Acceso rápido:
Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al primer nivel de navegación (Alt 2)

3 de octubre 2019
LA TERCERA CARTA ES UNA CAJA

Liebe Johanna,
 
porque me ha gustado mucho tu última carta
pensé que esta vez sería mejor
enviarte un paquete
con diferentes cosas; una caja con objetos encontrados
para que toques, veas, oigas y con un poco de imaginación
huelas. Estamos dando vueltas entre idiomas
y lecturas, yendo y viniendo entre los tiempos y los versos
y en este vagabundeo van apareciendo formas
sin contorno, pistas, huellas
el poema deja tras sí una estela. Y pese a que el concepto
de una residencia literaria
on-line
tenga la intención de reducir las emanaciones de CO2 
producidas por los vuelos intercontinentales
otra opción posible para ayudar al medio ambiente
es tomar lo que ya existe y reciclarlo. Hacer algo 
con la obra de Gabriela Mistral es casi, en sí mismo, 
un sub-género artístico. Por esto
te envío esta caja de cartón con los objetos que fui encontrando
en el camino. Cada uno tiene un número, una breve
introducción y están cubiertos
de una tela suave. Espero que te lleguen pronto. 
 
 
OBJETOS ENCONTRADOS 
 
objeto uno (1)
 
El primer objeto es urgente, en este momento
histórico
               es un objeto
de primera necesidad. Yo nunca nuncahe recibido 
un premio por alguna cosa.

1a 1b 1c

objeto dos (2)
 
Este objeto no es como el primero. Si el primero
destruye para liberarnos y dejarnos en el vacío
en blanco
el segundo objeto encontrado es la germinación
de un holograma. Nunca había escuchado su voz
antes de esta residencia. Me impresionó
su forma de hablar, de acentuar algunas palabras. 
Me recordó a personas
que alguna vez oí en la infancia. Así hablábamos 
los chilenos
antes, tal vez, así hablemos todavía.
Aquí junté sílabas
como sonidos y muchas respiraciones
que soplan el pájaro del poema. 
 
objeto 2

 
 
objeto tres (3)
 
Existen miles de versiones de poemas de Gabriela, recitadas
con voz más parecida a la de Gabriel o más parecida a la
de Lucila. Yo encontré en el camino este disco. No es el 
más conocido; no sé si representa a la música chilena 
tampoco. Pero sé de dónde viene esa voz,
puedo imaginar la boca y el rostro de la persona 
que está cantando. La conocí
por accidente un verano fuera de Chile, en una ciudad 
que en ese entonces para ambos
era nueva. Estuvimos cerca, nos vimos y oímos de cerca. 
Hace tiempo que no sé nada de ella y dando vueltas por aquí
la reencontrado y la he vuelto a escuchar e imaginar, como
entonces, con su boca, su rostro y sus manos sobre la guitarra.
Me alegra compartir la obra de una persona
reencontrada con una persona casi desconocida. 
El tercer objeto de la caja es el excelente disco
que hizo Florencia Lira con once poemas de Gabriela
Mistral. Tengo mis temas favoritos, pero no quisiera
influenciarte con mi opinión. 
Lo dejo aquí para que lo escuches:
 
 
https://www.youtube.com/watch?v=roMdVFdv5ng
 
 
objeto último (4)
 
Y esto es lo último que encontré (hasta ahora). Fue 
más que una sorpresa. No todo el mundo sabe
que hay algunos libros de Gabriela sin terminar. 
Hay uno de ellos que comenzó a escribirlo
en el año 1923 y parcialmente durante el resto de esa
década fue publicando partes
de este poema en prosa. 
Se llama “Motivos de San Francisco”.
La leyenda cuenta que este libro nunca dejó
de corregirlo hasta su fallecimiento. Ningún editor pudo
arrancárselo y por este celoso cuidado a la obra, con 
la ambición puesta en su perfección, 
resulta un libro indispensable. Y desconocido. 
Ahora lo tengo en mi escritorio. Es bello y grande; es
su primera edición. Cuando lo recibí de la biblioteca 
no pude dejar de contemplar el amable formato 
y su aura: las hojas café, los grabados. Al abrir
las primeras páginas y descubrir el título encontré
una curiosa dedicatoria escrita en inglés. 
El último objeto encontrado podría llamarse:
“Todo libro es una carta”. Hice una traducción. Y 
también decidí interpretarla. Raro objeto, tal vez
nos esté describiendo a nosotros. 
 
 
objeto 4  
 
Traducción propia e interpretada: 
 
Señora y Señor XXX
Todo libro es, en un sentido profundo, una carta circular para los amigos de aquel que lo ha escrito o incluso prologado y publicado. Sólo ellos captan su sentido; encuentran mensajes privados, alusiones a la amistad y expresiones de gratitud, dejadas para ellos en cada esquina. El público no es sino un patrón generoso que costea los gastos de envío, siendo una carta pública, tenemos la antigua y amable costumbre de dirigirla también hacia los otros. ¿Y de qué debiese estar alguien orgulloso, si no es de sus propios amigos?

César Díaz-Muñoz Cormatches, Santiago, 1971. 
 
 
Eso es todo lo que hay en esta caja. Si quieres
puedes doblar el cartón y depositarlo
en el contenedor para papeles y cartones
o si prefieres
puedes seguir metiendo cosas que vayas
encontrando ya que 
para seguir hablando
todavía nos queda Octubre. 
 
 
Felipe  

Top