Acceso rápido:
Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al primer nivel de navegación (Alt 2)

¿Alguna vez te preguntaste si...?
Nuestra opinión sobre la migración, el racismo y el feminismo.

¿Es el racismo en la vida diaria un fenómeno cada vez más natural en Alemania? A continuación, presentamos a seis creadoras y creadores que abordan este interrogante en sus libros, vídeos, obras de teatro, instalaciones y en su música, algunos con mucho humor, enorme lucidez o franca brutalidad.

Fatmay AydemirPhoto (detail): © Bradley Secker

Fatma Aydemir: Ellbogen (a codazos)

En H&M nos recibe un fresco aroma a desodorante ambiental. Nos vamos directamente a la parte del fondo, donde están las rebajas. En nuestro barrio también hay una filial, en la Müllerstraße, pero allí lo bueno desaparece en un segundo. Incluso antes de que la tienda abra ya hay una cola de personas con carritos de bebé frente a la puerta. Apenas abren, entran como una tromba y agarran todo lo que no es a rayas o naranja. En Mitte es distinto. En Mitte a las diez de la mañana casi no hay nadie y las pocas mujeres que a esa hora no trabajan caminan con gesto aburrido por la tienda y a lo sumo rozan con la punta de los dedos uno o dos vestidos antes de salir nuevamente a la calle, con un par de calcetines en el mejor de los casos. A la zona de las rebajas, ni se acercan.

Extracto de la novela Ellbogen de Fatma Aydemir


“Las feministas  blancas a menudo no son conscientes de sus propios privilegios. Pero en la vida diaria existen límites muy concretos que marginan a una mujer de color en determinados espacios. La protagonista de mi novela, Hazal, no solo los nombra sino que intenta erradicarlos. En esta escena se abordan las barreras económicas y sociales que existen entre los barrios berlineses de Mitte y Wedding, y vemos que dos filiales de la misma tienda de ropa, con exactamente la misma oferta, muestran connotaciones muy diferentes en función del poder adquisitivo y del contexto social de su clientela.”

Fatma Aydemir nació en 1986 en Karlsruhe. Estudió Filología Alemana y Estudios Norteamericanos en Frankfurt del Meno. Desde 2012 es periodista del diario Taz en Berlín. En 2017 publicó su primera novela Ellbogen en la editorial Hanser Verlag.
TechnocandyFoto (Detalle): © Technocandy

Technocandy: meine nase läuft – deine stars hautnah (se me caen los mocos: tus estrellas al alcance de la mano)

no me gustan las víctimas
me gusta que se ame al país
yo amo y amo
amo a las mujeres y a los niños
quien ama al país, se queda allí
quien ama al país, recoge la basura de los senderos: amar el medioambiente es amar la patria.


“Este video es el segundo trailer de una serie de tres partes que filmamos para nuestra primera obra de teatro conjunta. Nuestro punto de partida para el desarrollo de Meine Nase läuft – Deine Stars hautnah surge de analizar diversos movimientos de la “nueva” derecha y del paralelismo que había entre ellos. Por ejemplo, el movimiento identitario, que se presenta como popular y tradicionalista pero a la vez modernillo. Por su estética y la retórica de su conducta, siempre encaminada a la accion, se presentan como un movimiento juvenil “rebelde” de derecha, pero por medio de sus videos de propaganda intentan captar al ciudadano que se autodenomina del centro burgués.” 

“De este modo, la posición, opiniones y acciones derechistas se normalizan y el límite de lo que se puede decir o hacer, se desplaza paulatinamente hacia la derecha. En la fase de preparación de nuestra obra, entre 2015/2016, además se formaron diversos así denominados comités ciudadanos de defensa (Bürgerwehren). Con su llamamiento social a ejercer la justicia por su mano, a proteger al “pueblo alemán” y a defender a la “mujer alemana”, estas agrupaciones proclaman discursos derechistas, clasistas, antisemitas, populistas y reaccionarios para enardecer el odio, y que culminan en ataques violentos que se perpetran contra gente de color, de otras nacionalidades y del pueblo judío."

“En el escenario, nosotros mismos personificamos a estos “racistas de la vida diaria”, que a pesar de sus chaquetas bomber de colores brillantes no tienen nada de inofensivos. En nuestra calidad de actores –sociales, fuera del escenario, y profesionales, cuando estamos en escena-, nos interesa especialmente reflexionar a través del arte sobre la propia impotencia frente a la violencia estructural que nos golpea diariamente de diversas maneras. En nuestra obra, rompemos con la narración tradicional en la que se contempla a los marginados solo como futuras víctimas, y creamos una utopía en el espacio escénico, en la que al final, la ultraderecha que se autodenomina actualmente ‘nueva centroderecha’, los racistas, sucumben frente a los marginados.”

Technocandy está integrado por Frederik Müller, Golschan Ahmad Haschemi y Banafshe Hourmazdi. Banafshe y Frederik trabajan juntos desde 2013; en 2016, Golschan llegó a completar el grupo. Para esta experta del medio cultural, el mundo teatral en Alemania es de color blanco. Tan blanco como un Edelweiß, que en toda buena película costumbrista alemana en algún momento se corta para transmitir un verdadero sentimiento de añoranza. “Nosotros, tres artistas que por razones biográficas, artísticas y políticas no respondemos a la norma del mundo teatral que se lleva hoy en día en Alemania, constituimos un contrapunto.”
Nuray DemirFoto (detalle): © Studio Schramm Berlin

Nuray Demir: banner, Instalación, 600 x 140 CM, 2017

”En mi instalación banner, asocio a nivel de contenido y de forma diversas teorías feministas y distintos tipos de escritos que vienen circulando desde los años 90 sin haber encontrado hasta ahora prácticamente resonancia. Echo mano de la fabricación y del uso de pancartas que se ven en las manifestaciones en escena, es decir, lo traslado al campo artístico, más concretamente a un espacio expositivo. Las frases y citas se refieren a demandas que siguen siendo de gran actualidad y que evidencian la necesidad de actuar en el área del arte y de la cultura. En este sentido, la interacción estética de los heterogéneos tipos de texto debe entenderse también como un llamado a la convergencia solidaria de aquellas prácticas feministas aisladas que abordan el racismo y el clasismo y que reconocen el fomento a la migración como una circunstancia normal. Y aprovecho de decir aquí que cuando hablo de feminismo, me refiero siempre a un feminismo interseccional.”

  • Fabricación de “banner” Foto (detalle): © Nuray Demir
    Fabricación de “banner”
  • Fabricación de “banner” Foto (Detalle): © Nuray Demir
    Fabricación de “banner”

  • Fabricación de “banner” Foto (Detalle): © Nuray Demir
    Fabricación de “banner”
  • Fabricación de “banner” Foto (Detalle): © Nuray Demir
    Fabricación de “banner”
  • Fabricación de “banner” Foto (Detalle): © Nuray Demir
    Fabricación de “banner”
  • „banner“ fertig Foto: © Eric Tschernow
  • „banner“ fertig Foto: © Eric Tschernow
Nuray Demir estudió en la Ècole Supérieure des Beaux-Arts en Marsella, en la Akademie der bildenden Künste en Viena y en la Hochschule für bildende Künste in Hamburg. Ha realizado proyectos tanto en calidad de artista como de comisaria en diversas instituciones y festivales, entre ellos Kampnagel en Hamburgo, las Sophiensaele en Berlín, la HAU/Hebbel am Ufer en Berlín y las Wiener Festwochen. Su trabajo de artista/comisaria se basa en la investigación multidisciplinar y se materializa en proyectos colectivos y temporales. La artista traslada sus reflexiones sobre el feminismo interseccional, la migración y el pos colonialismo a sus trabajos, una buena forma de abrir paso a la discusión.  
Film still: Cazador y recolector Film still: Cazador y recolector © Tarik Tesfu

Tarik Tesfu: el color de la piel despierta sospechas

Para vosotros, los que sostenéis que ciertas brutalidades no son más que inofensivas palabras, dichos inocuos, cometarios graciosos, para vosotros, soy un extranjero, un refugiado, un árabe, un follador de cabras, un traficante, un negro, un bollito de chocolate, un otro. Y yo pensaba que yo solo era yo. ¡Cómo pude ser tan tonto!

“En la era de la AfD y compañía (Alternative für Deutschland, un partido político alemán), a menudo tengo la sensación de que muchas personas se dan cuenta ahora de que, vaya, Alemania tiene un problema de racismo. Pero el racismo siempre estuvo ahí, solo que ahora se ha vuelto más de “charla de salón”. ¿Y cómo resolver el dilema? ¡Con el femstream! Dado que el racismo y el antiguo patriarcado solo podrán ser destronados si el feminismo y el mainstream caminan de la mano, gracias al femstream, muy pronto las valoraciones de todas las personas llegarán a ser el mainstream, ¡hurra!”

Desde 2015, Tarik Tesfu se pasea por la red con sus videocolumnas Tariks Genderkrise (La crisis de género de Tarik). Se autodenomina el mesías del género. Su mensaje: ¡Genderlove! (amor entre los géneros). En 2017 Tarik lanzó el videoformato Tariks Tschau-Kakao-Krise. El nuevo nombre no modifica en absoluto su tarea pro feminista: darle por culo al sexismo, al racismo, a la homofobia y la transfobia. Tarik es además uno de los presentadores de Jäger & Sammler, un proyecto de investigación en la red que se transmite vía Facebook y YouTube. 
Thandi Sebe, Amina Eisner: jovenes, ponzoñosas y negrasFoto (Detalle): © Ute Langkafel/Maifoto

Thandi Sebe, Amina Eisner: jovenes, tóxicas y negras

OLLE1: Cuando era más pequeña, me pintaba siempre de negro, porque lo único que quería era ser negra.
POLLY: (irritándose cada vez más) A eso se llama blackfacing.
OLLE1: Pero también me ponía medias de color negro... ¿Entonces eso sería blackfacing para las piernas? ¿Una especie de blackpierning? (Se ríe).
OLLE2: Tú lo hacías de forma positiva, como una especie de homenaje a las personas negras. No, eso no sería racista.
LAELA: El blackfacing siempre es racista.
OLLE2: (a Polly) ¿Oye, sabes a quien me recuerdas mucho? ¡A Beyoncé! ¡Eres calcada!
POLLY: (agradecida) ¿En serio?
OLLE2: Sí, una pasada, ¿o no? (a OLLE1. Se muestra de acuerdo)
(a LAELA) Y tú eres igualita a Tina Turner. 


Extracto de la obra de teatro Jóvenes, tóxicas y negras de Thandi Sebe y Amina Eisner

“Este es un diálogo importante de nuestra obra Jóvenes, tóxicas y negras, que aparece como un flashback en un video proyectado en el escenario. Dos mujeres blancas se encuentran con las dos protagonistas negras, Polly y Laela, en el baño de un club e intentan iniciar una conversación haciendo todo el rato alusión a su condición de negras y destacando los aspectos “cools” que se asocian a eso.”

La artista germano sudafricana Thandi Sebe, (nació en Berlín en 1988) trabaja interdisciplinariamente en las áreas de la dirección, actuación y cine, además de ser dramaturga y cantante. Sus últimos trabajos en el teatro fueron en Ballhaus Naunynstraße en calidad de dramaturga, directora y actriz, con la obras Jung, Giftig und Schwarz (2015) y Call me Queen/Llámame reina (2017). A principios de 2017 obtuvo su primer papel protagonista en la película norteamericana Empire of the Sharks.
Amina Eisner nació en 1990 en Berlín, estudió actuación y dirección de teatro en la Liverpool John Moores University. Eisner y Thandi fueron coautoras, codirectoras y coprotagonistas de Jung, Giftig und Schwarz. Actualmente, Eisner vive y trabaja en Londres.
Ebow: asyl (Asilo) Foto (Detalle): © Magdalena Fischer

Ebow: asyl (Asilo) 

Todos suenan así: Asilo
Y todos cantan así: Asilo
Dame la visa.
Asilo 

„Asyl“ von Ebow (Screenshot)
Ebow

“Especialmente por ser una feminista de color, es importante opinar con mi arte de temas políticos. Mi forma de reclamar un espacio de opinión para mí misma es hacer canciones como Asyl, un espacio en el que lo que yo diga sea igual de importante que lo que puedan decir las y los periodistas, especialistas, políticos, etc. Mis textos no analizan la vida desde fuera sino desde el mismo meollo. Para mí, la música rap siempre ha sido un instrumento para expresar mi perspectiva a distintos niveles, sea de manera provocativa o con humor.”

Ebow es el nombre artístico de Ebru Düzgün. Esta rapera nacida en Múnich empezó a hacerse conocida por sus actuaciones "guerrillerescas" en el barrio que circunda la estación central de la capital bávara. Más tarde, siguieron numerosos conciertos en escenarios convencionales. Con su Mixtape autoproducido de media hora Habibi’s Liebe und Kriege (El amor y las guerra de Habibi), la artista se ubicó a medio camino entre el Hip Hop y la música oriental, envolviendo realidades sociales en agresivos textos no exentos de humor que van desde el rol de los géneros en la comunidad turca y el falso patriotismo hasta el tráfico de armas.

Top