Nuevas obras alemanas - Obras

Cicatrices en el terreno

"Febrero de 1989. Marie y Marc quieren huir de Alemania Oriental a Alemania Occidental atravesando la frontera por la noche. El intento fracasa: poco antes comienzan una disputa. Marie se da cuenta que su visión del futuro se diferencia considerablemente de la de Marc. A ciegas corre hacia el bosque, para reflexionar, y desaparece durante días. Marc lleva adelante el plan solo y es matado a tiros.
Ocho años después. Inmediatamente después de la caída del Muro, Marie se ha marchado de casa sin decir una palabra y no ha regresado. Ha vagabundeado sin rumbo fijo, ha realizado diversos trabajos y vive ahora en una antigua estación de tren. Sus padres no han abandonado la ahora ex Alemania Oriental y observan allí las grandes transformaciones. A su padre, el nuevo mundo le es tan extraño que prefiere buscar huellas del antiguo en su colección de piedras. La mina en la que trabajó fue inundada, pero piensa que quizás "el suelo necesite recuperarse de tanta intervención humana". Ingrid, su madre, quiere hacer algo, pero no sabe por dónde comenzar. Hurga en escombreras, surfea en Internet y finalmente sale en busca de su hija.

Desde diversos puntos de vista y en escenas con rápidos cambios de tiempo, Anne Habermehl reflexiona sobre el precio que puede tener la libertad, con qué esperanzas y ansiedades se la relaciona y cuán difícil es llevar a veces estas a la práctica, cuando cada uno tiene una idea completamente diferente de qué es la libertad."
(Rowohlt Theaterverlag)


Críticas sobre la obra:

"¿Marcharse o quedarse? En vista de la existencia del Muro, puede ser una pregunta de vida o muerte. En "Cicatrices en el terreno", de Anne Habermehl, se trata también de una cuestión generacional: en febrero de 1989, en los bosques cercanos a la ciudad de Gera, a Marie y Marc los impulsa la desmesura de jóvenes de 17 años que sueñan con deslindarse de todo. Los padres de Marie, una gruñona pareja entrada en años, que oscila entre el afecto y el tedio, se enzarzan día tras día en pequeñas luchas, en las que se arrojan mutuamente con diferentes argumentos y razones: una mirada retrospectiva sarcástica sobre biografías desvalorizadas después del colapso de Alemania Oriental (él) y el valor de intentar un nuevo comienzo (ella), que no puede ser solo el desagradable trabajillo de redactar mensajes SMS pornográficos. (…)

Sin ornamentos y con una empatía total con los valientes que se ahogan, Anne Habermehl refleja lo político en las cicatrices de lo privado, hasta que queda claro que: la cuestión de quedarse o marcharse no puede contestarse siempre con un sencillo "sí" o "no". En las cicatrices del terreno dominan los tonos grises."
(Barbara Burckhardt en: Theater Heute, 03/2011)


"Todo ello puede ser pintado a brocha gorda como gran tragedia, pero Anne Habermehl elige otra forma. El texto viene con paso ligero, mucho solo es insinuado, resuenan cosas no dichas y la desgracia se entrevé en medias frases y comentarios al pasar. ¬Justamente por ello, "Las cicatrices del terreno" es una pieza densa, de 80 minutos de brevedad, sobre los seres humanos y sus heridas, sobre aquello que llevan consigo en la transición de su vida actual a una nueva."
(Ute Grundmann en: Die Deutsche Bühne 12/2010)


Datos técnicos:

Estreno 8.10.2010, Theater Altenburg-Gera
Dirección Anne Habermehl
Número de personas 2 mujeres, 2 hombres
Derechos Rowohlt Theaterverlag
Traducciones Theaterbibliothek