Acceso rápido:
Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al primer nivel de navegación (Alt 2)

Herramientas para dar clase en línea
Enseñar idiomas en línea de forma interactiva: herramientas útiles y recomendaciones

Clases en línea
Clases en línea | © adobe.stock

Existen numerosas herramientas para garantizar el éxito de la enseñanza en línea del idioma alemán como lengua extranjera o segunda lengua. Presentamos una selección con ejemplos específicos de uso.

De PD Dr. Marion Grein

El empleo de una plataforma para el intercambio entre los alumnos es fundamental.

La plataforma de aprendizaje Moodle es gratuita, su manejo es intuitivo, ofrece documentación de ayuda abundante y se puede acceder a ella desde el teléfono móvil. También permite crear un BLOG en común (por ejemplo, con tumblr o Wordpress) o una página de Facebook (al modo de la red social china RenRen).

Página de inicio de Moodle
Captura de imagen de un aula virtual en Moodle de la autora Captura de imagen de un aula virtual en Moodle de la autora | Imagen: Marion Grein Su gran ventaja: ofrece una firme estructura, imprescindible para una correcta visualización y uso, pues todas las notificaciones generales se encuentran a la vista de todos los participantes. En el chat general se pueden intercambiar puntos de vista, pero en cualquier momento también se puede contactar al docente. También admite la creación de espacios de trabajo para realizar actividades en parejas o en grupo. Las tareas de los participantes (carteles, ilustraciones, deberes, etc.) se suben a la página para facilitar el feedback, tan esencial para el correcto progreso de un alumno. En vez del habitual foro moderado, se pueden integrar foros de discusión, de tareas y de deberes con, por ejemplo, enlaces complementarios. Los participantes pueden subir no solamente textos, sino también audio y vídeo. El diseño se puede personalizar de acuerdo con la edad de los alumnos.

Moodle tiene además un complemento de programa gratuito (big blue button) para realizar conferencias en línea, que permite dar clase sin salir de Moodle. Entre tanto, sin embargo, ZOOM es cada vez más estable.

En la pantalla negra irán apareciendo los participantes del curso. En la pantalla negra irán apareciendo los participantes del curso. | Captura de pantalla: Marion Grein Es conveniente, siempre que sea posible, recurrir a las versiones digitales de los libros de texto de las editoriales y compartir en pantalla la página que se trabaja en cada momento, de forma que el alumno no se pierda y siempre sepa a qué atenerse, una medida sobre todo imprescindible para alumnos con poca experiencia en los medios digitales.

En principio se recomienda un número máximo de 12 participantes por grupo, aunque a menudo no pueda llevarse a la práctica. Cuantos más participantes, cobran mayor importancia las actividades fuera del aula virtual y por eso hay que planear la clase de manera más precisa.

La organización del curso depende asimismo del tiempo disponible. En sí, no es aconsejable que una clase de alemán en línea dure más de 4 a 6 horas, pues, a pesar de la interactividad, el grado de atención y la capacidad de retención son limitados.

Entonces, ¿cómo se puede planear, por ejemplo, una clase de alemán en línea de 5 horas?

Los participantes acceden al aula virtual y se saludan, antes de que el docente les de la bienvenida. Los primeros minutos se pueden dedicar a aclarar dudas. Luego comienza la clase en sí, cuyo desarrollo depende del material didáctico que se vaya a tratar. Los libros de texto digitales modernos cuentan con audios, vídeos y actividades para resolver en grupo. Después de unos 40 minutos, incluso si se ha preparado la clase de forma muy interactiva, no sería mala idea iniciar una actividad en parejas o en grupos. En este momento, la plataforma de aprendizaje vuelve a ser el punto neurálgico, donde los participantes se encuentran en grupo o en pareja en los distintos espacios para hacer ejercicios del libro de texto o tratar de resolver juntos una actividad que les resulte más complicada. Es muy importante que se puedan subir los resultados a la plataforma. Por ejemplo, si hacen un cartel, tienen que poder subirlo para “mostrarlo” después en el aula virtual (desktop sharing). Posteriormente (es decir, tras la clase), el docente puede y debería además comentar por separado con los alumnos las actividades de semejante calibre.

   
10:00 - 10:10
Bienvenida, intercambio, aclaración de dudas
Reunión de grupo en el aula virtual
10:10 - 10:50
Clase basada en el libro de texto
Reunión de grupo en el aula virtual. Animar a que todos participen
10:50 - 11:15
Trabajo en parejas y en grupo (con el libro de texto)

En otros espacios virtuales menores
11:15 - 11:30
Presentación del resultado

Reunión de grupo en el aula virtual
11:30 - 11:45
PAUSA
Animar a moverse a los participantes.
El docente permanece disponible en el aula virtual
11:45 - 12:15
Clase basada en el libro de texto
Reunión en grupo en el aula virtual. Animar a que todos participen
12:15 - 12:30
Tareas para trabajar en parejas y en grupo (de instrucción diferenciada)

Reunión de grupo en el aula virtual
12:30 - 13:15
Tareas de repaso en parejas y en grupo. Por ejemplo, con herramientas digitales

En espacios virtuales menores
13:15
Reunión de grupo para para saber cuánto tiempo necesitan aún los grupos


Reunión de grupo en el aula virtual
13:30 - 14:00
Comida
 
14:00 - 14:15
El docente ya está en el aula virtual y espera el tiempo de más requerido, mientras “habla” con los presentes
 
14:15 - 15:00
Los alumnos presentan el resultado de las tareas; los demás prueban a hacer las “actividades” de los otros grupos


Reunión de grupo en el aula virtual
15:00 
Recapitulación y agradecimiento por parte del docente.  Despedida
 
Así podría desarrollarse una clase.

Es importante saber olvidarse del plan de clase, siempre que los alumnos necesiten más tiempo para realizar las actividades en grupo. La fase de trabajo en grupo debe estructurarse según la cultura y el entorno de aprendizaje para ser satisfactoria.

Herramientas para definir fases de trabajo en grupo en una clase interactiva en línea

En principio, existen numerosas herramientas adecuadas y gratuitas en internet para las fases de trabajo en grupo. En instituciones que no ofrezcan a los alumnos acceso a internet, el docente debería de considerar otro tipo de actividades.

A continuación, algunos ejemplos de herramientas gratuitas para activar las clases.

Crear ejercicios propios

Los participantes repasan el contenido del curso de idioma, al idear ejercicios para los demás.

Ejemplo basado en el artículo de la autora, creado con aplicaciones learningapps Ejemplo basado en el artículo de la autora, creado con aplicaciones learningapps | Captura de pantalla: Marion Grein Existen numerosas plantillas para trabajar cuestiones gramaticales y vocabulario (por ejemplo, al relacionar imágenes con conceptos).

idear y acumular asociaciones

Creado con Padlet (https://de.padlet.com/) Creado con Padlet (https://de.padlet.com/) | Captura de pantalla: Marion Grein Los participantes se pueden imaginar de forma individual o como grupo asociaciones que les inspiren ciertos conceptos o cuestiones culturales.

idear pasatiempos para Repasar vocabulario

Los participantes crean solos un crucigrama sobre un tema de la lección. Es ideal como trabajo en parejas.

Creado con https://www.xwords-generator.de/de Creado con https://www.xwords-generator.de/de | Captura de imagen: Marion Grein Y, para terminar, dos consejos más:

Mientras menos acostumbrados estén los participantes a aprender, mayor tiempo habrá que invertir para introducir las herramientas digitales. En grupos más grandes, por ejemplo, con una clase de niños o jóvenes de un colegio, tiene sentido involucrar a dos docentes.

De ahí, la urgencia de capacitar a los docentes, quienes a su vez deben de ser capaces de enseñar dichas herramientas. Por experiencia, sería recomendable hacer un curso en línea de 90 minutos para dominar cada una de las herramientas.

Top