Biblioteca fantástica de WETZLAR “Me gusta imaginarme, cómo sería si...”

Un lugar para soñar
Un lugar para soñar | Foto (Detalle): © Anna Fein

Waldemar es un apasionado de la literatura de ciencia ficción. La biblioteca fantástica de Wetzlar es para él desde hace años un pequeño paraíso, casi perfecto. 

De niño chico yo me la pasaba afuera. Luego conocí el mundo de los libros, y desde entonces prefería quedarme en casa leyendo. A los 19 años me vine desde Rusia a Alemania con mis padres. Ahora vivo en Braunfels. Para mí es una verdadera suerte que Wetzlar, con su biblioteca fantástica, quede solo a 20 kilómetros de mi casa. Aquí hay una gigantesca oferta de libros de ciencia ficción.

Waldemar va varias veces al mes a la biblioteca fantástica en busca de sus autores favoritos. Waldemar va varias veces al mes a la biblioteca fantástica en busca de sus autores favoritos. | Foto (Detalle): © Anna Fein Por lo menos una o dos veces al mes, vengo y me llevo varios libros, para tener un buen stock en casa. Si uno anda con tiempo, también se puede pasar un rato muy agradable aquí. Los espacios están muy bien acondicionados, en todas partes hay rinconcitos para leer.



Un acogedor rincón de lectura, con sofá, mucha luz y hasta una planta de interior. Un acogedor rincón de lectura, con sofá, mucha luz y hasta una planta de interior. | Foto (Detalle): © Anna Fein Yo puedo prescindir de todo, menos de los libros. Lo que más me gusta es la ciencia ficción. Desde hace 25 años que leo ese tipo de literatura. Me gusta imaginarme, cómo sería si… Por ejemplo, cómo sería viajar a otro planeta, descubrir nuevos mundos. En la ciencia ficción, los sueños y deseos de la fantasía de las personas se cumplen en forma de literatura. Las personas se imaginan y se preguntan, cómo podría ser el mundo del futuro; los escritores de ciencia ficción transforman  eso en realidad en sus libros.
 
Y si el autor escribe bien, es una verdadera belleza. Yo encuentro fascinante que las personas puedan crear esos mundos tan complejos. Yo no podría inventar algo así. Aquí está la obra completa de alguno de mis autores favoritos. En otras bibliotecas ni siquiera los encontraría.

Aquí rara vez está muy lleno. Eso me gusta, porque así uno puede estar tranquilo y sentarse cómodamente a leer una o dos horas.

Waldemar H. en un asiento de novelas de Perry Rodan: “Igual me da un poco de pena por los libros.“ Waldemar H. en un asiento de novelas de Perry Rodan: “Igual me da un poco de pena por los libros.“ | Foto (Detalle): © Anna Fein Ser socio de la biblioteca fantástica es gratis y me permite sacar y leer siempre nuevos libros sin necesidad de comprármelos. El único pequeño “pero” son los horarios. La biblioteca está abierta solo algunas horas después de almuerzo de lunes a jueves, y los miércoles también en la mañana. Eso me obliga a planificarme para poder coincidir con los horarios. Pero en realidad, tampoco es tan dramático. Estoy muy contento con la biblioteca. También al personal puedo preguntarle lo que sea, conocen cada uno de los libros que hay aquí. Más de alguna vez me he pasado en el plazo de devolución, pero los bibliotecarios son muy amables. Si uno se atrasa, por lo general, basta con avisar por teléfono.

El rincón místico: Todas las salas están decoradas temáticamente. El rincón místico: Todas las salas están decoradas temáticamente. | Foto (Detalle): © Anna Fein A veces vengo con mis dos hijas. A ellas les encanta la biblioteca. Hay una sección infantil maravillosa, con libros como Harry Potter y cuentos de hadas, y además con juguetes. Allí también todo es muy bonito y acogedor. A mis hijas les gusta mucho jugar aquí o pasarse un rato largo leyendo. Aunque, naturalmente, lo que más les gusta es que yo les lea.

Rincón de juegos y literatura infantil: Mundos fantásticos también para los pequeños. Rincón de juegos y literatura infantil: Mundos fantásticos también para los pequeños. | Foto (Detalle): © Anna Fein

Waldemar H. (1977) nació en Rusia y a los 19 años se trasladó con sus padres a Alemania. Desde hace más de diez años, va varias veces al mes a la Biblioteca fantástica de Wetzlar a aprovisionarse de literatura de fantasía y ciencia ficción.
La Biblioteca fantástica de Wetzlar es única en su tipo en Alemania. En sus cinco pisos, acoge un catálogo de más de 270.000 títulos de todos los géneros de la literatura fantástica: cuentos de hadas, mitología, literatura mística, aventuras, ciencia ficción, fantasía y horror. También tiene libros infantiles y una gran sección de literatura secundaria sobre ciencia ficción.

 

¡escríbanos!

¿Cuál es su biblioteca favorita? ¿Qué es lo que le gusta de su biblioteca? ¿Tiene alguna anécdota en relación a una biblioteca? Nos gustaría conocer su historia.