Acceso rápido:
Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al primer nivel de navegación (Alt 2)

Establecimientos antiguos de Madrid
¿Reto o éxito?

Fachada de la tienda “Capas Seseña”
Fachada de la tienda “Capas Seseña” | © Carla Gutiérrez Hierro

Es una carrera de obstáculos: los dueños de los locales centenarios critican la falta de ayudas y subida de impuestos por parte del Ayuntamiento. Sin embargo celebran éxitos – Nos abren sus puertas y explican las claves.

De Danae Morillo, Lucia Blanco, Lixian Li y Carla Gutiérrez

Danae Morillo, Lucia Blanco, Lixian Li, Carla Gutiérrez
Sólo con poner un pie en ellos se percibe algo enigmático en el ambiente. Sus paredes guardan cantidad de secretos, pues han visto desfilar a las personalidades más distinguidas. Desde toreros a actores, pasando por altos cargos de la política y público en general.

Entre los muchos tesoros que esconde la ciudad se encuentran algunos de sus comercios más longevos. Negocios familiares, heredados de generación en generación, situados en el Madrid más castizo.

Han sobrevivido a una Guerra Civil sobreponiéndose a sus consecuencias.  Algunos incluso han sido escenario de las desenfrenadas noches de La Movida.

Capas Seseña al servicio de Ava Gardner  

Un ejemplo de ello sería Capas Seseña. Se trata de un establecimiento que lleva en pie desde 1901 y tal como asegura Marcos, miembro de la cuarta generación familiar que regenta el negocio, ese escaparate ha sido testigo de todo el siglo XX, la guerra y las innumerables obras de la céntrica calle de la Cruz.

Escaparate de la tienda Capas Seseña Escaparate de la tienda Capas Seseña

Especialistas en capas confeccionadas a mano, son pioneros en venta al extranjero, pues tienen tienda online desde 1998, mucho  antes que otros grandes almacenes, así como reparto a domicilio. Según el testimonio de Marcos Seseña, cuando el franquismo comenzó a abrirse, España empezó también a recibir a actores de Hollywood. Entre estos se encontraban Gary Cooper o la mismísima Ava Gardner, protagonista de la serie Arde Madrid de Movistar, quienes fueron clientes de la tienda. En los últimos años han ido innovando en la creación de sus colecciones, adaptándolas a todos los gustos y edades, pues antes sólo hacían modelos más clásicos, algo que cambió desde la llegada de Marcos, quien se ha encargado de modernizar los diseños.

Interior Tienda Capas Seseña Interior Tienda Capas Seseña

Viva Madrid, centro de La Movida

De la calle de la Cruz nos desplazamos al número 7 de la calle Manuel Fernández y González, la mítica taberna Viva Madrid, en pleno barrio de las letras. Desde 1856, según explica su actual encargado, sus paredes han vivido importantes épocas históricas como los años 20, y tiempo después, La Movida. “Fue un lugar de moda porque había droga, diversión, buena música y especialmente buen ambiente. No se trata de un negocio familiar, nosotros lo adquirimos recientemente. Se ha reconducido, en los últimos años estaba un poco a la deriva, lo había perdido la ciudad, era un lugar para turistas”, explica Ricardo García.

La intención de este local es, por tanto, recuperar al público local y que vuelva a ser un lugar de culto, no solo para los madrileños que residen en la capital, sino también para aquellos que viven fuera y “regresan por temporadas”.

Fachada de 'Viva Madrid' Fachada de 'Viva Madrid'

A pesar de llevar abierto más de 150 años, Viva Madrid ha ido renovándose, tanto en su estética como en su funcionamiento y servicios. Como plato fuerte ha apostado por una carta de cócteles algunos muy castizos y recuperados como el vermut.

A la pregunta de si les ha afectado mucho la crisis, Ricardo García asegura que la recesión se ha vivido en este sector como un momento de criba. Tanto el 2017 como el 2018 han sido años de muchas novedades e inversión, por lo tanto, ha habido un incremento de la oferta. Por otra parte, muchos proyectos también se han quedado por el camino.

Sin embargo, la demanda funciona de forma diferente en cada sector. El dependiente de otro establecimiento centenario en Madrid, Guitarras José Ramírez, abierto desde 1882, cuenta que la venta de instrumentos funciona por rachas, independientemente de la crisis, y que su público es muy variado, pues tienen tanto clientes expertos como otros que acaban de empezar.

El problema de la gentrificación

Los factores que permiten que un negocio perdure son muy variables. A pesar de que algunos de estos emblemáticos edificios están protegidos como patrimonio de la ciudad de Madrid, como es el caso de Viva Madrid y Licores Cabello, otros han terminado cerrando sus puertas. Según sus dueños, las ayudas o facilidades por parte del Ayuntamiento son inexistentes. Pilar Losa, dueña de Antigüedades Peña, situada en la calle del Prado, relata las dificultades con las que mantiene su pequeño comercio: ”El Ayuntamiento ha subido mucho el IBI y el impuesto de basuras. Además, esta calle tampoco la riegan ni la limpian nunca, algo que afecta a la imagen de la zona y del local. Suben los impuestos, pero luego, en cambio, no aportan facilidades”.

Interior Licores Cabello

Por otra parte, la mayoría de las calles del Barrio de Las Letras se han hecho peatonales o de acceso restringido, algo que supone un impedimento más para los negocios de la zona. Tanto Pilar Losa como David Cabello, propietario de Licores Cabello, exponen que el hecho de no poder acceder a sus locales en coche es todo un impedimento, pues dificulta el transporte de su mercancía y les hace perder clientela.
 

Top