Nuevas obras alemanas - Obras

fausto tiene hambre y se atraganta con una grete (título traducido)

El siglo pasado fue el siglo de la búsqueda desenfrenada de la totalidad. Hoy seguimos desenfrenados, pero ahora sin componentes políticos, sino sólo a nivel privado, comprando un producto tras otro, hasta que sólo queda una cosa para consumir: el prójimo. No es un lobo el hombre para el hombre. Es un producto, la mercadería total. Sólo molesta una cosa: el ubicuo ojo de la cámara que pone en escena a los productos humanos –ese público global de la desgracia– y destruye el producto “ser humano”, que tanto costó, incluido el valor agregado de felicidad que se le exprime. Debería ser posible apropiarse de ese prójimo antes de que otro ser humano se lo eche a uno a perder, habría que poder comérselo, antes de que se descomponga y comience a oler mal. Apetito no faltaría.
(Ewald Palmetshofer, Fischer Verlag, Theater und Medien)
La crítica opina:
“Las tres parejas se explayan con estremecedor voyerismo sobre Heinrich y Grete, y pasan revista a los impulsos revolucionarios de los demás. Clichés y abismos se suceden y contrastan. Una penetrante nostalgia queda en evidencia tanto en la sofocante afirmación de normalidad de los unos como en la airada rebeldía de los otros. El diagnóstico es tan claro como devastador: no hay salida de esa falta de sentido y núcleo, de la casita de vacaciones en el bosque y el idilio en el balcón, de las parejas vestidas en forma similar y de la desesperación de la soledad. Un análisis de la realidad realmente sombrío.”
(Esther Boldt, Nachtkritik, 28.11.2009)


“En este drama analítico, Palmetshofer crea (…) una situación épica de representación en la representación. Ambas figuras centrales no figuran en el texto. Su historia es un vacío alrededor del cual giran las conversaciones de los demás. Paul e Ines, Fritz y Anne, Robert y Tanja representan a quienes están ausentes. Fausto y Grete se transforman para ellos en paradigmáticas piezas en un tablero y superficies de proyección.
Palmetshofer escribió nuevamente cataratas de lugares comunes, que, incluidas todas las frases cortadas y de relleno, parece haber tomado directamente del habla de la gente. Pero transformando la elipsis en principio estilístico y repitiendo tautológicamente muñones de frases surge en los diálogos un parloteo artificial que deja en evidencia las conversaciones huecas en relaciones de conveniencia y superficiales. Por otra parte, justamente en los diálogos, ese recurso expresa una búsqueda, dejando al descubierto una forma de pensar que gira en torno a un objeto que no se logra comprender.”
(Anne Peter, Nachtkritik)
Datos técnicos:
Estreno: 2.04.2009, Schauspielhaus Wien
Dirección: Felicitas Brucker
Personajes: 3 mujeres, 3 hombres
Derechos: Fischer Verlag, Theater und Medien
Traducciones: Biblioteca teatral