Nuevas obras alemanas - Obras

El viento hace la veleta

Mil novecientos y algo, cuando el mundo aún estaba en orden, comienza esta historia sobre una familia muy normal. Padre, madre, hijo e hija sonríen cuando se sacan fotos mutuamente durante el desayuno o las vacaciones en Italia, mientras el tiempo transcurre velozmente. Naturalmente, pronto se esbozan los primeros conflictos y cada uno guarda sus pequeños secretos, como en toda familia normal. Pero pronto se produce el primer gran e inevitable conflicto, luego que el padre sobrestima el potencial de los negocios en Internet y renuncia a su puesto de empleado. A la crisis y la separación le siguen la reconciliación y nuevas fotos familiares en aparente armonía. Pero la fractura no puede ser reparada del todo. Cuando la burbuja de Internet estalla y el padre pierde su trabajo, la idílica vida familiar se hace pedazos. Una vez en el presente, en el dos mil y algo, de los sentimientos familiares solo queda un “todo contra todos”.

Los ascensos y descensos en la “pieza unifamiliar” de Philipp Löhle no recuerdan por casualidad el desarrollo de las cotizaciones de las acciones.  La primera célula de la sociedad es redefinida, transformándose en la más pequeña unidad económica: una muy divertida comedia, pero con consecuencias fatales para la familia.
(Editorial Rowohlt Theaterverlag)


Críticas sobre la pieza:

“Este drama es: comedia, sátira, tragedia, pieza de cámara. Un difícil y enmarañado trozo de Alemania. Al final, el hijo se transformará en policía y pondrá de rodillas a la familia. Humillación, desengaños amorosos, esperanzas frustradas. “Mi Nauru” llama el padre a su familia, y él mismo es el “soberano en una mancha de tierra grande como la cabeza de un alfiler en la nada azul”.
Una buena pieza teatral, y, como siempre en el caso de Löhle, un exacto estudio fenomenológico y simultáneamente una satírica descripción de la realidad.”
(Ulrich Seidler, Dirk Pilz y Doris Meierhenrich, diario Berliner Zeitung, 6.06.2012)

“La pieza de Löhle tiene varios niveles y divierte seguir al autor en su viaje de descubridor. Tres círculos y tres crisis: Alemania Occidental a orillas del Rin, el país unido y un presente y pasado indeterminados. Bajo la sociedad germina la familia, su seno es terriblemente fecundo. Se busca la felicidad y se reciben fotos. Al final el hijo/policía arresta a sus padres, que, perdedores empobrecidos y sin conciencia, quieren robarle dinero a la hija, que se ha hecho rica con una empresa de moda en Internet. La hija no ha registrado la empresa y trabaja por lo tanto ilegalmente, por lo que el hijo también la arresta. La rivalidad entre los hermanos se repite a alto nivel.
(…) Una historia alemana. La “sociedad sin padres” de la antigua Alemania Occidental, tal como la describió Alexander Mitscherlich, fue ambas cosas: padres trabajando todo el día fuera del hogar, pero que tampoco estaban presentes espiritualmente, que le tenían miedo a sus esposas y que poco conocían a sus propios hijos. Al final, el hijo se transforma en hombre, representa el principio paterno, la sociedad, el súper yo (…) Al final, el hijo repite las palabras que el padre dijo al comienzo: “mi familia es mi orgullo”. Los hijos reconocen que la sociedad necesita reglas, pero las entienden tan poco como sus padres.”

(Michael Opielka, en Nachtkritik, 20.01.2012)


Datos técnicos

Estreno 20.01.2012, Theater Bonn
Dirección Dominic Friedel
Número de personajes 2 mujeres, 2 hombres
Derechos Rowohlt Theaterverlag
Hamburger Str. 17
21465 Reinbek
Postfach 1349
21453 Reinbek
Теl.: 040-7272270
Fax: 040-7272276
Navigationssymboltheater@rowohlt.de
www.rowohlt-theaterverlag.de
Traducciones Biblioteca de teatro