Nuevas obras alemanas - Obras

Parasiten ("Parásitos")

El viejo Multscher se ha dormido al volante y ha atropellado a Ringo. Desde entonces, Ringo vive en una silla de ruedas, ya no sale de casa y depende de la asistencia de su novia Betsi.
No le gusta nada que Betsi también acoja temporalmente a su hermana Friderike, a la que encontraron inconsciente junto a una autopista. Friderike está embarazada y amenaza con suicidarse. Su marido Petrik, que hasta ahora se había ocupado muy poco de ella, aparece de pronto en el piso de Betsi intentando lograr una dudosa reconciliación. Finalmente, también Multscher se presenta, ya que no soporta seguir viviendo bajo el peso de su culpabilidad.
Durante un día caluroso de verano los cinco personajes se enzarzan en una gran discusión. Los cinco exigen una solución, la ayuda mutua se agarrota hasta resultar asfixiante. Friderike toma una sobredosis de pastillas y sobrevive. Ringo, el paralítico, intenta huir. Se destrozan mutuamente al tiempo que se necesitan para seguir viviendo.

La crítica opina

En la nueva obra de teatro de Marius von Mayenburg cinco personajes buscan una vida y ninguno de ellos puede estar solo. Son unos parásitos en parejas de dos - los que están sanos necesitan a los enfermos y viceversa, sin que realmente puedan ayudarse el uno al otro. Mayenburg presenta unas relaciones simbióticas entre el amor y el odio. Cada uno de los personajes vampiriza al otro para poder sobrevivir. Son dos parejas que andan a la greña dependiendo el uno del otro mientras Multscher, un hombre mayor, camina por en medio como una especie de ángel de la muerte.
(Hartmut Krug en el Tagesspiegel, 20 de mayo 2001)

Son todos criaturas que parecen sacadas de un supermercado, cuyas existencias son como bolsas de plástico que flotan por la vida sin nada mejor que hacer que enredarse constantemente. Son seres planos en un mundo radicalmente terrenal, como esas muñecas recortables a las que siempre se les puede poner otro vestido sujetándolo con pequeñas solapas. Lo desconcertante de la repugnancia que suscitan estos personajes de Mayenburg es el hecho de que el autor carece de un pararayos que le permita captar esa sensación de asco frente al mundo. Las excrecencias verbales de Schwab, la Baviera de Kroetz, la Austria de Bernhard: a Mayenburg no le queda más que situar el asco directamente en el hombre. Por eso es tan existencial.
(Georg Diez en la Süddeutschen Zeitung, 20 de mayo 2001)

Datos técnicos

Estreno Deutsches Schauspielhaus Hamburg, mayo 2000
Dirección Thomas Ostermeier
Personaje 2 mujeres, 3 hombres, 1 decoración.
Derechos henschel SCHAUSPIEL Theater-Verlag Berlin GmbH
Marienburger Straße 28
10405 Berlin
Tel: 030/4431-8888, Fax: 030/4431-8877
verlag@henschel-theater.de
España:
ieco@es.inter.net
América Latina:
costa@lvd.com.ar
Traducciones Biblioteca de teatro