Rusia Elena Fanailova

Elena Fanailova
Foto: Alexander Tjagny-Rjadnal

¿Qué significa para usted el término “refugiado”?

Un hombre obligado a abandonar su patria o su región como resultado de acciones militares, una catástrofe humanitaria o natural, persecuciones políticas, amenazas de encarcelamiento por motivos ideológicos, persecuciones por rasgos raciales o religiosos, problemas sociales (pobreza, hambre, riesgo de vida por mal servicio de salud, etc.), discriminación por el tipo de orientación sexual y otros rasgos. El hombre busca otro país o una región más segura y próspera para vivir por un tiempo o en forma permanente. Está dispuesto a afrontar las transitorias dificultades de adaptación (vida en tiendas de campaña, bajo salario, documentos temporarios de residencia) con tal de salvar la vida o mejorar su nivel. A los migrantes forzados también los considero refugiados.

¿Es menos legítimo huir de la pobreza que huir de la guerra o de la opresión política?

De ninguna manera. Por regla general, el hecho de huir de la pobreza, si se examinan bien sus causas y motivos, está ligado con regímenes políticos y con las amenazas que estos generan. La denominada “emigración del embutido” de la Unión Soviética entre los décadas de 1970 y 1980 estuvo vinculada al descontento con el régimen social de vida en el país y con el control totalitario que el Estado ejercía sobre toda clase de actividad, lo que incluía arrestos y encarcelamientos por algunos tipos de emprendimientos privados. Los refugiados de los países africanos que huyen a Europa (Italia) se salvan de una pobreza que raya con la inanición y la muerte de la familia y de las comunidades.

¿Y qué opina de los que huyen a causa de problemas medioambientales?

La respuesta pertenece al mismo ámbito que la anterior: los problemas ambientales están ligados a regímenes políticos, al nivel de monopolio estatal u oligárquico de los recursos naturales. Los ecólogos rusos Surén Gazarián, Evgueni Vitishko (de la “Guardia ecológica por el Cáucaso Norte”) y Konstantín Rubajin (del movimiento “En defensa del Jopior”) se vieron obligados a emigrar porque los perseguían penalmente a causa de su activismo ecológico, el cual rozaba los intereses de grandes funcionarios y monopolios, incluyendo el presidente de Rusia y círculos cercanos al Kremlin.

¿Cuándo se deja de ser refugiado?

Cuando se reciben los documentos que acreditan una residencia permanente en el país, un trabajo acorde con su calificación y el correspondiente salario o subsidio. Pasa al estado de emigrante. Psicológicamente puede no dejar de sentirse refugiado.

¿Existe un derecho natural al asilo?

Existe el derecho internacional que jurídicamente refuerza al natural. Se trata de la Convención y de los protocolos de la ONU.

En caso afirmativo: ¿es un derecho incondicional o se puede perder?

Considero que es un derecho inalienable.

¿Piensa que hay un límite en la cantidad de refugiados que puede absorber una sociedad?

Supongo que tales países existen: Estados Unidos, Canadá, Australia.

En caso afirmativo: ¿dónde pondría ese límite y por qué?

Esos posibles límites vienen dictados por el tamaño del país, su nivel de desarrollo económico y de cultura política, también por la capacidad de su élite de asumir la responsabilidad por el flujo de refugiados y el nivel de xenofobia de los propios países. Estados Unidos, entre los siglos XIX y XX, acogió a una cantidad de refugiados y migrantes que ningún país europeo hubiera podido absorber. Si un país está en condiciones de garantizarle al flujo de refugiados un lugar para vivir y adaptarse a una vida normal, ese será su límite positivo. El límite negativo sería la necesidad de acoger refugiados en épocas de guerra o catástrofes, necesidad que puede alcanzar un volumen ilimitado. Pero, en general, la representación vulgar sobre la “crisis de los refugiados” –por ejemplo como resultado del conflicto sirio– es un poco exagerada, lo cual se advierte si se examinan las estadísticas sobre la relación entre la cantidad de refugiados y la población de esos países.

En su país, ¿hay refugiados con privilegios, por ejemplo algunos que sean mejor recibidos que otros? En caso afirmativo: ¿por qué?

Después del comienzo de las acciones militares en el este de Ucrania hubo muchas publicaciones acerca de la cálida acogida que los rusos daban a los refugiados de Donbass en distintas regiones de Rusia. Después se supo que ni el Estado ni los funcionarios contaban con los recursos necesarios ni la buena voluntad para garantizarles a esas personas vivienda y trabajo, y que los habitantes locales en modo alguno estaban tan bondadosamente dispuestos hacia los refugiados. La explicación para la primera ola de cálida acogida es sencilla: eran rusos que sufrían a causa del ilegítimo gobierno ucraniano, gente de la misma etnia. Eso es en gran medida consecuencia de la propaganda. Los rusos de Chechenia o de Abjasia (durante las acciones militares) no fueron “cálidamente” acogidos por la sociedad; simplemente no gozaban de visibilidad social y el Estado no se preocupaba por ellos.

¿Reciben los refugiados en su país un tratamiento justo?

En mi país tratan injustamente ante todo a los propios ciudadanos. Todos los problemas de Rusia se reflejan en los problemas de los refugiados. Sobre todo el injusto trato al que son sometidos los migrantes laborales de los países de Asia Central; los organismos de protección pueden hasta quitarles a los hijos. San Petersburgo se vio conmocionada por la muerte de Umarali Nazárov, a quien quitaron a una familia tayika sin fundamentos legales. Los refugiados de las zonas de conflictos militares en Moldavia y Abjasia no tienen ningún estatus oficial; todos ellos, hasta donde sé, debieron resolver sus problemas por su cuenta.

¿Aceptaría recortes en el sistema de seguridad social de su país para facilitar el ingreso de más refugiados?

La realidad es que en Rusia el presupuesto para educación y salud se reduce monstruosamente a fin de aumentar el presupuesto militar. A mi entender la pregunta no está formulada correctamente: el presupuesto para necesidades sociales debe prever todos los gastos sociales, incluyendo la ayuda a los refugiados.

¿Qué requisitos deberían cumplir los refugiados para lograr una integración satisfactoria? ¿Y los ciudadanos del país anfitrión?

El aprendizaje del idioma y el deseo de integrarse por parte de los refugiados y emigrantes. Ofrecimiento de puestos de trabajo en el sector blanco de la economía por parte de los países de acogida.

No violar la ley. Aprender el idioma del país, al menos para un uso cotidiano. Intentar observar las normas sociales adoptadas en el país.

Cumplir con las obligaciones internacionales relativas a la acogida de refugiados. Proporcionar ayuda jurídica, garantizar un nivel digno de vida, trabajo, educación.

¿Conoce personalmente a algún refugiado?

Sí. Unos parientes cercanos de mi marido civil, refugiados de Sujum, una familia ruso-georgiana. Su casa recibió disparos; a último momento lograron huir a lo de unos parientes en Moscú. No han obtenido estatus oficial de refugiados. Algunos de mis colegas, literatos y periodistas que huyeron de Asia Central durante los conflictos militares de principios de los años noventa y después de la instauración de regímenes dictatoriales. Mis estudiantes de países africanos, que se valieron de la posibilidad de estudiar para abandonar las zonas de conflictos y de pobreza –mi dirigida de tesis era tutsi (facultad de periodismo de la Universidad de Vorónezh, 1994)–. Mis amigos de Sarajevo, que ahora viven en Liubliana (de adolescentes los rescataron de los disparos durante el bloqueo de la ciudad por parte del ejército). El ya mencionado Konstantín Rubajin, activista ecológico y emigrado político. Varios emigrados políticos por el “Caso Bolótnoie”. Algunos colegas de Radio Svoboda en Praga, emigrados políticos de distintas generaciones y países. Varios de mis amigos LGBT abandonaron el país a causa de la discriminación.

En julio me encontré, en calidad de periodista, con refugiados de Donetsk y Crimea en Lvov; son rusos, ucranianos y tártaros crimeos que abandonaron sus lugares de origen después de la anexión de Crimea y el comienzo de las acciones militares en el este de Ucrania.

¿Apoya de forma activa a algún refugiado?

Como dije antes, los refugiados no constituyen para mí un grupo de personas ajeno, hay bastantes de ellos entre mis allegados, por eso la pregunta me suena un poco rara. Usemos la palabra “cooperación”.

¿Cómo cree que va a evolucionar la situación de los refugiados en su país en los próximos dos años? ¿Y en las próximas dos décadas?

Dado que no es posible predecir cómo se desarrollará la situación política en Rusia ni en dos años ni en veinte, es difícil trazar cualquier escenario, incluyendo la situación de los refugiados.

¿Es capaz de imaginar un mundo sin refugiados?

Por desgracia, difícilmente se podrán erradicar las causas del fenómeno: guerras, catástrofes, desigualdad social, xenofobia.

En caso afirmativo: ¿cómo se conseguiría algo así?

Enormes esfuerzos de la humanidad.

Usted o su familia, ¿han sido refugiados en alguna ocasión?

Ver la respuesta a la pregunta sobre si conozco personalmente a algún refugiado. Además, la experiencia de la familia de mi abuela, que huyó del hambre en Ucrania oriental en los años treinta.

¿Piensa que podría serlo en el futuro? En caso afirmativo: ¿por qué?

Sí, puedo. Por persecuciones ligadas a mi actividad profesional de periodista para una empresa estadounidense, de literata que tiene opiniones democráticas y antibelicistas, que van en contra de la dirección fijada por las autoridades del país. Por manifestar mi desacuerdo con el rumbo político de Rusia hacia la militarización y expansión militar.

¿Cómo se prepararía llegado el caso?

No creo que uno pueda prepararse para ello.

¿En qué país se refugiaría?

En algún país de Europa Central.

¿Cuánto “hogar” o cuánta “patria” necesita?*

A decir verdad, me interesa todo el mundo. Temo que la patria sea una estructura bastante caduca.

*Esta pregunta ha sido tomada del cuestionario de Max Frisch sobre “Heimat”.