Entrevista con Berlunes “Elija su propia aventura en Berlín”

Berlunes: Elija su propia aventura en Berlin
© Libros.com

En febrero de 2016 el colectivo Berlunes presentó su primera publicación impresa “Elija su propia aventura en Berlín”. Un año después recordamos este encuentro con esta entrevista que hicimos en su momento.

Berlunes, ¿qué es el origen de vuestro blog y de su nombre?

El blog nació porque veíamos que había un público con potencial dentro de la comunidad española en Berlín y en Alemania para una página web pero con un enfoque distinto al dominante en este momento, que era todo un poco más del estilo hípster y trendy. Queríamos remover un poco y generar polémica. Y en seguida fue evolucionando casi solo, como un niño mimado que luego se encapricha de sí mismo y cada vez crece más y se hace una bola de nieve. En principio nació como un blog de blogs. Un blog de diferentes avatares. Algunos han nacido y han muerto. Otros siguen viviendo y otros están por nacer todavía. Es una especie de universidad de “Berlinología”, una cátedra. Van apareciendo personajes y cuentan su historia, utilizando la máscara para poder ser un poco más sarcástico o un poco más cabrón a veces y poder meter caña. Las diferentes secciones que ha adquirido Berlunes como el buscador de trabajo, el panel de anuncios, o las opciones de interactuación para los lectores se fueron añadiendo poco a poco. Y es quizá el secreto del éxito del blog, ofrecer otra manera de facilitar información. Y se llama Berlunes porque todas las cosas siempre pasan el lunes. El lunes es un día escusa, un día mágico.
 

​El perdedor es más interesante que el ganador


El tono sarcástico del libro y de los distintos caminos que llevan al protagonista o al lector al “fracaso” sugieren que emigrar a Berlín no es una buena idea. ¿Es así?

Hay quien fracasa y quien no, como en la vida misma. Y también habría que definir primero la palabra fracaso. Porque hay un capítulo que termina con la decisión del protagonista de quedarse en Berlín y de tener una vida normal y se muere. Se integró muy bien y era el alemán perfecto. Es un final. Pero es cierto que en muchos capítulos este personaje que camina por Berlín tiene una pátina de perdedor. Por dos razones. Primero algunas de las historias realmente nos han pasado y hemos experimentado esta sensación de que todo el mundo está en tu contra. Pero también tiene un motivo de dramaturgia porque el perdedor da más juego para contar una buena historia que un ganador. Queríamos combatir este discurso ofrecido por muchos medios de comunicación masivos de que en Berlín está todo de puta madre, te vas allí, llegas con la alfombra roja, vas a encontrar un piso y trabajo en seguida y amigos o pareja y va a ir todo perfecto. Y efectivamente esto es mentira.

¿Pero todavía la gente cree esto realmente?

Parece ser que hay una línea (no) escrita u oficial o que circula por algún lado también tal vez alimentado por ciertos programas de la televisión que han idealizado esto. En muchos casos la gente se ha agarrado a un clavo ardiendo en el sentido de que ve un programa de televisión como Españoles por el mundo o Callejeros viajeros y al estar tan desesperada se cree la visión tan edulcorada de la emigración que muestran. Pero es mentira. Vas a un país como Alemania con una mano delante y otra detrás y no lo vas a pasar bien porque no tienes dinero. A lo mejor la gente se agarra a este ideal diciéndose que como en España no encuentro nada me voy a Alemania y porque Españoles por el mundo muestra que allí le va bien a todo el mundo. Y esta estupidez la combatimos militantemente. La película Perdiendo el norte iba en esta línea. Tratan de decir “Bueno... Pero al final bien, ¿no?” ¡Y no! ¡Al final mal! Si te equivocas dos veces seguidas estás muerto. Mueres literalmente, congelado en la Reichenberger Straße.
 

verdaderas historias de la vida


¿En qué medida el libro contiene elementos autobiográficos?

Todo lo que sale en el libro es en un 92,6 por ciento verdad. El porcentaje restante son estas pequeñas gotas de formar, de exacerbar o de exagerar con algunos aspectos que pueden resultar falsos. Pero en realidad el libro está basado al casi 100% en historias verdaderas y reales. Por ejemplo, realmente hay personas que se han muerto congeladas. Es un poco crónica social. Si nosotros no hubiésemos vivido situaciones parecidas este libro no existiría. Es verdad que hay muchas situaciones que son exageradas y literalizadas. Pero en algún caso la realidad superaría la ficción que hemos descrito. Las líneas entre la realidad y la ficción son un poco complicadas de definir. Pero es evidente que si nosotros no hubiésemos vivido en Berlín este libro no existiría.

¿Por qué el formato de “elige tu propia aventura”?

Porque es el formato de los libros antiguos que teníamos cuando éramos jóvenes. Pero además corresponde mucho a la experiencia cuando te vas fuera de tu casa. Cuando eres un niño no tienes que tomar ninguna decisión hasta que realmente te haces mayor. Todo se te da dado o las decisiones son muy fáciles de tomar. En este sentido nosotros hemos encontrado en Berlín un sitio en el que tienes que tomar todas las decisiones que no solo te incumben a lo que es tu vida –como te podría pasar en España también– sino tienes que tomar muchas decisiones que influyan de una manera fundamental en lo que te va a pasar. Y esto es lo que queríamos destacar.