Radios por internet A un clic de la música deseada

detektor.fm – Studio und Redaktion
detektor.fm – Studio und Redaktion | Foto (Ausschnitt): © detektor.fm

Las emisoras de radio online son variadas, gratis y suelen estar pensadas para adaptarse a las necesidades de la audiencia. Actualmente se están profesionalizando.

Ya sea si se trata del proyecto de una sola persona, un canal dirigido a un sector, o una emisora de radio convencional: en internet, la variedad de programas de radio es inagotable y cada gusto musical encuentra el canal correcto. Además de las sub marcas y los live-streams de las emisoras de radio FM que también emiten analógicamente para la recepción a través de antenas, últimamente se han vuelto muy conocidas varias radios  que sólo transmiten online. Tienen nombres como Radio Superoldie, Technobase.GM o Radio Schwarze Welle, y son escuchadas cada vez más en tabletas y teléfonos inteligentes. En su programación, la música mainstream no es habitual, puesto que los creadores de estas radios buscan ofrecer programas diferentes con un estilo propio. Las colaboraciones verbales son igual de variadas que en las estaciones terrestres: van desde los reportajes hasta las conversaciones con políticos de todas las orientaciones, pasando por sketches humorísticos no muy cómicos. Las diferencias de calidad son grandes. Junto a programas  bien hechos, que muestran un aumento constante en su profesionalización, internet sigue siendo un lugar propicio para los amateurs y los canales privados: muchas veces con temas locales, emisiones sin límite de horario y locutores aficionados detrás del micrófono. Lo que cuenta es la propia comunidad de seguidores en la red.


Ninguna noticia, nada sobre el clima ni sobre el tránsito

Entre seis mil y ocho mil usuarios, escuchan a diario Detektor.fm. Esta estación, obviamente, no está todavía en condiciones de competir con las sub marcas de los grandes grupos de estaciones de FM, que en promedio reciben cuarenta mil solicitudes diarias. Sin embargo, la emisora no para de crecer y desde principios de 2013 ha duplicado su cantidad de oyentes. Los creadores están contentos con el veloz crecimiento, sobre todo Christian Bollert, su fundador y director comercial: “Creemos que la radio del futuro se alojará cada vez más en internet”, dice Bollert, que también es periodista. “Tenemos una programación exigente y de alta calidad, que es al mismo tiempo entretenida y en la que también hay espacio para temas internacionales”. Detektor.fm nació en 2008 como un pasatiempo de sus creadores, y empezó a transmitir un año después. Hoy, la emisora de radio por internet tiene dos estudios en la parte oeste de Leipzig y el equipo principal está conformado por cuatro periodistas y una red de colaboradores independientes. No hay noticias una vez por hora, ni partes meteorológicos o informes sobre el tránsito. “Eso lo pueden hacer otros más rápido y mejor. El que nos sintoniza no quiere escuchar comunicados de último momento, sino informes en profundidad y conversaciones en vivo”. El espectro de temas es amplio: desde leyes nacionales relacionadas con temas de seguros de salud, hasta el futuro del Tempelhofer Feld, el antiguo aeropuerto de Berlín.

Los pioneros de la radio online

El primer canal de radio por internet, es decir, lo que podría señalarse como el origen de la radio web, se dedicaba a temas muy distintos. En 1993, el New York Times escribió sobre Internet Talk Radio, un talkshow de Estados Unidos, en el que cada semana se entrevistaba a un experto en computación. Muy pronto, varias bandas comenzaron a transmitir sus conciertos online, y un año más tarde algunas emisoras de radio empezaron a transmitir sus programas. En Alemania, en 1993, la radio pública Inforadio de Berlín y Brandenburgo junto a la Universidad Técnica de Berlín, comenzó a ofrecer el servicio de streaming Inforadio on Demand. Sin embargo, los grandes medios alemanes tomaron nota de los logros en internet recién en 1998, cuando numerosas emisoras de radio dieron inicio a la emisión de sus programas online. Paralelamente nacieron las primeras radios web cuya cantidad rápidamente se multiplicó hasta niveles incalculables.


Más de 2800 emisoras de radio online en Alemania

Según Webradiomonitor, el departamento de monitoreo de radios web de la central regional para nuevos medios de Baviera, solamente en Alemania se emitieron en 2013 más de 2800 programas de radio en internet. Asimismo y a pesar de que el mercado de la radio por internet experimenta un proceso de profesionalización, también se registra un importante grado de fluctuación. Si bien el año pasado hubo 550 nuevas ofertas, más de 700 canales suspendieron su actividad. Pues sólo dos de cinco canales se financian a través de la publicidad: esto representa un crecimiento respecto a los años anteriores, aunque a un nivel muy incipiente. Otras fuentes de financiamiento, como servicios con cargo o donaciones, son poco habituales, según informa Webradiomonitor. Así, muchas emisoras de radio en línea  dependen del trabajo de voluntarios y se vuelven proyectos  guiados por lo afectivo que bordean la (auto)explotación.

La radio sintonizada: lo que cuenta es lo que te gusta

La emisora de radio que el oyente termina eligiendo no es ninguna casualidad. “Somos una radio de preferencia”, afirma Christian Bollert, de Detektor.fm. “En el auto, uno se queda escuchando la emisora de radio que está puesta, aunque le moleste, pero en la red, sólo cuenta lo que el oyente prefiere”. El que quiera destacarse, debe convencer contantemente a la audiencia. Muchas estaciones de radio no pueden costear anuncios, pues el presupuesto es escaso. Por lo tanto, las emisoras están sujetas a las recomendaciones de los usuarios. Los creadores de Detektor.fm también confían en este método de publicidad para su proyecto y ponen énfasis en la presencia del buen periodismo en la red. “Queremos recuperar los puntos fuertes y las tradiciones de las radios clásicas, descubrir historias, impulsar ciertos temas, posicionar determinadas problemáticas”. En Detektor.fm no hay spots publicitarios clásicos. Los ingresos provienen de colaboraciones apoyadas por sponsors, producciones de audio para terceros, seminarios y conferencias, y, –en menor proporción– de la venta de productos de merchandising y donaciones. Los moderadores y los jefes del servicio reciben honorarios, mientras que los colaboradores independientes trabajan gratis. Sólo el equipo central recibe un sueldo fijo, “podemos vivir de lo que recibimos”, afirma Christian Bollert y, por la manera en que lo dice, uno se da cuenta de que el dinero juega para él solamente un rol secundario. “Es nuestro bebé, hemos puesto todo nuestro corazón en este proyecto”.