El colectivo Espacio del Inmigrante Un lugar de confluencia de las luchas migrantes

Espacio inmigrante

El Espacio del Inmigrante es un colectivo que trabaja contra la vulneración de los derechos de las personas migrantes, la discriminación y el racismo, y fue uno de los participantes en el programa que el Goethe-Institut presentó en Barcelona en mayo del 2016, titulado “Right to move. Libertad de movimiento”.

El Espacio del Inmigrante nos cuenta en esta entrevista en qué consiste este colectivo, cuáles son sus objetivos y qué proyectos están llevando a cabo.

El Espacio del Inmigrante, vuestro proyecto es el fruto de un impulso colectivo surgido en 2013 en Barcelona. ¿Nos podéis describir el marco sociopolítico desde el que se crea el Espacio del Inmigrante?

El Espacio del Inmigrante nació como colectivo de apoyo mutuo cuando el Gobierno aplicó un nuevo decreto ley que negaba la asistencia sanitaria a migrantes ilegalizados. Poco a poco se fueron ampliando las actividades de apoyo mutuo con clases de idiomas, asesoría legal, y asesoría psicológica.

El espacio se auto-organiza y funciona de una manera horizontal. ¿Por qué esta forma de organización?

El sistema asambleario que usamos para (auto) gestionar el Espacio del Inmigrante es una herramienta de empoderamiento y aprendizaje. Gracias a las asambleas abiertas y horizontales, todas tienen la oportunidad de participar en todos los ámbitos del Espacio. Además, como todas pueden aportar sus experiencias, nos permite ser muy flexibles en las acciones y asesorías que se organizan.

Empoderamiento, decolonización, lucha contra la exclusión y el racismo cotidiano

Entre los objetivos que os habéis marcado, y que enunciáis en vuestra web, están: buscar la creación de relaciones horizontales con los colectivos sociales, descolonizar mental y psicológicamente, compartir las voces y saberes de las luchas migrantes con las luchas locales, incluir a los invisibles en la dinámica social y empoderarlos, y luchar contra las fronteras y los sistemas de exclusión institucional. ¿Cómo los lleváis a cabo?

Desde la izquierda blanca se ha venido tratando a la población migrante como sujetos vulnerables de quiénes hablar y a quiénes defender, pero no se les ha contemplado como sujetos políticos con capacidad de empoderamiento y organización propios. De hecho, muchas personas migrantes son activistas desde sus países de origen y otras se han organizado al llegar a Europa. Es más, consideramos que el mero hecho de migrar en sí es un acto de rebeldía al desafiar el orden establecido. Desde el Espacio del Inmigrante ofrecemos un espacio de encuentro para que nadie hable por nosotros, se trabaja para y con migrantes, desde una mirada migrante y formas de hacer migrantes.

Colaboración con otros colectivos y proyectos migrantes

El Espacio del Inmigrante está muy relacionado con el Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes. ¿De qué manera trabaja el Espacio con las personas del Sindicato?

Varios compas del Espacio forman parte del Sindicato, aunque éste es un colectivo autónomo con sus propias asambleas y (auto) organización. Desde el Espacio siempre hemos apoyado al Sindicato en todo lo que hemos podido.

Durante el mes de julio disfrutamos en Barcelona de un interesantísimo Festival de Cine Migrante, repleto de proyecciones en diferentes salas de la ciudad y charlas en el espacio público con el que el Espacio del Inmigrante estuvo muy activo. ¿Cómo colaborasteis en la concepción y organización del programa y qué queréis destacar del mismo?

Insistimos, muchas de las compas del Espacio colaboraron con el Festival de Cine Migrante, pero éste es un proyecto ajeno al Espacio. El punto de vista de Cinemigrante es muy afín a nuestra línea política, pero el Espacio no decide el programa, ni las charlas, aunque muchas compas participaron e intervinieron en muchas de ellas.

Posicionamiento ante un inminente desalojo

Finalmente, os enfrentáis a una orden desalojo del edificio en el que vivís y trabajáis, y por la que ya habéis emitido un comunicado a la opinión pública frente al desalojo a través de  las Jornadas de Resistencia Migrante. ¿Qué queréis decir al respecto?

¡Vamos a resistir! Los espacios liberados de Barcelona los tenemos que proteger. Actualmente estamos a la espera del desalojo (la última orden judicial decía primera quincena de septiembre), mientras ellos se preparan para avanzar el proceso de gentrificación del Raval, nosotras nos organizamos para resistir. Os recomendamos que nos sigan en las redes sociales, y esas cosas, para estar a la última. Cuando vengan a desalojar estaremos preparadas para resistir, y esperamos que muchas más vengan a apoyar.