Visita en casa
Katja Lange-Müller

Katja Lange-Müller Katja Lange-Müller | © Ute Döring

Nacida en 1951 en Berlín del Este, Katja Lange-Müller es conocida por sus novelas, cuentos y sus piezas radiofónicas, que tratan con frecuencia sobre la división alemana y sus consecuencias, con una mezcla de melancolía y humor. En 1986, dos años después de su huida de Alemania del Este hacia Berlín Occidental, publicó su primer libro, Wehleid – wie im Leben, por el que fue galardonada con el premio Ingeborg Bachmann. A este le siguieron varias obras más, como Die Letzten. Aufzeichnungen aus Udo Posbichs Druckerei (Los últimos. Registros de la imprenta de Udo Posbich) yDie Enten, die Frauen und die Wahrheit (Los patos, las mujeres y la verdad). Su novela Böse Schafe se publicó en español como Ovejas feroces en 2011. Ha sido galardonada por sus obras con varios premios, como el premio Alfred Döbin, el Premio de Literatura de Berlín y, en 2013, con el premio Kleist.

En agosto de 2016 verá la luz su nueva novela, Drehtür (Puerta giratoria), en la que trata un tema actual y existencial: el ayudar y sus riesgos.

Nachgefragt

¿Qué se lleva de la experiencia?  
   
“El proyecto “Visita en casa” me ha permitido entrar en contacto con personas muy distintas, a quienes de otra forma no habría podido conocer, como la banda de música femenina de Friburgo, a la cual pertenece mi apreciada colega Annette Pehnt, o los sintecho berlineses de la estación de esta ciudad tan rica y bonita, o aquellos estudiantes de distintos rincones del mundo que, sorprendentemente, conciben la palabra alemana “helfen” (ayudar) con aún más escepticismo que yo. Por otra parte, en Bruselas conocí a Hilde, la hermana de mi traductora Els, que me habló, mientras comíamos en el barrio africano de Matongé, del trabajo tan duro que realiza con los inmigrantes ilegales, o Sylvia Binger, que me recibió en su casa y me habló de su trabajo en el Comité Económico y Social Europeo.”
 
 
  Katja Lange-Müller