Nuevas obras alemanas - Obras

Diebe ("Ladrones")

Finn, un agente de seguros, abre los ojos y sabe que no querrá levantarse nunca más. Su hermana Linda vio un lobo y espera por ello que su balneario de aguas termales, amenazado por la bancarrota, se encuentre próximamente en medio de una zona natural protegida. A Erwin, el padre de ambos, le agradaría mantener alguna vez una conversación normal, sobre el tiempo o las estrellas.
A Monika, vendedora en un supermercado, el jefe le prometió un ascenso. Quizás la dirección de un filial en Holanda. Su esposo, Thomas, un policía, está dispuesto a acompañarla. El señor y la señora Schmidt se sienten observados. ¿Por un animal? Mira, embarazada, no quiere tener el hijo. Josef, el padre, quiere a toda costa que lo tenga. Gabi y Rainer buscan un apartamento o hacen como si lo buscaran. Ira, una señora de cierta edad, echa de menos a su esposo. ¿Sólo salió a pasear?

Dea Loher entreteje hábilmente esos episodios aislados. Los personajes se topan unos con otros una y otra vez en diferentes constelaciones, vuelven a verse en sorpresivos encuentros. Así surge un triste panorama, si bien no carente de cierta comicidad, de seres humanos contemporáneos. Siempre al borde del abismo, pero sin perder nunca las esperanzas.
(Deutsches Theater, Berlín)
Los críticos opinan:
"Pequeños sucesos, situaciones fugaces, parejas casuales unas, y otras con una larga historia. En la obra teatral "Ladrones", de Dea Loher, las relaciones entre las personas son poco consistentes. Algunas de las personas se hallan emparentadas, otras no, algunas llevan el mismo nombre, pero no pertenecen a la misma familia. (..)
Se trata de doce seres humanos a los que prácticamente nada une; doce vidas no entrelazadas por una historia común; doce existencias que se hallan simplemente allí, sin sentido. Pero la situación nada tiene de abandono filosófico ni de sublimación; las personas se hallan simplemente en el espacio, sin historia, sin futuro, sin sentido. (…)
De la dramaturgia abierta surge una cierta totalidad, esos doce son "todos". Lo que los une en esta pieza es, amén de algunos fragmentos de acción, sólo su superfluidad. De allí viene también el título: estos ladrones se sienten como si se hubieran robado su propia vida (…)
A partir de esa situación, Dea Loher no sólo esboza una imagen de los estratos inferiores y medios (¡) de lo que aún se da en denominar sociedad, sino que presenta a los personajes como si realmente algo los uniera, como si formaran efectivamente parte de un gran todo. La autora sabe manejar el lenguaje de tal forma que abarca esa situación sin caer en el patetismo —y menos en el falso patetismo— que a veces se le endilga.
Algo completamente nuevo es para Dea Loher, por el contrario, haber escrito una semicomedia. (…) La autora se desplaza en la obra tan cómodamente como la sucesión de escenas, entre una sobria participación y una risa a veces sonora, a veces amarga. Se trata, naturalmente, de humor negro. Pero también ese humor es cómico y la risa que genera, incluso liberadora."
(Peter Michalzik, Mülheimer Theatertage 2010)


"Con destreza entrelaza Dea Loher los numerosos caracteres para formar un panel social a medio camino entre amargo y cómico. La estructura de la pieza y el engranaje de las escenas y figuras son tan perfectos que ese virtuosismo dramatúrgico puede interpretarse incluso como un ejercicio de autoironía… (…) "
La obra contiene varios extraños giros que deja al espectador con la boca abierta. Una mujer llega a una comisaría e informa que su novio casi la ha estrangulado y que apenas pudo liberarse. Agrega que luego él la llevó en auto a casa. Y que no desea denunciarlo, sino sólo preguntar si lo puede demandar retroactivamente, en caso de que vuelva a perder los estribos. (…) Ni el estupefacto policía ni el espectador entienden el mundo. Justamente, en los "Ladrones" el tema es lo inexplicable de la actividad humana, la compleja mezcla de sentimientos, los límites de la razón."
(Stefan Keim, Programa del festival Berliner Theatertreffen 2010)
Datos técnicos:
Estreno 15.01.2010, Deutsches Theater Berlín
Dirección Andreas Kriegenburg
Personajes 6 mujeres, 6 hombres
Derechos Verlag der Autoren
Traducciones Biblioteca de teatro