Berlinale-Blogger 2017 Un canto a la vida

Chavela de Catherine Gund, Daresha Kyi
© Alicia Perez-Duarte

El documental “Chavela”, que se presentó en la sección Panorama, es un interesante retrato de la cantante mexicana más universal. Su intensa biografía no deja a nadie indiferente.

Chavela Vargas es una de las cantantes mexicanas más conocidas y admiradas. Sin embargo, no muchos conocen los detalles de la vida de esta artista que rompió moldes y escandalizó a la sociedad de su época. El estreno de la película sirvió para arrojar luz sobre aspectos de la cantante que estaban en la sombra, como su carácter indómito, su homosexualidad y el magnetismo que la hizo irresistible para cualquier mujer a la que quiso conquistar, desde la artista Frida Kahlo hasta la estrella de Hollywood Ava Gardner.
 
Aunque nació en Costa Rica, Chavela Vargas emigró a México a una edad muy temprana, huyendo de una sociedad muy conservadora y de una familia en la que siempre se sintió rara avis. “México me hizo mujer”, comenta la protagonista en un pasaje de la película. Allí es donde Chavela empezó su carrera musical y se hizo un hueco entre la rica escena cultural de la época.
 
La película incluye varias entrevistas con mujeres que la amaron, la asesoraron o simplemente la admiraron. Sus testimonios se alternan con una larga entrevista con la artista que fue grabada hace más de 25 años, cuando tenía ya 71 y había dejado los escenarios por su adicción al alcohol. Todo ello intercalado con algunas de sus canciones más conocidas y que dan aire a un retrato sobresaliente.
 
El filme incluye también escenas de algunas de sus actuaciones más míticas, sea en Acapulco, en París o en Madrid, así como testimonios de quienes la veneraron o amaron. Es el caso del director de cine español Pedro Almodóvar, que la apadrinó en su periplo por Europa en la fase final de su carrera e incorporó su voz a algunas de sus películas.

Recopilar todo ese material, desde la entrevista a las sucesivas declaraciones, llevó décadas y finalmente se estrenó la semana pasada en la Berlinale, cinco años después de la muerte de Vargas, con 93 años.