La vida en el campus

Leben auf dem Campus; Foto: sturti, E+, Getty Images Foto: sturti, E+, Getty Images

Así es como se desarrolla el primer día de curso
Queremos que su hijo se sienta cómodo y bien atendido. Hemos organizado el primer día de forma que todas sus necesidades estén cubiertas desde el momento en que llega al aeropuerto. Es decir: llegar al internado tranquilamente, deshacer las maletas, conocer el edificio y sus alrededores, conocer a los profesores y monitores y tomar un primer contacto con los otros niños y jóvenes.

Todo ello se desarrolla por este orden:
  • Llegada
  • Recibimiento en el aeropuerto
  • Traslado a la sede del curso
  • Recibimiento en el internado
  • Entrega de la habitación, tiempo para deshacer la maleta
  • Tentempiés y bebidas
  • Llamada a casa para avisar de que se ha llegado bien
  • Toma de contacto con otros alumnos del curso y recorrido por el recinto del internado
  • Tiempo libre
  • Cena conjunta
El día de llegada tiene lugar la prueba de nivel.

Así se desarrolla un día normal de un curso de alemán para jóvenes:
 
de 08.00 a
09.00 horas
Desayuno en común
de 09.00 a
10.30 horas
Clases de diferentes niveles, juegos lingüísticos, gramática
de 10.30 a
11.00 horas
Pausa con refrescos
de 11.00 a
12.30 horas
Clase
de 12.30 a
14.00 horas
Almuerzo en común
de 14.00 a
15.30 horas
Aprendizaje y juegos
Juegos educativos y ejercicios, actividades lúdicas de idioma
De 15:30 a 16:00 horas Pausa con refrigerio
De 16:00 a 18:30 horas Programa de ocio
Deportes, actividades creativas, senderismo, pequeñas excursiones, visitas, pausa con refrigerio flexible
de 14.00 a
18.30 horas
2 dias a la semana
Clases de tarde
centradas en el trabajo con proyectos
de 18.30 a
19.30 horas
Cena en común
a partir
de 19:30
Programa de tarde-noche
Deportes, actividades creativas, películas, discoteca o tiempo libre
  Los fines de semana
Programa de ocio
El programa de ocio también se realiza los fines de semana.

Internet en cada sede
Los alumnos dispondrán de ordenadores con acceso a Internet en cada una de las sedes de los cursos para mantenerse en contacto con sus familiares y amigos.

WLAN y Skype solo están disponibles en algunas de las sedes.

Por lo general, no es necesario traer un ordenador portátil propio.

Internet sí, pero no siempre
Por lo general, los alumnos pueden hacer uso de Internet a diario pero siempre por un tiempo limitado. El Goethe-Institut se responsabiliza por garantizar un uso de Internet acorde con la edad de los alumnos.

Llamada a casa después de llegar
En cuanto su hijo haya llegado a la sede del curso, nosotros le recordaremos que debe llamar a casa para avisar de que ha llegado bien. Los alumnos que no dispongan de teléfono móvil podrán enviar un correo electrónico.

Contacto telefónico en todas las sedes
Siempre podrán mantener contacto telefónico con su hijo, independientemente de la sede en la que este se encuentre. El día de llegada informaremos a su hijo sobre los horarios para llamar y los números de teléfono.

Puede preguntar por su hijo al director del curso, ya sea por teléfono o mediante correo electrónico. Si en ese momento su hijo se encuentra en clase o realizando una de las actividades de ocio, siempre puede dejar un mensaje al director del curso. Su hijo le devolverá la llamada.

Menos es más
Mantener el contacto con su hijo es bueno e importante. No obstante, sabemos por experiencia que los niños y jóvenes se adaptan más rápidamente a su nuevo entorno si los padres no llaman, visitan a su hijo o lo recogen el fin de semana con demasiada frecuencia. De esta forma, los niños y jóvenes permanecen tranquilos en su grupo y se adaptan aún mejor.

Aprender y divertirse en un entorno internacional: En nuestros cursos participan niños y jóvenes de todo el mundo. Cada curso está integrado por entre 60 y 100 jóvenes procedentes de un promedio de 20 países diferentes.

La mayoría de los alumnos proceden de: España, Francia, Italia, Rusia, EE.UU., Turquía, Suiza, Grecia, Polonia y Gran Bretaña.

La representación de las diversas nacionalidades varía en función del lugar y de las fechas del curso.

En la medida de lo posible, los niños se alojarán con alumnos de otras nacionalidades para que de esta forma hablen alemán entre ellos con la mayor frecuencia posible.

Si lo desean, los niños y jóvenes podrán asistir los domingos a la iglesia acompañados por monitores para participar en la eucaristía católica o protestante.

Si existe una mezquita o sinagoga cerca de la sede del curso, los alumnos que lo deseen también podrán asistir acompañados de monitores.

Seguridad
En escuelas, internados, centros de formación continuada y albergues juveniles se aplican medidas legales de seguridad especialmente estrictas en relación con la protección ante posibles incendios, equipamiento para emergencias, etc.

Reglamento interno
En todas las escuelas, internados, centros de formación continuada y hoteles juveniles regirán las normas del reglamento interno, que en algunos casos (por ejemplo, en la prohibición de consumir alcohol) pueden llegar a ser más estrictas que la propia ley vigente.

Reglas generales
  • Orden y limpieza de las habitaciones
  • Respeto hacia otras culturas y religiones
  • Prohibición total de alcohol 
  • Prohibición absoluta de fumar para menores (de acuerdo con la ley alemana)
  • Según nuestro reglamento y reglas generales, no se permite ningún contacto sexual durante el curso y el programa de ocio tanto dentro como fuera del campus.
  • No se tolerarán el acoso ni la violencia física
  • Está prohibido abandonar el internado y el campus en solitario
  • Únicamente se podrán abandonar las instalaciones del internado o ausentarse de ellas previa consulta con el director del curso
  • Solo se podrá pernoctar en el internado
  • No se permitirá traer invitados a pernoctar al internado
Abandono del recinto
Por cuestiones de seguridad, debemos saber dónde se encuentran los niños y jóvenes en todo momento y a cualquier hora.

Los alumnos de cursos para niños no podrán abandonar el recinto del internado o el campus si no van acompañados.

Los niños de mayor edad o los jóvenes solo podrán abandonar el recinto previa consulta con el equipo de monitores, aunque siempre en pequeños grupos de 3 como mínimo. El Goethe-Institut informará a los padres en el supuesto de que el alumno haga caso omiso de estas normas.

Tenga en cuenta que no permitimos que los menores viajen solos. Un familiar deberá recoger a los niños en el emplazamiento del curso. Para ello necesitamos  primero su consentimiento por escrito. Solicite el formulario correspondiente a la gestión de usuarios.

No está permitido hacer autoestop.

Observaciones
En caso de infracción reiterada de las normas y el reglamento, puede ser necesario -en casos excepcionales- el regreso al país de origen antes de que finalice el curso.

El contacto sexual de toda clase entre alumnos, también en caso de mutuo acuerdo, significará el regreso inmediato, así como el acoso continuado y la violencia física. Las infracciones de la ley podrán ser denunciadas.

Los costes originados por este viaje correrán a cargo de los padres del alumno.

El periodo de realización de los cursos suele coincidir con las vacaciones escolares en Alemania, por lo que las escuelas están cerradas. En esta época las familias alemanas se encuentran de vacaciones de verano.

Para entrar en contacto con hablantes de alemán de lengua materna que no formen parte de nuestro equipo de monitores, en la clase de alemán realizaremos entrevistas a alemanes que vivan o trabajen en la ciudad donde se realice el curso. Además organizaremos, en la medida de lo posible, visitas de grupos de jóvenes alemanes (partidos de fútbol) o visitas de instituciones.

Top