Liliana

Liliana Infante, 42 años, México Foto: Lili Marsans | CC BY-SA 2.0 ES

Liliana Infante, 42 años, México. Ilustradora que lleva 13 años en España. Tenía pensado pasar un año en Italia, y acabó viviendo en Barcelona con su compañero. Tiene dos hijos.
“Realmente una vez te vas de México es como si te partieses por la mitad y no hay manera de volverte a unir. Te conviertes en otra persona, no hay retroceso. En el momento en que echas raíces y formas una familia, eso es lo que termina por marcarte. La maternidad replantea tu identidad, te atraviesa respecto a tu identidad. Tú eres una persona y te transformas en otra.

Creo que el no arraigar aquí del todo, tiene que ver con el no sentirme aceptada en mi totalidad, porque he vivido episodios de racismo. Hay una parte muy profunda y a veces me confundo pensando que como yo me siento tan mexicana, tal vez sea eso lo que a la gente le echa para atrás. A veces una no sabe si se siente así o sí son los demás los que generan ese sentimiento. No acabo de dar el paso para afirmar que me considero como parte de esta sociedad. Sí, pero no.

Mi relación con México es muy estrecha. Yo no he roto ese vínculo, yo a México lo tengo muy enraizado en mi ser. Lo quiero mucho, lo tengo muy metido en mí. Ir a México es como una inyectada de felicidad, te llena de energía, volver y ver a la familia.

Aunque ahora decidiésemos volver a México yo sé que termino cortada. No quiero quitarles a mis hijos la convivencia con los abuelos. La vida se te multiplica, se te divide. Eso tiene cosas muy buenas, pero sí que hay tristeza.”