“Coconut Hero” y la odisea de crecer

Es la segunda película de Florian Cossen, quien ganara el gran premio de SANFIC 7 con “Das Lied in mir/La canción en mí”. Esta vez es una historia de un adolescente solitario en Canadá, narrada con mucha ternura pero también una alta dosis de humor negro, que podremos ver en SANFIC 12.
 

Coconut Hero © Majestic

Si solo una persona entre cien logra fallar en un suicidio al dispararse en la cabeza, ese es el caso de Mike Tyson, un joven de 16 años cuya vida parece ser una cadena de fracasos. Tiene una madre intensa, un padre al que no conoce, y es el chico menos popular de Faintville, un pequeño pueblo rural en medio de los bosques de Canadá.

El director Florian Cossen ya pensaba en este proyecto cuando ganó el festival SANFIC 7 con Das Lied in mir/La canción en mí. La curadora senior del Festival de Sundance, Shari Frilot, formó parte del jurado que le otorgó el premio a la mejor película, y así fue como Coconut Hero terminó de escribirse en los talleres de Sundance. Es la segunda película de este joven director, que por la carrera diplomática de su padre ha vivido en muchos países, entre ellos Canadá. Siempre le impresionó la soledad de la vida rural, y allí ambienta la historia de Mike Tyson, el otro Mike Tyson, un joven que no logra encontrar su lugar en el mundo. Por eso decide quitarse la vida. Pero –para variar- fracasa en su intento, y debe decidir cómo abordar su existencia.

El guión es de Elena von Saucken, autora tambien de Das Lied in mir/La canción en mí, y esposa de Cossen. La crítica alemana recibió esta película con aplausos, y la definió como “una película indie pero alemana”. Es cierto, tiene un aire a películas como Little Miss Sunshine, con personajes entrañables a pesar de lo evidentemente disfuncionales que son. La banda sonora también es uno de sus fuertes, y estuvo pre-nominada a los premios del cine alemán 2016.

Mike se debate entre fracaso y fracaso, le descubren un tumor y se enamora de Miranda… La historia resulta algo previsible. Pero de todas formas se genera una atmósfera en la que uno se deja llevar y donde se agradece la forma de la narración, plagada de ternura y humor negro, muy negro. Destaca la actuación de Alex Ozerov en el rol protagónico, y de Sebastian Schipper, el gran director de Victoria, como el padre de Mike Tyson que regresa a redescubrir al hijo que abandonó. Coconut Hero formará parte de la selección de películas alemanas en SANFIC 12, como buen ejemplo de un cine alemán joven y contemporáneo, y que logra despertar la complicidad de su público.

Top