Acceso rápido:

Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al primer nivel de navegación (Alt 2)

Una oportunidad para el sur de Italia
South Working

Elena Militello está teletrabajando
Elena Militello está teletrabajando | Foto (Zuschnitt): © Carmelo Ignaccolo

Cuando la pandemia del Covid-19 arrolló Europa en marzo de 2020, la jurista siciliana Elena Militello se encontraba trabajando en la Universidad de Luxemburgo. Su facultad decretó, con efectos inmediatos, trasladar al ámbito virtual todas las actividades organizadas de enseñanza e investigación para el resto del año académico. Militello tomó una decisión de la que hoy sigue sin arrepentirse: montada en su coche, condujo más de 2000 km hasta su ciudad natal, Palermo, de donde se había marchado a la edad de 17 años en busca de mejores oportunidades educativas y laborales como tantas otras personas de su generación nativas del sur de Italia.
 

De Christine Pawlata

Elena Militello Elena Militello | Foto (Zuschnitt): © Carmelo Ignaccolo Por primera vez desde hacía más de diez años, la jurista podía pasar tiempo cerca de su familia y amistades de la infancia aparte de las consabidas vacaciones de verano y algún fin de semana ocasional, pero sin que por ello tuviera que quedar en un segundo plano su carrera profesional.

Junto con otras seis personas que vivían la misma experiencia y, a causa de la pandemia, estaban trabajando desde sus localidades natales en el sur de Italia para empresas extranjeras o del norte del país, fundó la asociación “South Working – Lavorare dal Sud”. La organización investiga y promueve el fenómeno de la home office entre personas radicadas en el sur italiano. 

Una oportunidad para el sur

“Rápidamente vimos claro –refiere Militello– que este nuevo tipo de teletrabajo puede suponer una oportunidad para el sur de Italia y otras regiones apartadas en el interior del país.”

Una oportunidad que hace falta con urgencia en el sur de Italia: en los primeros 20 años del siglo XXI, casi 1 millón de personas emigró desde el sur de Italia al norte del país o al extranjero. La juventud y las mujeres son quienes peores oportunidades tienen en el mercado laboral del mediodía italiano. En Sicilia, solo encuentra trabajo una de cada tres mujeres menores de 30 años, mientras que el desempleo juvenil en  la región es de casi el 50%. 

“Uno de los datos que me impresionan está en que, en los últimos 8 años, la emigración de personas con título académico escolar o universitario ha aumentado en un 43%”, explica Militello.

No puede decirse tampoco que las personas que han aprovechado la pandemia para regresar a sus localidades natales sumen una cantidad baja. Un estudio de la asociación South Working en colaboración con la entidad de prospección económica Svimez registró a cerca de 100.000 personas que en 2020 habían trasladado su home office a sus regiones natales meridionales.

Localidades que se revitalizan

Pero esta migración inversa no solo sería buena para quienes vuelven a casa, las y los “South workers”, como los denomina Militello: “La región misma también se beneficia, por una parte, claro está, de que los South workers gasten su salario en los municipios del sur”. Pero, según Militello, las y los South workers no solo estarían haciendo circular más liquidez, sino también causando transformaciones de más calado, como que se readapten edificios abandonados, se vuelvan a abrir negocios familiares o se funden empresas nuevas.
  • Spazio di coworking “Casa Netural” a Matera Foto (dettaglio): © Andrea Paoletti
    Spazio di coworking “Casa Netural” a Matera
  • “Beehive”, spazio di coworking a Trapani Foto (dettaglio): © Sergio Parisi
    “Beehive”, spazio di coworking a Trapani
  • “Moltivolti”, spazio di coworking, ristorante e centro culturale a Palermo Foto (dettaglio): © Tommaso Mazzara
    “Moltivolti”, spazio di coworking, ristorante e centro culturale a Palermo
  • “Beehive”, spazio di coworking a Trapani Foto (dettaglio): © Sergio Parisi
    “Beehive”, spazio di coworking a Trapani
  • “Isola”, spazio di coworking a Catania Foto (dettaglio): © Jacopo Genuardi
    “Isola”, spazio di coworking a Catania
  • Il team di “South Working” Foto (dettaglio): © Carmelo Ignaccolo
    Il team di “South Working”
  • “Isola”, spazio di coworking a Catania Foto (dettaglio): © Jacopo Genuardi
    “Isola”, spazio di coworking a Catania
“Lo que más me llega al corazón –prosigue– es que revitalicen la vida local y participen en ella, que se involucren activamente con ideas para mejorar servicios e infraestructuras.”

Aquí es importante que haya oficinas compartidas bien equipadas donde poder conocer a otras personas y donde surjan ideas nuevas. Desde 2020, la asociación South Working lleva registradas ya 230 de estas oficinas, 50 de las cuales forman a fecha de hoy una red de trabajo dentro de la asociación South Working.

Un ejemplo de colaboración fructífera entre South Workers y el municipio lo encontramos en Castelbuono, un pequeño pueblo de montaña en el interior de Sicilia. El municipio ha dotado de nuevas funciones una sala del castillo local, del siglo XIV, y otro espacio más en el claustro de un monasterio; ahora son oficinas compartidas con conexión rápida a Internet y en este momento las usan regularmente casi 200 personas.

Adiós a la mentalidad “de-9-a-5”

En cualquier caso, para que el South working pueda funcionar realmente es imprescindible desprenderse de la mentalidad laboral de-9-a-5, tan firmemente anclada aún sobre todo, según Militello, en las empresas italianas.

“Un modelo laboral flexible trae ventajas tanto a las y los empleadores, en la medida en que el punto de interés central se mueve al logro de objetivos y la productividad, como también a la plantilla, que pueden elegir libremente su localidad de trabajo y recuperar relaciones personales que muchas veces no tuvieron más remedio que abandonar al tenerse que mudar de ciudad.”

Que el South working también pueda contribuir a largo plazo a evitar la marcha de la fuerza laboral de alta cualificación, eso es algo que ya se verá.

“Hasta hoy se la consideraba una evolución sin vuelta atrás y sin posibilidad de cambio. Ahora, al menos tenemos la esperanza de que sí se pueda cambiar algo en ella.”
 

Top