Acceso rápido:
Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al primer nivel de navegación (Alt 2)

Poesía
Marcia Mogro

Marcia Mogro
Marcia Mogro | Foto: Germán Gaymer Rowe

De Marcia Mogro

Marcia Mogro (La Paz, 1956). Reside en Santiago de Chile desde 1985. Estudió literatura en la Universidad Mayor de San Andrés de La Paz. Colabora en revistas y diarios de Bolivia y Chile. Ha publicado Semiramis, 16MG (1988), De la cruz a la fecha (1998), Los Jardines colgantes (2004), Lacrimosa (2005), excavaciones (2009), Restos de un cielo, partes vestigios fragmentos rastros (2011), exposición de alto riesgo (2014) y de los estados, su ánimo (2018). 


Goethe-Institut:  ¿Cómo es tu relación con Bolivia al vivir fuera, eso influye en tu escritura, es decir, crees que escribirías diferente si seguirías viviendo en La Paz?

Marcia Mogro: En mi corazón está siempre presente Bolivia, La Paz, Sopocachi.  Escribiría diferente, pero siempre al borde del acantilado mirando el mar en invierno. Es diferente por los giros del lenguaje, por el paisaje y los puntos del bordado, pero las obsesiones y los miedos son los mismos en el altiplano y en el mar. Igual con mi pluma de tinta negra en papel cuadriculado.


En tu poesía se percibe la presencia de voces, cantos, rezos y oralidades plurales. ¿Cuál crees que es la importancia de la incorporación de esas voces?

Incorporar voces, cantos, rezos y oralidades me permite aprender y conocer de los otros y hacer visibles a los invisibles. Me interesa descubrir mundos dentro de este mundo y enriquecer mi horizonte con múltiples oralidades. Profundizar la conciencia y la sensibilidad de los márgenes es tarea importante en mi escritura. 


Hay quienes consideran que existen dos grupos de poetas. Los poetas visuales que escriben lo que ven, y los poetas del oído que escriben lo que oyen ¿En cuál grupo te incluirías y por qué?

No me incluyo en ningún grupo de poetas ni de nada. Escribo desde mi estar en esta tierra. Creo que no tiene importancia el tipo de poetas que hay y menos el que soy o sería. Quiero mi escritura libre, solamente fiel a mi deambular. Me importa el texto, la obra y sus posibles destellos.  Todo permitido en la libertad infinita que es el arte​



dicen que tienen un desierto formidable y desafiante
dicen que la cordillera está echada y en silencio
dicen que la visión del mar queda en los ojos
que aunque mueras permanece inalterable
dicen que cuando hay tormenta
presenta un aspecto impenetrable y salvaje 

De „Excavaciones“

Top