Acceso rápido:
Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al primer nivel de navegación (Alt 2)


@Nicolás: ¿Por qué estás participando en entreLíneas.huidobro? ¿Qué expectativas tienes?

Seguro así lo hubiese soñado Huidobro; hoy celebramos su muerte, su más certero epitafio, su eter–nidad. Ha vivido mas muerto que vivo, el mar dándonos a beber. Excelente excusa para celebrar la muerte, pero más allá de la muerte que mata. Yo quiero celebrar la mu–arte que juega y se ríe, que goza y que vive debajo de la piel.

Leemos entrelíneas para ver más allá del texto. Todo “entre” se abre al infinito. Nuestra posibilidad de sumar otras formas de hacer. La propuesta me hace sentir invitado a la mezcla de formatos y prácticas dentro y fuera del arte.
El vanguardista, cómo hubiese gozado estar en nuestros zapatos virtuales y yo en los suyos. Estoy aquí por la congruencia conceptual de esta residencia, y si él estuviera aquí, estaría haciendo la vanguardia digital con nosotros, peleando el primer puesto.
Es una ocasión de ampliar mi perspectiva de la cultura alemana fusionando sus puntos comunes con la cultura chilena a través de Huidobro. Historias de la sangre, cicatriz y redención.

Dar una mirada nueva y audaz a Huidobro, sin distinguir límites entre su vida y obra tomándolas como unidad, material base para nuevas creaciones. Él mismo no hubiese querido ser nuestro museo, dar nueva vida a su obra es dar un paso más lejos. Espero contagiarnos con Sara las ganas de experimentar, de hacer paracaidismo y de jugar. Vamos a leernos entrelíneas para hallar los infinitos. 'Hay que saltar del corazón al mundo / Hay que construir un poco de infinito […]'."

[26.05.2018]
 

ESPANTAPÁJAROS

Autorretrato
 
Audio wird geladen

 
Me reflejo al fondo de un pozo
esperando encontrar otra cara
Un súbito sismo pido
para remover el espejismo
Me tiemblan las manos sobre el cráneo
me erizan la paja mezquina que tengo por cabello
En mi sombrero sólo anidaban las polillas hambrientas
Veo mi barba descosida
las cuencas hundidas como mi espejo
con el blanco INRI clavado en la frente
¡Mira esta calavera miserable!
es la artesanía maestra de la muerte.
 
De mis brazos crucificados
cuelgan trapos ajenos
Tengo el tronco estrangulado en el cinto
partido de hambre infinita
Mis huesos albos han sido un estigma
Llevo mi bandera hecha hilachas
La Sábana Santa el poncho
y el epitafio tallado en el pecho
No tengo piernas
mi columna es un leño quebrado
Así fui clavado al oficio de espantar.      
¡Mira este cuerpo hecho de desechos!
me anudaron me desnudaron
¡Maldigo pagar pasión tan inmunda!

Aquí furiosa yace mi blancura © Nicolás Sandoval















Fui escarnecido por mi carne blanca
Condenado al cielo
comencé a amar mi tumba
Aprendí los oscuros cantos estelares
Los susurros despertaron mi oreja de palo.
Perdónalos porque no saben lo que hacen, dije
Por accidente me regalaron con la muerte
La espera enarboló mis huesos
En mis cuencas se abrieron hojas al alba
Mi viejo leño enraizó nuevas piernas
Los pájaros escucharon mis crujidos
anidaron mi pecho muerto
como los hombres jamás supieron.
 
Mi cuerpo es mapa del silencio
Lee estos blancos orificios de mis manos y pies
las cicatrices de mi frente
la eternidad de mis canas
Testamento de mi esencia polvorienta
a pesar del reacio espejismo.
 
Tumba me dieron, y resucité de entre los vivos.
 
De paja me hicieron, y volé.
 
Bufón me hicieron, y reí mi canto.
 
Espantoso me quisieron, y aprendí a espantar
incluso al espanto.

30/6/15 - Nicolás Sandoval

Top