Acceso rápido:

Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al primer nivel de navegación (Alt 2)

“Bettina”, Lutz Pehnert
Cine alemán en la Berlinale 2022 (VII)

Fotograma de “Bettina” de Lutz Pehnert, 2022
Fotograma de “Bettina” de Lutz Pehnert, 2022 | © Lutz Pehnert / solofilm

En la sección Panorama se estrenó este documental dedicado a la trayectoria de la cantante folk Bettina Wegner.
 

De Miguel Muñoz Garnica

“Nunca debes contar mentiras, me enseñaron de pequeña; y por eso siempre estuve segura de que no me dirían más que la verdad.” Estas líneas cantadas por Bettina Wegner acarrean significaciones para cualquier trayectoria vital, pero especialmente para una vivida bajo la República Democrática alemana y su red estatal de censura e información falseada. Como tantos otros compatriotas artistas, Wegner, crecida en el Este y con una carrera exitosa entre las dos Alemanias desde finales de los sesenta hasta la caída del Muro, sufrió la persecución política. En 1968 distribuyó panfletos por Berlín Este protestando contra la represión de la Primavera de Praga. Le costó la expulsión de la escuela de artes y 18 meses de libertad condicional.

Documental tradicional

A este episodio dedica Pehnert la parte más llamativa de su documental, por lo demás adscrito a los códigos más tradicionales de la entrevista de busto parlante, la imagen de archivo y la estructura narrativa biográfica. Uno de los documentos más valiosos que encontró el cineasta fue el audio del interrogatorio de Wegner tras su detención, en el que la propia cantante no sabía que estaba siendo grabada. Cada vez que aparece este testimonio, la película se vacía de imágenes y nos expone a sus respuestas a la interrogadora. Podría llevar a engaño la voz apocada y dulce de la artista, pero la honestidad y la contundencia con la que explica por qué distribuyó esos panfletos y por qué no está de acuerdo con la política de la RDA tiene un impacto innegable, más aun sabiendo que su interlocutora no es otra que la Stasi.
Fotograma de „Brigitte“ de Lutz Pehnert, 2022 Fotograma de „Brigitte“ de Lutz Pehnert, 2022 | © Lutz Pehnert / solofilm

Una voz imparable

Los versos citados al comienzo, o uno de los diez mandamientos propios que Wegner anuncia en esa misma canción –“Grita fuerte cuando los demás no hablen”–evidencian entonces una conexión total entre vida y obra. La leyenda dice que Wegner, que ya hizo sus primeros pinitos como cantante infantil, quería escribir canciones de amor pero surgieron otras cosas. Su historia parece decirnos que, pasara lo que pasara, estaba hecha para que su voz se oyera.

Así pues, la austeridad formal por la que apuesta Pehnert parece venir de la consagración del documental a la figura de Wegner, sin más propósito que dejarnos escuchar sus canciones – Joan Baez hizo una versión de Kinder, que fue con diferencia su tema más popular – y asomarnos a una vida intensa, agridulce entre los éxitos artísticos y los reveses políticos. Un recurso muy llamativo se repite al comienzo y al final: sobre lo que parece un festival contemporáneo de música electrónica y sus jóvenes asistentes, Pehnert apaga el sonido e inserta canciones de nuestra protagonista. Sin duda, una declaración de fe en que su música sigue teniendo mucho que decir hoy.
 

Top