Acceso rápido:

Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3) Ir directamente al primer nivel de navegación (Alt 2)

“A German Party”, Simon Brückner
Cine alemán en la Berlinale (III)

Fotograma de “A German Party” de Simon Brückner, 2022
Fotograma de “A German Party” de Simon Brückner, 2022 | © Spicefilm

El documentalista regresa al largometraje con una mirada casi científica al día día del partido alemán de extrema derecha más polémico de los últimos años.

De Luis Enrique Forero Varela

Siete años después de Aus dem Abseits (2015), Brückner se adentra otra vez en el ámbito sociopolítico de la Historia, esta vez desde un ángulo diferente. El trabajo con A German Party surgió en 2019: el cineasta alemán comenzó a registrar, con un reducido equipo técnico, las reuniones, los mítines y demás actividades de algunos miembros del partido AfD (Alternative für Deutschland), y dedicó dos años a acompañarlos durante campañas, mítines, elecciones regionales y nacionales. Desde un enfoque muy particular.

Una aproximación honesta

Y es que, a pesar de lo que pudiese sugerir el título del documental —omitiendo el nombre de esta polémica agrupación de extrema derecha—, la decisión expresa de mirar sin prejuzgar ofrece imágenes neutras de los hechos, las actividades y discusiones en las que participan nombres como Frank Hansel o Hannes Gauck, entre otros. Asistimos, pues, a un extracto de lo que podría ser la cotidianeidad de cualquier partido político a lo largo de las casi dos horas de metraje, seleccionadas de unas quinientas horas filmadas. Sin embargo, y aquí radica lo interesante, esta neutralidad estimula el pensamiento crítico, dada la brutal honestidad de la película. Aquí no hacen falta manierismos narrativos a lo Michael Moore para reflexionar acerca de las intenciones xenófobas y ultranacionalistas de un partido en constante tela de juicio por la opinión pública y por la Justicia  —sus facciones der Flügel y la Junge Alternative han sido tildadas como extremistas por parte de la Oficina Federal de Protección de la Constitución.

Fotograma de “A German Party” de Simon Brückner, 2022 Fotograma de “A German Party” de Simon Brückner, 2022 | © Spicefilm

Más allá de la controversia

A través de los seis capítulos en los que divide el film, Brückner evidencia las intenciones del partido por apelar a un ethos que colisiona con la diversidad cultural o las políticas inclusivas; una hoja de ruta en la que los miembros de AfD se sirven de distintas estrategias como el apoyo al movimiento antivacunas y negacionista de la Covid-19, o la instrumentalización de la situación geopolítica de la comunidad migrante, para consolidar su presencia. El visionado de A German Party resulta una experiencia cargada de intensidad, no solamente por su carácter testimonial o por despertar la discusión sociopolítica dentro de Alemania, sino porque esta situación, inscrita como está en nuestra sociedad actual, demuestra una tendencia global hacia la eclosión de un nuevo tipo de nacionalismo — con neologismos en sus apelativos, como alt right — muy mediático, orgulloso de causar polémica y aparecer en los periódicos; una nueva manera de entender la política, donde la demagogia y la manipulación de las crisis y catástrofes naturales para beneficio propio parecen la nueva manera de hacer campaña, sin un ápice de vergüenza. Esta película pone de manifiesto, sin ninguna duda, cómo una imagen vale mucho más que mil palabras.

Top