Acceso rápido:
Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al primer nivel de navegación (Alt 2)

Über das Projekt

Jóvenes contemplando una ciudad desde un tejado Foto: Ant Rozetsky © unsplash

Señales de colaboración visibles desde lejos

El Proyecto Freiraum pretende averiguar en qué situación se halla la libertad en las ciudades de Europa. ¿Qué preguntas surgen cuando la ciudadanía, las investigadoras e investigadores y quienes trabajan en la creación cultural reflexionan sobre el concepto “libertad” referido a su propia localidad de manera totalmente específica? ¿Qué problemas de esa ciudad salen así a la luz?

Europa está cambiando. En muchos países se aclama a partidos populistas y nacionalistas. El escepticismo respecto a la UE, tal como lo muestra por ejemplo el referéndum sobre el Brexit, no es un fenómeno limitado a Gran Bretaña. Portugal, España y Grecia tienen que poner en práctica ahorros drásticos. Y el proceso de integración avanza a velocidades diferentes; países como Rumanía o Bulgaria van a situarse por el momento en un papel al margen. En pocas palabras: Europa afronta retos en muchos planos y busca respuestas.

El Goethe-Institut: aceptar el reto y enfatizar nuevos aspectos en materia de política europea

El Goethe-Institut se entiende a sí mismo como una entidad con una misión europea. Aboga por la visión de una Europa integrada, y apoya la existencia de un espacio cultural común que conserve, sin embargo, su variedad. Está comprometido con valores como el carácter abierto, la generosidad, la justicia y la integración de todos los actores sociales. Al tiempo, el Goethe-Institut es consciente de que, en este momento, se percibe casi por doquier una crisis en el status quo europeo. Aferrarse sin más al relato de la Europa unida podría fácilmente ser visto como una negación de la realidad. Del mismo modo en que Europa no tiene más remedio que enfrentarse al reto de la situación actual, el Goethe-Institut también tiene que enfatizar más claramente aspectos de su compromiso en materia de política europea. El camino aquí no puede marcarlo el entusiasmo ingenuo, sino la disponibilidad para el diálogo, un diálogo que, sin duda, también incluirá tensiones.

Freiraum: tomar postura, reforzar a los asociados, llegar a nuevos grupos destinatarios

El Proyecto Freiraum, desarrollado desde 2017 hasta principios de 2019, supone una toma de postura clara por parte del Goethe-Institut. En su centro se halla la noción de libertad, de tan enorme importancia para la autocomprensión europea desde, al menos, la Ilustración. Pero la promesa que esta noción alberga en su interior ha perdido brillo. Hoy se está revelando la ambivalencia de la noción de libertad, y no solo a causa, por ejemplo, del estilo político antiliberal predominante en países como Polonia o Hungría. En vista de estos acontecimientos, son muchos los asociados del Goethe-Institut que sienten incertidumbre y, en algunos casos, también una amenaza real. El Goethe-Institut quiere ser para ellos un asociado fiable, y con Freiraum quiere emitir señales bien visibles de colaboración mutua.

En el Proyecto Freiraum, el Goethe-Institut, con plena conciencia de ello, pretende dirigirse a grupos destinatarios nuevos: a la población joven con antecedentes migratorios, muchas veces marginalizada, y a quienes observan la Europa actual con mirada crítica o, al menos, escéptica, pero conservan aún disposición a conversar. Además, la intención es también motivar a que se oiga más la voz de personas que, siendo receptivas respecto a Europa, dan por sentado que es un campo en que las cosas marchan por sí solas.

Desarrollo del proyecto: encontrar preguntas, formar tándems, intercambiar problemas, desarrollar respuestas

En el punto central de Freiraum se encuentra la idea de la interconexión en red. Está previsto que el Proyecto se desarrolle del modo siguiente: Para finales de septiembre de 2017, cada uno de los 38 Goethe-Institut europeos participantes, conjuntamente con diversos asociados locales –podía tratarse de salas teatrales o centros artísticos, ONGs, universidades, asociaciones, iniciativas–, había formulado un problema relativo a la noción de la libertad. En el planteamiento debía enfocarse una situación problemática concreta, muy relevante en la ubicación correspondiente. Para desarrollar y perfilar más el problema planteado, todos los Goethe-Institut tuvieron ocasión de dedicar tiempo a un proceso intensivo de investigación, por ejemplo organizando un taller con asociadas/os o personas expertas externas.

Cómo ver las cosas desde fuera puede ayudar a reavivar el ideal europeo

En un segundo paso, los 42 Goethe-Institut participantes entregaron a principios de noviembre de 2017 vídeos elaborados junto con sus asociados, de unos dos minutos de duración, en los que explicaban gráficamente el planteamiento de su problema y ponían en antecedentes sobre el mismo. Los vídeos se exhibieron en el encuentro de Varsovia, reunión que se celebró en la ciudad polaca los días 4 y 5 de diciembre de 2017. Además de presentar los problemas formulados, el encuentro tenía la misión de fijar por sorteo los denominados “tándems”, o sea parejas de Institutos Goethe que colaborarían en el marco del Proyecto Freiraum intercambiando sus preguntas, con el fin de desarrollar junto con sus asociados una respuesta a la pregunta del otro Instituto miembro del tándem.

Por ejemplo: el sorteo emparejó a los Goethe-Institut de Varsovia y de Dublín. Dublín, por lo tanto, se ocupará del problema planteado en Varsovia, sobre el cual, en colaboración con sus asociados, elaborará un proyecto u oferta de formato, y viceversa. Lo importante para nosotros es que el interés se centre en los asociados locales y su manera de ver la cuestión, en lo que piensan y buscan ellos, y no los Institutos Goethe. De cada tándem emparejado, por tanto, saldrán dos producciones que serán presentadas en las dos ubicaciones respectivas, es decir, en este caso, tanto en Varsovia como en Dublín. El plazo para ello termina empezada ya la primavera de 2019.

Es nuestra confianza que este punto de vista desde fuera ayudará a valorar de otra manera y con otros ojos la situación respectiva. Tenemos la seguridad de que, ante la situación que se perciba como problemática, un modo de obtener una propuesta creativa de solución puede ser mirarla desde un lugar completamente distinto. Y es nuestra convicción que un intercambio practicado justamente de esta manera creará la oportunidad de insuflar nueva vida a ese ideal europeo que tantas veces se percibe como algo demasiado abstracto.

Top