mülheimer Theatertage 2010)


"Al principio el tema parecen ser las absurdidades de un mercado teatral que exige de los jóvenes autores "grandes temas" y "trascendencia"… para luego sólo recordar aniversarios, como por ejemplo los 20 años del colapso de la RDA. Es entonces cuando se introduce furtivamente este trascendente tema. "Ningún barco vendrá" trata de un desconocido autor que viaja a la isla de Föhr, donde nació, para —a falta de recuerdos propios— preguntar a su padre acerca de la caída del Muro. De paso queda en evidencia el abismo entre el recuerdo colectivo en gran formato y la banalidad de la vida cotidiana (…).
(…) Muy pronto, la conversación entre padre e hijo gira, luego de un par de cervezas, en torno a un punto ciego en la relación entre ambos, hasta que aflora su cataclismo personal de 1989: la enfermedad psíquica de la madre y el no aclarado papel del padre en la muerte de ella. Finalmente halla aquí el hijo su material dramático, luego de dos intentos fulminantemente fracasados de escribir un drama sobre el colapso de la RDA, transformándolo en una conmovedora obra teatral. La opción de Stockmann por obras dramáticas enraizadas en la vida cotidiana es tematizada aquí tanto en el texto como a través del texto. Su mayor ingenio se manifiesta en los diálogos entre el padre y el hijo, aparentemente simples, que en pocas pero agudas frases abren de un golpe toda una biografía relacional."
(Andreas Jüttner, Theater Heute, 03/2010)


  "Ningún barco vendrá" más que una pieza de teatro es un informe sobre el surgimiento y finalmente descarte de una pieza de teatro. Y naturalmente también la historia del procesamiento de un pasado, que desemboca en una autoliberación. No es casualidad que "Ningún barco vendrá" también haya sido producida como pieza radiofónica, ya que contiene mucho texto. Es una pieza plena de agudezas y con una inteligente estructura, que presenta el lenguaje apetitosamente en bandeja de oro y alegra los sentidos.
El autor inserta hábilmente las escenas de diálogo en el informe principal de los protagonistas. Ese informe registra todas las impresiones, ideas y conversaciones como lo haría un periodista con una grabadora, engarzándolas virtuosamente en la trama: un rompecabezas técnicamente perfecto a partir de la ficción del texto y la realidad contenida en el relato".
(Verena Großkreutz en Nachtkritik, 19.02.2010)
Datos técnicos
Estreno 19.02.2010 Staatstheater Stuttgart (Theater im Depot)
Dirección Annette Pullen
Personajes 1 mujer, 2 hombres
Derechos schaefersphilippen Theater und Medien GbR
Gottesweg 56-62
D - 50969 Colonia
Teléfono: 0221 6777217-0
Telefax: 0221 6777217-9
Mail Symbolbuero@schaersphilippen.de
www.schaefersphilippen.de