BIBLIOTECA DE SYLT “Descolgarse del estrés y de laS exigencias escolares”

La biblioteca es un lugar de encuentro para las y los jóvenes isleños del colegio Schulzentrums Westerland en Sylt
La biblioteca es un lugar de encuentro para las y los jóvenes isleños del colegio Schulzentrums Westerland en Sylt | Foto (Detalle): © Birgit Dankert

Para estos colegiales de 15 años, el camino a la biblioteca se transforma a veces en un ventoso paseo. Es la biblioteca de Sylt, una isla en medio del Mar del Norte.

 

Todos nosotros vivimos en Sylt. Algunos nacieron en la isla, otros vienen originalmente de muy diferentes partes del mundo. Nuestros padres y madres trabajan aquí y nosotros vamos aquí al colegio. En el caso de algunos, el camino entre la casa y la biblioteca pasa directamente por la playa, eso es desde ya algo muy especial.

Desde pequeños se nos enseña a tener una relación cercana con la biblioteca. Ya en la escuela básica vienen siempre cursos, como en peregrinación, con sus profesoras y profesores. Muchos niñas y niños tienen desde ese entonces carnet de la biblioteca, aunque hay que decir que en algunos casos lamentablemente andan perdidos quién sabe dónde. Hasta los 18 años, los préstamos no tienen costo.

Un grupo de alumnas utilizando el catálogo digital: acceso libre al conocimiento, al arte y a la entretención en  todo el mundo Un grupo de alumnas utilizando el catálogo digital: acceso libre al conocimiento, al arte y a la entretención en todo el mundo | Foto (Detalle): © Birgit Dankert Por supuesto que podría haber una vinculación o cooperación todavía más estrecha entre el colegio y la biblioteca, pero, por otra parte, la situación actual permite que este sea un espacio libre. Y precisamente por esa razón, para muchos de nosotros es un lugar regular de encuentro, un lugar donde podemos estudiar para el colegio, intercambiar ideas, conversar. Aquí hay muchos materiales disponibles que necesitamos para clases. Específicamente para los que quieren estudiar en la universidad, este es un buen aprendizaje para saber utilizar después las bibliotecas universitarias.

Pero aquí también nos informamos sobre cosas que nos interesan en términos personales. Y podemos desconectarnos del estrés y las exigencias escolares. Nos gusta juntarnos aquí. Si uno anda buscando un lugar tranquilo donde pasar un rato, la biblioteca es una buena opción.

Sumergirse en audiolibros o aprendiendo sobre los hobbies propios Sumergirse en audiolibros o aprendiendo sobre los hobbies propios | Foto (Detalle): © Birgit Dankert La discusión sobre la importancia de los libros en relación a otro tipo de medios nos parece innecesaria. Nosotros no vemos el problema. Sabemos exactamente lo que nos interesa de los medios sociales, así como lo que podemos encontrar en la biblioteca. ¿Por qué habríamos de dejar de leer libros si es tan agradable tenerlos entre las manos? Pero somos nosotros los que decidimos qué queremos leer en qué soporte. Ese ruido inconfundible cuando en un E-Book se simula en paso de las hojas también es muy cool.

Line colabora en el programa online “Zwischen den Meeren”, pero no deja de lado el antiguo diccionario Line colabora en el programa online “Zwischen den Meeren”, pero no deja de lado el antiguo diccionario | Foto (Detalle): © Birgit Dankert Dos de nosotros, Line y Aurelia trabajan algunas horas a la semana en la biblioteca. Esto tiene una larga tradición acá, se les llama “niños de los libros”. Este trabajo voluntario se organiza a través de una aplicación propia. En su rol de “Niñas de los libros”, Line y Aurelia son algo así como muchachas todo servicio: organizan la provisión de diarios regionales y nacionales en versión impresa o digital y administran los préstamos online de  Zwischen den Meeren (Entre los mares), un programa de capacitación por internet.

Aurelia se ocupa de los diarios regionales y nacionales en el área de lectura Aurelia se ocupa de los diarios regionales y nacionales en el área de lectura | Foto (Detalle): © Birgit Dankert En el verano, la isla se llena naturalmente de turistas: por cada isleño llegan unos diez afuerinos. A algunos de nosotros nos molesta, porque ellos vienen de vacaciones a la isla, pero para nosotros esto es la vida diaria. Sylt es considerada como la isla de los “ricos y famosos”, pero acá vivimos también persona comunes y corrientes, entonces se produce un choque entre dos mundos. Pero no nos sentimos discriminados. A veces nos encontramos también con turistas en la biblioteca. Al igual que a muchos de nosotros les gustan las noveles policiales, solo que en el caso de ellos, la mayoría anda en búsqueda de novelas policiales de la isla.

Novelas policiales locales e internacionales, una turista y una colegiala de la isla Novelas policiales locales e internacionales, una turista y una colegiala de la isla | Foto (Detalle): © Birgit Dankert

Las y los jóvenes tienen alrededor de 15 años y cursan la décima clase en el Schulzentrums Sylt en Westerland, un colegio en el que se puede hacer diferentes tipos de bachillerato escolar.
La  Biblioteca de Sylt fue completamente restaurada en 2016 y su colección se compone de 15.700 libros y medios en otros formatos. Gracias a su particular forma de organización, de la que participan corporaciones privadas y públicas de carácter local, regional y nacional, esta biblioteca pública ubicada lejos de todos los grandes centro urbanos tiene categoría profesional y un estándar de nivel internacional.
 

¡escríbanos!

¿Cuál es su biblioteca favorita? ¿Qué es lo que le gusta de su biblioteca? ¿Tiene alguna anécdota en relación a una biblioteca? Nos gustaría conocer su historia.