Berlinale Bloggers 2017 ¿Qué nos dicen las imágenes?

Filmstill „Casting JonBenet“
© Netflix/Michael Latham | „Casting JonBenet“

Desde siempre ha habido documentales "híbridos", pero en esta Berlinale ocupan un lugar particularmente visible. Delimitar el concepto es tarea difícil por la misma naturaleza de la cuestión: no solo son obras que tienen por asunto la diversidad, sino que además son extremadamente distintas entre sí. 

Empecemos por In the Intense Now de João Moreira Salles. El brasileño mezcla aquí imágenes de archivo del mayo revolucionario de 1968 con otras rodadas por su madre en unas vacaciones durante la revolución cultural china en 1966. A este proceder ya de por sí personal se suman los maravillosos comentarios al estilo del gran creador de ensayos cinematográficos Chris Marker (Sans Soleil, 1983). Salles no trata las imágenes en calidad de documentos, sino que las sitúa en su propio contexto como recuerdos: ¿por qué se tomaron? ¿Qué nos dicen hoy sobre el París, la Praga o el Brasil del año 1968?
 
Otro gran ensayista fue el escritor estadounidense James Baldwin. En I’m Not Your Negro, Raoul Peck entrelaza fragmentos escritos por el intelectual, fallecido en 1987, con un collage subjetivo de la Black Culture norteamericana de la década de 1960. Las afiladas palabras del humanista sirven así de caja de resonancia para la voz negra reprimida en aquella época. En las imágenes vemos no solamente debates televisivos con luchadores por los derechos civiles como Malcolm X y Martin Luther King, sino también ejemplos de la ignorancia de Hollywood respecto a la vida de los afroamericanos (Niemand sah aus wie mein Vater) (Nadie tenía la pinta de mi padre). La obra es la historia de un trauma cuyos efectos siguen presentes todavía en los sucesos de Ferguson en 2016.
 
¿Cómo es posible que una película así infunda valor, mientras que la historia de un supuesto héroe nos deja una impresión tan deprimente? En Erase and Forget, la londinense Andrea Luka Zimmerman ofrece una semblanza de James “Bo” Gritz, veterano de guerra estadounidense con múltiples condecoraciones. Gritz, que cuenta hoy 78 años de edad, fue, entre otras cosas, el modelo para Rambo. Ídolo de los derechistas patriotas, este hombre loco por el armamento hace ya tiempo que es incapaz de más hazañas, y sin embargo la película tiene un aterrador efecto de plena actualidad como psicograma de unos determinados Estados Unidos blancos de antaño. Ante ello, no cabe más que refugiarse en el absurdo: en Casting JonBenet, Kitty Green pone en escena unas falsas pruebas para seleccionar a los intérpretes de un supuesto proyecto cinematográfico sobre un asesinato real cometido en 1996. ¿Qué fue lo que sucedió en realidad a la niña de seis años y reina de la belleza JonBenet Ramsey? Docenas de aspirantes de ambos sexos cuentan su versión. Una fantástica mezcla de escenas documentales y escenas rodadas con actores; lo que se dice, por tanto, una genuina película híbrida.