Acceso rápido:
Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al primer nivel de navegación (Alt 2)

Performing Architecture
Cuando un movimiento pierde su significado

Meg Stuart
Meg Stuart | Foto: Edouard Jacquinet

“Performing Architecture” es la representación del Goethe-Institut en la Bienal de Arquitectura de Venecia. En el marco de la iniciativa, Meg Stuart, homenajeada por la obra realizada a lo largo de su vida, presenta su performance “Built to last” y participa en un ‘moving panel’. En esta entrevista, la influyente coreógrafa nos habla sobre en qué consiste su arte, y también sobre las cosas a las que todavía no se ha atrevido.

De Astrid Kaminski

Señora Stuart, se la conoce a usted por la intensidad de sus ensayos. ¿Cómo afronta usted colaborar tan de cerca con un grupo durante meses?

Intento no obsesionarme con el resultado, sino pensar que cada día de ensayo es un fin en sí mismo. También tiene su importancia el vocabulario que utilicemos al comunicarnos entre nosotros, al igual que crear espacio para que todos y todas puedan perderse alguna vez durante cierto tiempo. Además, en situaciones de una cercanía semejante a la de vivir en familia es también importante aceptar que la gente tiene ritmos distintos. Trabajo siempre con dos modelos: lo que es y lo que podría ser.

Built to Last Built to Last | foto: Eva Würdinger

El cuerpo no es un piano

En “Splayed Mind Out”, que se exhibió en la Documenta X, colaboró usted con el videoartista Gary Hill. Cabría decir que fue su última pieza con material basado en el movimiento y una labor muy concreta de preparación. Entonces, ¿por dónde está siguiendo usted ahora?

Mi método es más bien: haz un movimiento, deja que ese movimiento te lleve, ponte a merced de él. Después le daremos la vuelta a la situación. Nos adueñamos del movimiento y lo dirigimos, seremos responsables de él. El modo en que nos movemos entre un algo y otro algo, admitimos cosas y les damos forma, en eso es en lo que consiste la danza. La danza está en los cambios de conciencia. Ahora bien: ¿qué nos mueve? Sentimientos, eso es seguro. Pero ‘sentimiento’ es una palabra que solemos utilizar sin ir más allá de la superficie. Y tampoco nos dice nada acerca de cómo nos movemos. Lo que me interesa es cuando un movimiento pierde su significado.

Pero en lo que usted hace hay siempre algo significativo. ¿En qué nota usted que ya lo tiene “ahí”?

Cuando un movimiento pierde el significado recibido a lo largo del tiempo, deja espacio para algo distinto. Lo significativo está en el proceso de liberar algo de sus patrones, sacándolo de su bastidor. Pero no me dedico solamente a los movimientos para liberarlos de sus significados. Hay veces en que montas cosas y en seguida querrías destrozarlas. El significado no es ningún estado, sino algo pasajero. De todos modos, en mi trabajo ha habido un gran cambio estos últimos años. Ahora prefiero hablar de energías más que de estados. ¿Hay en algo una energía propia y, en caso de que sí, cómo podría acercarme a ella? ¿Cómo podemos derivar energía y darle una forma? ¡El cuerpo no es un piano!

Built to Last Built to Last | foto: Eva Würdinger

Vulnerabilidad y capacidad de aceptar

Ha trabajado usted en escenarios muy diferentes y actuado en salas y con formatos también muy diferentes. ¿Hay algo a lo que no se haya atrevido todavía?

Difícil de decir. No he hecho nunca una ópera. Pero ¿querría hacerla? Lo que sí me gustaría hacer seguro es una película improvisada en una ambientación íntima. Al estilo de John Cassavetes, con tantas bailarinas deslumbrantes como se pudiera conseguir. Quizá puedo añadir algo sobre el atrevimiento: lo que me gusta del arte es ese momento en el que la vulnerabilidad no es algo inconveniente, sino una manera de compartir experiencia.

En una palabra: ¿cuál es el tema de su arte?

Creo que mi tema es la capacidad de aceptar. Aceptar que no se puede decir nada en una sola palabra.

Top