Shaheen Dill-Riaz | Farbe | 85 Min. | 2006/07
Eisenfresser

Eisenfresser
© RealFiction Filme

Im Fokus des Dokumentarfilms Eisenfresser stehen die soziale Problematik der teilweise menschenverachtenden Arbeitsbedingungen in Bangladesch. Jahr für Jahr ziehen verarmte Bauern aus dem Norden in den Süden des Landes, um auf den Abwrackwerften für ausrangierte Ozeanriesen zu arbeiten. Sie schuften unter härtesten Bedingungen und warten oft vergeblich auf ihren ohnehin viel zu geringen Lohn.

Ein Film aus dem Bestand unserer Cinemateca. 

La tierra ya no sustenta a sus habitantes. Lluvias monzónicas, sequía y erosión enfrentan a los campesinos de los campos de arroz del norte de Bangladesh con problemas económicos que no tienen solución; su única opción es buscar trabajo en el sur. Los patrones, según parece, lo saben muy bien; de otro modo no se explican las terribles condiciones a que los campesinos del norte se someten sin ningún tipo de resistencia. Enseguida salta a la vista sobre todo la falta de cualquier tipo de indumentaria de protección: los trabajadores se mueven sin calzado de seguridad, descalzos, sobre montones de chatarra oxidada y cortante y sin guantes cargan grandes trozos de hierro y arrastran pesados cables de acero por el fango. No llevan cascos protectores ni anteojos, ni siquiera trabajando con el soplete.

Estas carencias extremas en cuanto a medidas de protección mínimas casi hacen sentir en las propias carnes la situación de los trabajadores; la cámara es testigo directo, como si quisiera tratar de ocupar la posición de estos casi esclavos a sueldo. Es casi milagroso que los accidentes laborales no se produzcan continuamente. En los créditos se lee que las condiciones del astillero PHP (“Peace, Happiness and Prosperity“) son buenas en comparación con las demás empresas de desmontaje del Golfo de Bengala.

Hay que tener muy en cuenta estas condiciones físicas para comprender por qué estos trabajadores no reúnen fuerza ni valor para oponerse a su situación y organizarse. En realidad el sistema de la explotación funciona de un modo simplemente pérfido: del trabajo sucio se encargan las personas del norte; los habitantes del sur sin excepción, por lo visto, sacan provecho de ello: se reservan los mejores empleos, de vigilante, capataz o subcontratista, y sobre todo lucran con la venta de comestibles. Cuanto más tiempo se retengan los miserables salarios de estos esclavos, más tienen que recurrir éstos a créditos para sostenerse; y los contratistas aprovechan estas deudas para no pagar los salarios, con el pretexto de que el dinero se entregará directamente a los vendedores de alimentos.

Shaheen Dill-Riaz observa con atención y confía en lo que su película hace visible. Así puede prescindir de toda polémica (por ejemplo, durante el montaje). “Las increíbles condiciones de trabajo que se ven en la película no fueron la mayor sorpresa para mí, sino la estructura administrativa que lleva a las personas a una acumulación de deudas a menudo mortales. Es todavía más sobrecogedor para mí el hecho de que las normas de este sistema explotador se basan en los elementos fundamentales del sistema económico en que todos vivimos. EISENFRESSER muestra hasta dónde esto nos puede llevar“. (Shaheen Dill-Riaz)

EISENFRESSER fue galardonado con el Grand Prix 2007 en el Festival internacional de cine para el medio ambiente de París. También recibió el premio Ram Bahadur Trophy 2007 como Mejor Película en el Festival de cine South Asia en Katmandú y el primer premio en Eine-Welt-Filmpreis NRW 2007.
Shaheen Dill-Riaz wurde 1969 in Dhaka geboren; er war Filmjournalist und Mitorganisator des International Short Film Festival Dhaka. 1992 kam er über ein Stipendium des Goethe-Instituts nach Deutschland. Nach dem Abschluss eines Studiums der Kunstgeschichte an der FU Berlin begann er ein Kamera-Studium an der HFF Konrad Wolf in Potsdam-Babelsberg. Für seinen Abschlussfilm SAND UND WASSER wurde Shaheen Dill-Riaz 2002 mit dem Jahrespreis des DAAD und dem Babelsberger Medienpreis ausgezeichnet.


FILMOGRAFIE (Auswahl)

1995 | „Ein Tag, jeden Tag“ (Regie, Kamera)
1997 | „Gelbland“ (Kamera)
1998 | „Augen hören, Ohren sehen“ (Regie, Kamera)
1999 | „Heinz Mevius“ (Kamera)
2000 | „Mumbai - Masala“ (Kamera)
2002 | „Sand und Wasser“ (Regie, Kamera)
2002/2005 | „Die glücklichsten Menschen der Welt“ (Regie, Kamera)
2005/2007 | „Eisenfresser“ (Regie, Kamera und Buch)