Acceso rápido:

Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al primer nivel de navegación (Alt 2)

La Berlinale 2021
Sin separación por género

Los cambios planeados para la Berlinale 2021 en relación a los premios a la interpretación otorgados por el jurado internacional suponen una pequeña revolución. En el futuro, los célebres Osos de Plata no se entregarán ya al mejor actor y la mejor actriz, sino a la mejor actuación en un papel protagonista y en un papel secundario.

De Lucia Conti

La decisión de otorgar premios con neutralidad de género, según explican Carlo Chatrian, director artístico del festival, y la gerente de la Berlinale Mariette Rissenbeek, obedece a la intención de agudizar la conciencia de la cuestión en el sector cinematográfico.
 
Que la industria del cine ha estado y sigue estando bajo dominio masculino es un hecho sabido. Sin embargo, en el sector trabajan también muchas mujeres, en lo que tampoco hay nada extraño al tratarse del 50 % de la población mundial. Y también en la comunidad italiana de Berlín hay numerosas mujeres que intentan abrirse camino en la industria cinematográfica y se topan no solo con los retos que ello plantea en general, sino también con prejuicios en razón de su sexo.

Con menos representación, peor pagadas, nada más que para resolver problemas.

Roberta Chimera

A Roberta Chimera, productora y –junto a Marco Zaccaria – confundadora de la escuela de cine The Visual House de Berlín, la decisión de la Berlinale de otorgar premios con neutralidad de género le merece una opinión clara: “Creo que va a hacer historia. Y estoy segura de que hará que los sexos aparezcan representados en el cine de forma más cercana a la realidad”. 
 
En este contexto, Chimera cita el estudio de Elizabeth Prommer, Directora del Instituto de Medios de Comunicación de la Universidad de Rostock, según la cual “las productoras del sector cinematográfico y televisivo alemán reciben menos subvenciones y, con frecuencia, manejan presupuestos más pequeños que los productores, aunque económicamente tienen más éxito y artísticamente un reconocimiento al menos igual que sus colegas masculinos”.

Roberta Chimera Roberta Chimera | Foto: © privat La discriminación se efectúa en muchos planos. “No afecta solamente a mujeres en Alemania, sino a todas las mujeres, no importa en qué país”, explica Chimera. “En el sector cinematográfico y televisivo, las mujeres, por desgracia, siguen infrarrepresentadas en casi todos los puestos artísticos, a lo que se añade el tratamiento económico desigual.” Y prosigue: “Los varones predominan en las áreas dirección, producción, escenografía, música, sonido, montaje… Básicamente sería más sencillo listar las áreas con presencia femenina: guión, vestuario y maquillaje. ¡Y, por supuesto, en tareas organizativas! Allí donde haya algún embrollo que solventar, encontraremos mujeres. Pero no se les concede asumir labores creativas”.
 
En cualquier caso, Chimera es optimista. A su parecer, las iniciativas que intentan activamente terminar con esta disparidad han proliferado estos últimos años. A modo de ejemplo menciona el congreso Carla 2020, que organizó la asociación internacional Women in Film and Television. Además, considera importante que la Berlinale siga insistiendo cada vez más en aumentar la diversidad en su programación.
 
“Los festivales de cine desempeñan un papel importante a la hora de difundir narrativa alternativa en general, y tradicionalmente se atribuye a la Berlinale particular fuerza en este terreno”, afirma Chimera. Un acceso apto para hacerse más popular de lo que podría creerse: “Las plataformas de streaming como Netflix, Amazon o Hulu son una demostración contundente de que el público es más receptivo culturalmente de lo que se piensa”.

Pese a los buenos resultados equivalentes, yo lo tengo más difícil que mis colegas varones.

Mara Martinoli

La misma opinión comparte Mara Martinoli, que organiza como freelance eventos cinematográficos en Berlín con un éxito extraordinario pese a lo limitado de sus presupuestos. Martinoli considera muy importante que la Berlinale tenga el valor de atreverse a lo nuevo y presentar también películas poco convencionales y nombres menos conocidos. “Son trabajos que suelen exhibirse en las secciones paralelas Panorama, Forum, Forum Expanded, pero en los últimos tiempos hemos visto también decisiones valientes en la sección de competición”, explica Martinoli, que menciona al respecto dos películas italianas: Favolacce y Volevo Nascondermi.
 
Mara Martinoli Mara Martinoli | Foto: © privat Por otra parte, Martinoli cree que el premio con neutralidad de género es una decisión importante y un ejemplo que, espera, sigan otros festivales. La situación de las mujeres en el sector cinematográfico, en cualquier caso, le sigue pareciendo igual de problemática que siempre. “Se están viendo progresos, pero nos queda un largo camino por delante”, refiere. “Yo misma vivo cómo lo tengo más difícil que mis colegas masculinos a la hora de encontrar espacios y lograr credibilidad, y eso pese a los numerosos eventos que ya he organizado y pese a contar con apoyo de instituciones importantes”, afirma sin ningún ánimo de contemporizar.
 
Al igual que Chimera, Martinoli habla también en nombre de todas las mujeres que trabajan en el cine. “Aquí no se trata solo de actrices y directoras, sino también de mujeres activas en producción, en distribución o en festivales. De personas que, detrás del escenario, hacen posible el cine, paso a paso, desde la primera presentación de una idea a la exhibición de la película; de personas sin las cuales nada funcionaría en un rodaje. En entregas internacionales de premios importantes es normal que ni se las mencione tampoco.”
 
Tenemos que trabajar para que esta situación mejore.
 
Y quizá pueda salirnos bien con ayuda de la Berlinale.

Top