Nuevas obras alemanas - Obras

Mayerling

A primera hora de la mañana del 30 de enero se oyeron dos disparos en el pabellón de caza imperial en Mayerling cerca de Viena. En el dormitorio cargado por el humo de pólvora del príncipe heredero Rudolph se encontró su cuerpo sin vida y el cadáver de una baronesa llamada Mary Vetsera.
Probablemente Rudolph mató primero a Mary y después se mató él mismo. Como el Emperador Francisco José hizo inmediatamente todo lo posible por encubrir la última escapada de su problemático hijo, las circunstancias del acto de desesperación en los bosques de Viena siguen hasta hoy en la sombra. (...) El Rudolf de Franzobel es un soñador que quiere escapar a Sudamérica, defiende teorías muy particulares ("La luna es hielo. Puro hielo blanco. Hay cinco puntos cardinales") y se abandona a visiones apocalípticas: "Conmigo empieza el Fin de Siècle" (...) Al final, el Rudolf resucitado de la muerte -o despertado de una pesadilla- dice sus últimas palabras: "Volaré. Alzaremos el vuelo y veremos el mundo diminuto, pequeño, como es".
(Wolfgang Kralicek en "Theater heute" 07/01)

La crítica opina

Hacer chistes profundos al máximo nivel de asociación. Exprimir todos los clichés hasta que rechinan. Enfrentar al público con los mitos fundacionales de los Habsburgo en un espejo, arrojando sobre el espejo (o sobre el público) tomates a modo de retruécanos e impedir expresamente todo intento de interpretación, para que críticos y filólogos se partan el cuello, sí, para diversión de todos los demás: esto es, más o menos, Mayerling. (...) Es una farsa salvaje, un entretenido número de revista habsburguiano, un sainete, una obra popular. Ni más, ni menos. Franzobel no tiene nada que añadir al mito habsburguiano de Mayerling, y precisamente ahí lleva razón. Siempre es un tanto desconcertante el marasmo de mitos y misterios Austria. Pero este desconcierto se suele combatir ahí desde siempre del mismo modo a veces anárquico-obsceno, otras veces creativo: con autoironía.
(Eva Menasse en "Frankfurter Allgemeine Zeitung")

Su obra "Mayerling". La tragedia austríaca no es una obra documental ni tampoco un drama histórico. Franzobel utiliza el mito sólo como modelo para una farsa disparatada, chisporroteante. No se desempolva un caso ni se descubre un secreto. Elocuencia barroca y burdo sarcasmo a manos llenas, el alma austríaca acaba hirviendo, con ampollas en sus agujeros negros. (...) Un pandemonio grotesco de los Habsburgo es lo que ha diseñado Franzobel, un tosca tortilla imperial, con lacayos salidos, funambulistas aletargados sumisamente amados e impotentes. Divertido y poéticamente melancólico, escrito en el espíritu de Nestroy y con el ingenio anárquico de un Hermanovsy-Orlando.
(Christine Drössel, catálogo de las Jornadas de Teatro de Mülheim)

Datos técnicos

Estreno Volkstheater Wien, junio 2001
Dirección Thirza Bruncken
Personaje 5 mujeres, 5 hombres, figurantes, 1 decorado
Derechos Thomas Sessler Verlag
Bühnen- und Musikverlag
Johannesgasse 12
A-1010 Wien
Tel. 0043-1 512 32 84, Fax 0043-1 513 39 07
sessler.verlag.wien@nextra.at
Traducciones Biblioteca de teatro