Nuevas obras alemanas - Obras

Immer noch Sturm
(Sigue la tormenta, título traducido)

"El valle de Jaunfeld, en la región de Carintia, sur de Austria: allí se reúnen alrededor de un "yo" (¿o está ese "yo" más bien al margen?) sus antepasados: los abuelos y sus hijos, entre ellos su propia madre. Todos se le aparecen y lo acompañan hasta en los sueños en una serie de escenas en las que se alternan las más diversas formas teatrales y del lenguaje. Se trata de un panóptico que va mucho más allá de todos los géneros literarios, pero que simultáneamente se los apropia. ¿Nos presenta Peter Handke una ejemplar tragedia familiar en varias escenas? (Al fin y al cabo, dos de los hermanos mueren en los años cuarenta). ¿Nos relata, deteniéndose en determinadas estaciones, la epopeya de un pueblo, el esloveno? (De los eslovenos partió la única resistencia armada contra el régimen nacionalsocialista en sus fronteras originales). ¿Esboza el autor un drama histórico de eternos perdedores (que creían que la historia estaba de su lado, pero que nada alcanzaron)? ¿O nos remite en un relato dramático a su propia biografía, sus condiciones y consecuencias? En la nueva obra de Handke se superponen la prosa y el drama, lo teatral y lo poético, lo histórico y lo personal. Al final no queda claro si el sobreviviente hermano de la madre realmente tiene la última palabra: "Continúa reinando la tormenta. Una tormenta que no cesa. Todavía sigue la tormenta. Sí, hemos cometido una injusticia… la injusticia de haber nacido aquí, justamente aquí."
(Suhrkamp Verlag, Theater und Medien)

Críticas sobre la obra:

"Un gran canto a la vida: la nueva obra de Peter Handke es un viaje a través de tiempos, sueños y mundos. Handke nos lleva de la Europa del siglo pasado al presente. El autor recuerda la historia de sus antepasados eslovenos. Inspirado por un legado de cartas, relatos e imágenes del recuerdo, sigue la huella de su memoria: "No soy yo quien nos os deja en paz. Ello no me deja en paz, no me deja descansar. Vosotros no me dejáis en paz." Se trata de una familia eslovena de pequeños campesinos en Carintia, que, amenazada durante la era nazi por la prohibición de hablar su idioma y por la política de desplazamientos forzados, se pliega a la resistencia. Después del fin de la guerra, luego de unas pocas semanas de libertad conquistada y vivida, la familia se siente empero nuevamente reprimida y marginada. El relator llama en el recuerdo a sus antepasados y describe el escenario como una vieja foto en blanco y negro en la que él mismo se integra y que poco a poco despierta a la vida. El "yo", el autor como anciano, la figura central que sueña y relata, se ve crecer. Se ve durmiendo en el nido de la raíz de un manzano y saliendo de la sombra de su madre como hombre joven que quiere vivir su propia vida. Inventa figuras lúdicas y cómicas que se pelean, se alegran y entristecen, se encuentra con sus abuelos, tías y tíos. El relator se transforma en huésped de esa comunidad recordada, que lo lleva a los lugares de su niñez. Y es entonces cuando dejar de ser un extraño.
(Thalia Theater, Hamburgo)


"Cuando Handke envía a sus pasados eslovenos, a partir de 1936, a un viaje a través del siglo pasado, trayéndolos de la memoria a su (auto)construcción, su texto siempre permanece ingrávido, ligero, casi etéreo. Cuando Handke describe, se trata sobre todo de una búsqueda: una búsqueda del lenguaje, de recuerdos, de posibilidades y también, sí, de verdades. Es también una búsqueda de los personajes que conforman su propia historia familiar, en medio de un vendaval de sucesos políticos en el que irremediablemente uno queda atrapado entre la resistencia y el conformismo. Esta obra de Handke es un complejo juego con sueños y traumas."
(Hartmut Krug, en: Nachtkritik, 12.08.2011)


"Sigue la tormenta": una misa negra, una convocatoria de espíritus, otra vez. Las historias de Peter Handke siempre emiten gritos hacia el interior de la caja de resonancia de la historia y el eco que registran son cartografías de lo desaparecido, que implacamblemente arrojan sus sombras sobre el hoy y el aquí. En Handke, y particularmente en esta obra, lo trágico y lo dramático siempre se hallan insertos en esas proyecciones de sombras."
(Dirk Pilz, in: Frankfurter Rundschau, 15.08.2011)


"Hacer aparecer a sus propios antepasados en una especie de convocatoria de espíritus es una extraña idea. No obstante, llamados por un narrador, los antepasados conservan su propia realidad, en un viaje por el tiempo que no sólo se desarrolla linealmente, sino que funciona con meandros, cortes, complejas superposiciones de diversos niveles de tiempo: el tiempo político y el tiempo natural, el tiempo de los paisajes. En su refinado hermetismo, esa idea es singular."
(Thomas Oberender, conversación con el germanista Hans Höller, libro de programa del Festival de Salzburgo 2011, p.46)

Datos técnicos:

Estreno 12.08.2011, Salzburger Festspiele (Pernerinsel)
Dirección Dimiter Gotscheff
Personaje variabel
Derechos Suhrkamp, Theater und Medien
Traducciones Biblioteca de teatro