Acceso rápido:
Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al primer nivel de navegación (Alt 2)

Turismo
Una Alemania aún por descubrir

Alemania es un importante destino turístico, su variada cultura y naturaleza atraen a visitantes de todo el mundo. Pero además de la Catedral de Colonia, la Ópera Semper de Dresde y el castillo Neuschwanstein, ¿qué ofrece Alemania?
Descubra otros sitios de interés que quizás todavía le resulten desconocidos.

De Nadine Berghausen

 
  • Essen: la Ciudad Verde de Europa Foto (detalle): © picture alliance/dpa/Roland Weihrauch
    Essen: la Ciudad Verde de Europa
    La cuenca del Ruhr es por lo general sinónimo de acero, metal y minería. Pero Essen, su metrópolis, es mucho más. En 2017 fue elegida “Ciudad Verde de Europa”, gracias a sus numerosos proyectos de ajardinamiento hoy es la tercera ciudad más verde de Alemania. Parques antiguos, modernas áreas verdes y una extensa red de ciclovías invitan al descanso en un entorno natural. De todos modos, el éxito principal de Essen sigue siendo la Zeche Zollverein, un monumento industrial que sigue siendo el único sitio de la cuenca del Ruhr declarado patrimonio universal por la UNESCO.
  • La isla Vilm del Mar Báltico: el último bosque originario de Alemania Foto (detalle): © picture alliance/dpa-Zentralbild/Klaus Grabowski
    La isla Vilm del Mar Báltico: el último bosque originario de Alemania
    La isla Vilm se encuentra a solo cinco kilómetros de la costa sur de Rügen. En tiempos de la RDA estaba reservada a los altos dirigentes del partido PSUA ( Partido Socialista Unificado de Alemania). Cuando Erich Honecker pasaba allí sus vacaciones, se cerraba a cualquier otro visitante. Hoy en día, Vilm está protegida por estrictas leyes de conservación. Durante el día, la entrada a la isla está limitada sesenta personas, un paraíso de flora y fauna que se extiende por sus 94 hectáreas de terreno. A los amantes de la naturaleza les interesará saber que aquí puede verse uno de los últimos bosques originarios de Alemania.
  • Warzenbeißer Kunstweg: un sendero cultural y compost a la vez Foto (detalle): © picture alliance/dpa/Uwe Zucchi
    Warzenbeißer Kunstweg: un sendero cultural y compost a la vez
    A los amantes de la naturaleza y del arte les encantará el Warzenbeißer Kunstweg. A lo largo de un sendero de 3,8 kilómetros, en el parque nacional Kellerwald, se emplazaron diez obras de arte paisajístico en plena naturaleza. ¿Qué tienen de particular? Algunas de dichas instalaciones subrayan el carácter dinámico del proyecto en tanto que, al estar elaboradas a base de materiales perecederos como el algodón o la hierba, se transforman ellas mismas en naturaleza. El nombre del sendero, Warzenbeißer, se refiere, por cierto, a un tipo de saltamontes.
  • Rakotzbrücke: el espejo perfecto Foto (detalle): © Adobe
    Rakotzbrücke: el espejo perfecto
    Quienes gustan de los fotosafaris deberían de tener alguna vez ante su cámara el puente Rakotz del parque Kromplau en Sajonia. El puente, construido en 1882, se encuentra en la mayor plantación de rododendros al aire libre de Alemania y se le conoce en el habla popular como Teufelsbrücke (Puente del Diablo). Se refleja en el agua del lago Rakotz y produce una forma geométrica circular perfecta. Las columnas de basalto que surgen desde el agua contribuyen a crear una atmósfera mágica.
  • Görlitz: el mejor lugar de rodaje de toda Europa Foto (detalle): © picture alliance/dpa/Jens Trenkler
    Görlitz: el mejor lugar de rodaje de toda Europa
    Los estudios Babelsberg o Bavaria Filmstadt sirven de escenario a muchas películas alemanas e internacionales. Sin embargo, lo que hace de Görlitz una ciudad única es la alta concentración de edificios antiguos protegidos por la ley de conservación de los monumentos culturales e históricos. En sus calles suelen rodarse películas históricas como la ganadora del Oscar Grand Budapest Hotel o, como en la imagen, Goethe! Por eso, Görlitz fue elegida en 2017 como el mejor lugar de rodaje de toda Europa. Debido a su éxito, sus ciudadanos llegaron a registrar como una marca la expresión “Görliwood”, acuñada por ellos mismos.
  • La Atlántida del lago Eder: los pueblos hundidos de Hesse Foto (detalle): © picture alliance/dpa/Swen Pförtner
    La Atlántida del lago Eder: los pueblos hundidos de Hesse
    El lago Eder, en Hesse, parece salido de una película fantástica. Cuando bajan las aguas, salen a la luz las ruinas hundidas de tres pueblos abandonados. Es entonces cuando se ofrecen visitas guiadas por los antiguos pueblos de Bringhausen, Berich y Asel, donde además de restos de casas, pueden verse también partes de viejos cementerios en los que unas placas de hormigón protegen las tumbas. En 1913, debido a la construcción de una presa, los tres pueblos se inundaron y hubo que reubicar a sus habitantes. También es digna de ver la pequeña isla Liebesinsel (“isla del amor”), un refugio para los enamorados.
  • La Casa Budista: un pedazo de Asia en Europa Foto (detalle): © picture alliance/ZB/Peer Grimm
    La Casa Budista: un pedazo de Asia en Europa
    Para visitar un templo budista no siempre es necesario viajar a Asia. En el barrio berlinés de Frohnau, escondida entre viejos árboles, se encuentra la Casa Budista. Construida en 1926 por el médico Paul Dahke, se considera la construcción más antigua del budismo europeo. “Buda recomienda ser amistoso y estrechar las amistades. Por eso en Frohnau nos alegramos cada vez que alguien se interesa por nosotros”, asegura el maestro rector del templo.
 

Top