Acceso rápido:
Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al primer nivel de navegación (Alt 2)

12 de noviembre
"nuestra residencia es una criatura"

Querida Johanna,
 
Quiero pensar que este espacio
inventado, nuestra residencia 
es una criatura que se refunda
todos los días nace y luce distinta.
 
Hay otra figura que me gusta
el edificio que propones, la metáfora
del patio interior, que imagino desarreglado
jardín terco entre Santiago y Berlín
desde ahí giro el picaporte de la puerta
uso esta falla en el sistema para escribirte.
 
Es muy hermoso cuando dices
que no sabes cómo distinguir
el silencio del toque de queda
pienso en un ruido blanco
interrumpido por bocinazos, 
helicópteros, gritos 
ollas y sartenes abolladas.
Me pregunto si en Berlín
también golpean sus ollas
para demostrar indignación.
 
Antes este sonido
era desconocido para mí
-el murmullo del toque de queda-
y tenía que recrearlo
a partir de las historias de mis padres.
 
Aquí más de doscientas personas
han perdido sus ojos
otros han sido heridos, baleados
incinerados, cualquier excusa 
ha servido para ocultar la evidencia
del terrorismo de Estado.
 
Es cierto: todos los días renovamos
el trabajo de la imaginación
no sabemos realmente qué pasara mañana.
Es díficil enfrentarse a las propias ideas.
 
Ahora mismo, en Bolivia
se lleva a cabo un golpe al gobierno.
Miro las noticias en la pantalla del computador
oigo testimonios y sé que nunca entenderé
totalmente lo que sucede
pero algo me hermana 
con el dolor de ese país.
 
Tú comparas lo que pesa una piedra
un cartel de protesta, una bala
y desearía poder encontrarnos 
en este patio hipotético del que hablamos
medir la fuerza de la puerta ficticia
la gravedad de nuestros párpados
el privilegio de la vista
abrir piedras que aman
su consistencia de piedras.

Top