“Kaffee Morgentau”: El cine como expansión de la memoria

Varias  películas se han hecho sobre Colonia Dignidad en los últimos años. Un alemán y una argentina crearon “Kaffee Morgentau: ¿Quiere ir a ver el sótano?”, un ensayo fílmico sobre la casa que la Colonia Dignidad tuvo en Santiago y los vestigios que quedan en ella de esa época. Fragmentos de imágenes, sonidos y testimonios que hablan de un oscuro pasado. Conversamos con los autores, Wolfgang Bongers e Inti Gallardo, sobre esta obra que se exhibirá el 16 de marzo en el Café Literario Balmaceda (Parque Bustamante), a las 19 horas, con un debate posterior.
 

Kaffee Morgentau © Still Kaffee Morgentau

¿Cómo surgió la idea de hacer la película?

Wolfgang Bongers: En 2010 conocí a Gonzalo Cáceres, académico del Instituto de Estudios Urbanos y Territoriales de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Católica, en un seminario sobre Estudios de la Memoria. En 2011, me mostró por primera vez la casa de Colonia Dignidad, ubicada en Campo de Deportes 817, al lado del Estadio Nacional. . Teníamos interés en investigar sobre esta secta y sus instalaciones en la capital, que son bastante desconocidas. zamos Emepzamos a filmar la casa y a entrevistar a los vecinos del barrio en 2012, pero después, Gonzalo prefirió seguir investigando otros aspectos de la historia de Colonia Dignidad, mientras que yo continué con el  proyecto fílmico. En 2014, Inti Gallardo se sumó y pensamos entonces en cómo darle una estructura a la película.


Es la primera película sobre esta casa de Colonia Dignidad en Santiago, y también tiene un formato inusual. ¿Por qué escogieron esta forma de narración?

Inti Gallardo: Nuestros referentes fueron Chris Marker, Joris Ivens, los documentales de Werner Herzog… No queríamos que fuera un documental testimonial clásico, con entrevistas. Más bien pensamos en hacer una reflexión acerca de una casa que tenía varias capas de historia y de memoria. Tampoco queríamos que fuera tan experimental, sino que transmitiera una experiencia sensorial, por los sentidos. Es decir, “experiencial”. Queríamos expresar la sensación de encierro a través de imágenes y sonidos. Grabamos pocos sonidos directos en la casa. Toto Álvarez , compositor y director de ÁCEFALO en Valparaíso y Sebastián Tapia, fueron grabando una banda sonora en fragmentos, que incorporamos en la post producción en Buenos Aires. No se trataba de contar todo lo que pasó, sino transmitir sensaciones. Funciona igual que la estructura de la memoria, con disparadores, fragmentos de la casay de textos que hacen referencia a otras casas.
 
Inti Gallardo © Inti Gallardo
Wolfgang Bongers: No usamos el cine como instrumento para transmitir información, sino como expansión de la memoria. La mayoría de los textos literarios con los que trabajamos, se publicaron entre 1995 y 2000, en postdictadura, y hablan de las casas privadas convertidas en centros de la DINA en tiempos de dictadura. Nos basamos principalmente en tres novelas: El palacio de la risa de Germán Marín, sobre el ex centro de detención y tortura Villa Grimaldi; Una casa vacía de Carlos Cerda, quien vivió en la RDA y se refiere en este libro a otra casa de torturas, apodada La venda sexy; y Nocturno de Chile, de Roberto Bolaño , que en una parte describe lo que pasó en la casa de Michael Townley en Lo Curro, donde también se torturó. Además Laura Moya, ex directora del memorial existente en la casa de José Domingo Cañas, escribió un libro que nos fue muy útil, acerca de las casas de la DINA en el barrio en relación a la dictadura.

Inti Gallardo: Citar la literatura nos permitió hacer esos cruces… La casa representa al Chile pre y post dictadura.


¿Cómo lograron encontrar el material de archivo de la familia Grau acerca de la casa antes que la comprara Colonia Dignidad?

Wolfgang Bongers: Milena Grass, ex directora de la Escuela de Teatro de la Universidad Católica, realizó su doctorado sobre Villa Grimaldi en el cine, el teatro y la literatura. Le comenté acerca de la casa de la Colonia en Santiago, y me dice, “¡esa fue la casa de la familia de mi marido!”. Así ubicamos a Antonio Grau y a su tía Cristina, quien vivió allí su infancia.
 
Wolfgang Bongers © Inti Gallardo
Inti Gallardo: Además de las fotos de los Grau y las películas familiares, también contamos con el apoyo del director y la locacionista de un capítulo de la serie de TV Los Archivos del Cardenal, que se filmó en la misma casa de la Colonia Dignidad para reproducir la casa de Michael Townley en Lo Curro.

Wolfgang Bongers: La serie se refiere a crímenes de la dictadura chilena, casos de detenidos desaparecidos de los que se hizo cargo la Vicaría de la Solidaridad. La primera temporada se filmó en 2010/2011, cuando la casa aún era de la Colonia y la estaban desalojando, porque en 2012 se vendió a una empresa de limpieza industrial . El director de la serie y la locacionista ambientaron una sala de torturas en el sótano, sin saber, en un primer momento, lo que realmente había ocurrido en el mismo lugar… La DINA estuvo establecida allí. Era un lugar de detención, pero de tránsito… Lo más increíble es que en el 2011 los dueños de la casa les dicen al equipo de TV: “no hay problema en que filmen escenas de tortura”. Paul Schäfer, el líder de Colonia Dignidad, se fugó en 1997, y el resto quedó acá bastante desamparado. Es en ese marco que crean el Kaffee Morgentau, una tienda instalada en el garage del predio donde vendían productos del sur para tener ingresos adicionales. Y así surge también la idea de arrendar la casa como locación para películas y series.


¿Cómo fue filmar en la locación de la casa y qué vestigios encontraron?

Inti Gallardo: Antonio y Cristina Grau quisieron entrar a la casa cuando estaba en venta en 2012. Ahora volvimos con ellos a su ex casa y registramos su recorrido. Los empleados de la empresa de limpieza nos recibieron con muy buena disposición y estaban ansiosos por conocer todos los rincones de la casa durante la filmación; decían que sentían cosas extrañas  y encontraron varias cosas cuando entraron en la casa después de la compra: literatura mormona, cajas de preservativos, micrófonos, parlantes y cámaras repartidos por toda la casa, además de los cables de una central de comunicaciones en el sótano. Volvíamos destruidos de las filmaciones en la casa; era agotador pese a toda la buena voluntad de los empleados. En la cocina grabamos los testimonios de Germán Malig, camarógrafo que ha filmado mucho sobre la secta, y de Orlando Lübbert, director de la primera película sobre Colonia Dignidad. Con Lübbert recorrimos el sótano y vimos todas las instalaciones secretas que existen aún.
Wolfgang Bongers: Los colonos también dejaron un perro labrador, llamado Polo, que ahora cuidan los empleados. Jan Stehle, investigador alemán del Centro de Investigación y Documentación Chile-Latinoamérica (FDCL) y quien desde hace algunos años conduce una exhaustiva indagación sobre Colonia Dignidad, estuvo en diciembre de 2016 en Chile. En una visita a la casa decíamos entre nosotros, “Si Polo pudiera hablar… quién sabe todo lo que nos diría”.
 
Sobre Kaffee Morgentau: ¿Quiere ir a ver el sótano? (2015)

Colonia Dignidad es una secta criminal alemana que llegó a Chile en 1961. En sus predios, niños
fueron abusados y torturados hasta finales de los noventa. Durante la dictadura militar del General Pinochet (1973-1989), la secta colabora estrechamente con los Servicios de Inteligencia, profesionalizando los métodos de tortura y muerte de perseguidos políticos. En Santiago de Chile, a una cuadra del Estadio Nacional, compran una casa en 1974 y, en los años noventa, abren
una tienda llamada “Kaffee Morgentau”. La casa es un testigo silencioso de las atrocidades cometidas por sus miembros, y de la historia chilena reciente. El documental es una reflexión experimental sobre la casa y las diferentes capas de memoria durante la dictadura y el Chile post dictatorial, montando y cruzando imágenes de la casa, material de archivo, citas literarias, fragmentos de voces y sonidos.
Ha sido exhibido en diversas universidades de EEUU, Nicaragua, Alemania, México, Colombia, Chile,  y festivales en Italia (Roma Cinema Doc) y Colombia (Festival de Cine de Cali).
 
Inti Gallardo es Licenciada en Cine y TV y Técnica en medios audiovisuales de Universidad Nacional de Córdoba, además de fotógrafa y artista plástica. Se radicó en Buenos Aires, donde profundizó sus estudios en Cine Documental e Historia del Cine documental Argentino. Trabajó en en el área de Dirección en Cine y en el área Producción para TV en POL-KA Producciones. Dirigió los proyectos documentales Parque Centenario (2010), ganador de mención en el MARFICI; Mitos literarios (2013); Javier Campesino (2013); Kaffee Morgentau (2015). Fue curadora de la competencia Internacional y colaboradora en el foco La Experiencia en el FESTIVAL CINE /B y productora del Area
Audio Visual del Festival Internacional de Música Experimental Ácefalo. Actualmente reside en Chile, dónde forma parte del colectivo audiovisual ANCORA AV. Sus trabajos fueron proyectados en Argentina, Alemania, Chile, Colombia, Estados Unidos, Italia, México, Nicaragua.
 
Wolfgang Bongers es Magíster en Letras Románicas (Heinrich-Heine-Universität Düsseldorf, Alemania) y PhD en Literatura mención Intermedialidad (Universidad de Siegen). Es Profesor Asociado de literatura y cine en la Universidad Católica de Chile. Realiza proyectos nacionales e internacionales de investigación sobre el impacto del cine y de lo audiovisual en el campo cultural latinoamericano y sobre archivos y memoria del siglo XX y XXI. Es autor de ensayos y estudios en esos campos; ha publicado y editado los libros Interferencias del archivo: cortes estéticos y políticos en cine y literatura. Argentina y Chile (2016); Prismas del cine latinoamericano (2012); Archivos i letrados. Escritos sobre cine en Chile: 1908-1940 (2011); Literatura, cultura, enfermedad (2006). Filmografía: Kaffee Morgentau (2015).

 

Top